Nación

Agrometeorólogo Agustín Moreira: Seguirá lloviendo, y “podrían haber más catástrofes”

Especialista del Centro Humboldt analiza las amenazas de más tormentas tropicales; "No ha terminado la temporada de huracanes 2020", advierte

Nicaragua todavía tiene riesgo de sufrir más deslaves e inundaciones como consecuencia de las lluvias porque, además de que los suelos se encuentran saturados, la temporada de huracanes todavía no ha terminado y podría extenderse hasta el mes de diciembre, alerta el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira.

Desde el impacto del huracán Eta y recientemente el huracán Iota, en el Caribe Norte y la región norte del país, se ha comparado el daño que estos provocaron el del huracán Mitch, de 1998. Sin embargo, Moreira detalló que los últimos huracanes impactaron y se desintegraron en el territorio nacional, mientras que del Mitch solo una banda de lluvia fue la que afectó al país.

Sin embargo, ambas afectaciones están en la memoria colectiva de un país que continúa vulnerable a los desastres naturales. Inundaciones, destrucción de viviendas y deslaves se han visto a lo largo de todo el territorio nacional como consecuencia de la saturación de suelos, y el especialista explica que la cantidad de agua que cayó sobre varias partes del territorio nacional en 24 horas era el equivalente que debía caer en un período de dos meses.

En Rivas por ejemplo, Moreira reveló, con sus datos y análisis, que cayeron 288 milibares de lluvia en menos de 24 horas y en el territorio nacional estos valores son de 750 milibares, “lo que se da en menos de dos meses”.

Los milibares son la unidad de medida que determina la presión atmosférica y permite explicar, con aparatos especializados, la cantidad de lluvia que ha caído sobre un territorio específico, en este caso Nicaragua.

Temporada de huracanes podría extenderse

Durante una entrevista en el programa Esta Noche, Moreira agregó que como consecuencia de las alteraciones que sufre el mundo por el cambio climático, y al igual que ocurre con fenómenos como El Niño (sequía) y la La Niña (lluvia abundante), la temporada de huracanes podría extenderse hasta diciembre, mientras se mantiene la vigilancia en otras alteraciones climáticas sobre el Océano Atlántico.

“Tenemos un frente frío localizado al frente del Golfo de Honduras que disminuirá las temperaturas, tenemos tres ondas tropicales, dos en el Caribe y una en las Antillas Menores, pero este día jueves está ingresando una onda tropical, generando posibles lluvias para el fin de semana y esto nos viene a causar más riesgos. Continuarán los deslaves y los ríos que no han bajado sus caudales (podrían desbordarse). Podrían haber más catástrofes en los próximos días”, advirtió Moreira.

Estos fenómenos naturales también agravan su impacto por el despale indiscriminado que se da en el país, explicó. Ese despale, en conjunto con la saturación de los suelos, provoca deslaves como el del Macizo de Peñas Blancas, que ha dejado doce personas fallecidas, según información oficial.

“Hay afectaciones en cultivos”

Moreira también advirtió que ya se están viendo las afectaciones en los cultivos, principalmente de frijol, por la incesante lluvia que ha caído en el territorio nacional.

Sin embargo, explica que no solo ese producto está afectado, sino que también los daños se extienden hasta la caña de azúcar, arroz, maíz y sorgo. “Y si es en el caso del maní están teniendo muchas pérdidas los productores porque las precipitaciones han impedido las cosechas”, relató.

Como las lluvias continuarán en los próximos días, es probable que las afectaciones a esos cultivos sean todavía mayores, lo que también tendrá repercusiones en el precio para el consumidor final.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend