Política

Pistolero irrumpe en protesta contra CSE y dispara a manifestantes

“Atentado frente a la Policía”

“Están practicando el sicariato”, afirma el diputado opositor Eliseo Núñez. Policía falla en su rol de proteger a los ciudadanos. "Hay una línea doctrinaria de que a unos se les aplica la ley, y a los que son amigos, aunque maten, se tratan como amigos", alerta Gonzalo Carrión



Los balazos que un pistolero ejecutó este miércoles contra manifestantes que demandaban elecciones libres y transparentes en las inmediaciones del Consejo Supremo Electoral (CSE), en Managua, fue calificado como “un atentado” y “paramilitarismo” por opositores al régimen del comandante Daniel Ortega y defensores de derechos humanos, quienes coincidieron en que lo más grave del hecho fue que el sujeto tuvo tiempo para detonar tres veces el arma y escapar ante los ojos de decenas de oficiales de la Policía Nacional que tenían custodiado el perímetro.

“La Policía ni se inmutó durante el ataque”, cuestionó el diputado del Partido Liberal Independiente (PLI), Eliseo Núñez. El legislador participó en la jornada de protesta número 21 y afirmó que, a juzgar por la pose estilizada que el sujeto adoptó para disparar, podría tratarse de “un oficial encubierto”. “Están practicando el sicariato”, acotó.

“Nada, yo no vi nada… ¿No ven a cuántas cuadras estoy yo?”, justificó el comisionado Juan Valle Valle, jefe de la brigada de tránsito de Managua, quien, junto a otros oficiales que lo acompañaban, presenció los disparos a pocos metros de distancia. Lo que hizo el alto jefe policial fue huir hacia la gasolinera UNO, situada en la Rotonda Rubén Darío, para después desconocer ante los periodistas el suceso que horrorizó a los manifestantes.

“El comisionado Valle tiene una responsabilidad en el terreno. Él es una de las personas antiguas en la Policía Nacional que sabe muy bien el empleo de la fuerza, detener a personas sin causar daños; sabe muy bien qué tiene que hacer cuando una persona hace uso de arma”, aseguró Gonzalo Carrión, director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

Además del comisionado Valle, en el plantón se encontraba el Inspector General de la Policía, el comisionado Pablo Emilio Avalos. Tampoco hizo nada por neutralizar al atacante, pese que a sus órdenes tenía el cordón policial de más de 150 efectivos.

Valle argumentó que en el momento del ataque no tenía armas, porque estaba fungiendo como policía de tránsito. Sin embargo, el director jurídico del CENIDH recordó que ante una situación en la que la vida de las personas está en riesgo, cualquier oficial debe actuar, como lo establece la ley de la institución.

“El comisionado Valle es la demostración elocuente de que la Policía se queda de brazos cruzados, casi que se saluda con el delincuente, porque hay una línea doctrinaria de que a unos se les aplica la ley, y a los que son amigos, aunque maten, se tratan como amigos”, sostuvo Carrión.

El atacante, vestido de negro totalmente -“como un paramilitar”, según el diputado Núñez-, salió de las filas de un grupo progubernamental, que llegó a manifestarse en favor del Poder Electoral y sus magistrados, coincidiendo con el denominado en las redes sociales #MiércolesDeProtesta.

El grupo progubernamental no dejó pasar a los manifestantes del miércoles de protesta. Carlos Herrera/Confidencial
El grupo progubernamental no dejó pasar a los manifestantes del miércoles de protesta. Carlos Herrera/Confidencial

El grupo afín a la causa del CSE fue convocado por la “Asociación de Veteranos de Guerra sin Frontera, Fuerza Democrática Nicaragüense”, liderada por José Luis González, alias “comandante Lucas”. En su mayoría los integrantes eran campesinos de León, Boaco y Masaya quienes formaron una valla para impedir el paso de los manifestantes. Eso causó encontronazos entre ambos bandos, llegando a insultos verbales y golpes.

En medio de la tensión, el armado golpeó con la cacha de la pistola a un joven perteneciente a la Fundación Forjando el Futuro Nicaragüense (Forfunic). Al ver el arma, los manifestantes entraron en pánico y comenzaron a gritar “¡anda armado, anda armado!”.

“Estábamos tirando huevos a la pancarta del presidente inconstitucional Daniel Ortega cuando el señor llegó y le pegó con la cacha a un joven de nuestro grupo, Chéster, y entonces me apuntó… Gracias a Dios no me pegó y todo el mundo vio cuando me dijo te voy a matar”, describió David Campos, otro miembro de Forfunic.

El sujeto comenzó a correr hacia la Avenida Universitaria al ser acorralado por varios manifestantes que le arrojaban piedras y huevos para alejarlo del grupo central de la protesta. El armado hizo dos amagos de disparar, y fue hasta el tercero cuando lo hizo a quemarropa. Primero fue una detonación. Luego dos. El horror se apoderó de la gente que comenzó a lanzarse al piso y a correr despavorida, mientras el comisionado Valle caminaba casi a la par del atacante hacia la gasolinera, según fue capturado en un video deConfidencial.

