Nación

Fiscalía acusa a campesinos de ocho delitos, audiencia inicial será el 15 de agosto

Audiencia preliminar contra Medardo Mairena sin sus abogados y en secreto

Medardo Mairena

Familiares de Mairena y su compañero de lucha, Pedro Mena, no saben nada de los campesinos desde su detención



El Ministerio Público acusó a Medardo Mairena, representante de la Alianza por la Justicia y la Democracia en la mesa de Diálogo Nacional, y Pedro Mena, dirigente campesino, por los delitos de asesinato, terrorismo, crimen organizado, secuestro simple, robo agravado, daños a la propiedad privada, entorpecimiento de servicios públicos y lesiones.

Señaló a Mairena y Mena como responsables del asesinato de cuatro oficiales de esa institución ocurrido en el departamento de Río San Juan. Henry Morales, juez del juzgado sexto penal de audiencia de Managua, admitió la acusación y realizó la audiencia preliminar bajo un fuerte despliegue de seguridad, sin presencia de los familiares de Mairena y Mena, y sin abogados de su elección para su defensa.

Mairena y Mena llegaron a los juzgados de Managua la mañana de este martes en un microbus blanco, esposados y con la mirada perdida. Escucharon atentamente la acusación del Ministerio Público, y luego al juez Morales, quien ordenó prisión preventiva para ambos, y los citó para el 15 de agosto a la audiencia inicial.

Julio Montenegro, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), denunció que las autoridades del Complejo Judicial bloquearon el acceso a los abogados de este organismo, y que realizaron una “audiencias clandestina”, que solo contó con la presencia de oficiales de la Policía y algunos medios oficialistas.

“Además tenemos una detención ilegal, violación a sus derechos, al presentarlos y que no tengan la oportuna defensa, también restricción de familiares y el no acceso a medios, exceptuando los oficialistas”, afirmó Montenegro.

La CPDH ha insistido en que los procesos judiciales deben ser públicos, y que esto no puede ser obviado por las autoridades, pero en los casos que atiende este organismo de derechos humanos (suman alrededor de 40 en estos meses de protestas), las