El diputado Núñez relató que había varios sujetos armados, pero solo uno usó el arma. “Habían como 10. Todos vestidos de negro. Se giraban para que les viéramos las armas debajo de la camisa, en la espalda, intimidando… andaban bastones de policías y botas”, narró Núñez en el programa Esta Noche.

Tras finalizar su ataque, el sujeto corrió y corrió hasta que una moto sin placas lo recogió. “Ese hombre actuó como amigo de la Policía, como paramilitar, con arma de fuego”, insistió el jurista del CENIDH, calificando el hecho de “atentado ante la Policía”. Minutos después de la agresión, una moto emergió del cordón de antimotines, por Plaza El Sol, con dos hombres vestidos de negro pero fueron apedreados por los manifestantes.

“Eso fue exposición a personas al peligro… No había un blanco fijo pero quiso intimidar”, observó Ana Margarita Vijil, presidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), quien promueve estas protestas en demanda de comicios electorales sin vicios.

De acuerdo a Vijil, ella pudo constatar que en los alrededores de la sede del CSE estaban “refuerzos” de la Juventud Sandinista (JS) con bates de aluminio. “Hay un proceso de intimidación de parte del orteguismo para meter en miedo a los que protestan o los que quieren sumarse”, dijo la dirigente del MRS, aunque dejó claro que las protestas no cesarán.

Los integrantes de Forfunic interpusieron la tarde del miércoles denuncia ante el CENIDH y la dirección de Asuntos Internos de la Policía Nacional, ubicada en Plaza el Sol.

Manipulan a campesinos

Los campesinos impidieron el paso de los manifestantes del Miércoles de Protesta. Carlos Herrera/Confidencial
Los campesinos impidieron el paso de los manifestantes del Miércoles de Protesta. Carlos Herrera/Confidencial

Varios de los campesinos trasladados a Managua por la “Asociación de Veteranos de Guerra sin Frontera, Fuerza Democrática Nicaragüense” dijeron a Confidencial que vinieron motivados por los problemas de tierras que sufren, los cuales ni el gobierno del comandante Daniel Ortega ni la Intendencia de la Propiedad les resuelven.

“La venida aquí es por el asunto de unas tierras, es lo queremos para seguir adelante. Solo por eso”, afirmó la campesina Luz Marina Alvarado. La mujer no tenía entre sus prioridades mostrar apoyo al CSE.

“Venimos porque tenemos una permuta, no nos han cumplido y nos han sacado del Timal… Jaime Cuadra Somarriba, un general sandinista, nos dio esa permuta, pero el comandante Daniel tiene que darnos respuesta, porque dijo que va titularnos”, aseguró Mireya Gadea Chavarría.

Al decirle a Gadea Chavarría que el motivo de la marcha era por apoyar el CSE, la campesina reaccionó y dijo que “era lo mismo” que venían hacer, pero no pudo argumentar más. Los dirigentes de la Asociación hacían señas a los campesinos cuando eran entrevistados para que recordaran mencionar el apoyo al Poder Electoral.

“Les habían dicho que si venían les iban a resolver sus problemas de tierra, pero lo que vemos es una treta más, una manipulación más del orteguismo. Y sinceramente vemos miedo. Por eso están tratando de hacer este tipo de cosas”, dijo la presidenta del MRS, después de que conversó con los campesinos.



2 Comentarios


  1. CUANTA IMPUNIDAD,,,,,campea en nuestra querida NICARAGUA,,,la injusticias,,los abusos a los derechos humanos,,y la irresponsabilidad de un gobierno y la policía que se dice, de seguridad ciudadana,,,cada dia,,,se les cae la careta,,de ser una policía parcializada,servil y putrefacta en su actuar,,,,,,,deben tener conciencia que quien les paga su salario ES EL PUEBLO,,,,y no atentar contra el derecho a la vida,,,al trabajar en contubernio con delincuentes de largo historial,,,,para que aterrorizen a la población,,,,este cuento de AVIVAR LAS PROTESTAS,,NI el mas bobo lo cree,,,el UNICO QUE SE BENEFICIA CON ESE CHOW DEL PISTOLERO ES EL REGIMEN DE ORTEGA,,,,que cada dia tiene PAVOR,,,que el pueblo se levante,y explote y es a punto de TERROR,CON TURBAS,,SICARIATO,,,JUVENTUD ORTEGUISTA,,quiere DETENER LA AVALANCHA del descontento popular,,,,,,,cuando un pueblo explota,,,es como LOS VOLCANES,,,,,,USTED MEJOR QUE NADIE DEBE SABERLO PRESIDENTE ORTEGA.

  2. Da verguenza pública la impunidad con que actúan estos maras o sicarios del gobierno de Ortega. Otra demostración del Totalitarismo y comportamiento dictatorial de la familia presidencial, al permitir la impunidad y que la Policía Nacional quede como trapo sucio ante el pueblo. El único que tiene miedo a las manifestaciones pacíficas donde se reclaman elecciones libres en Nicaragua y de perder el poder es Ortega y familia.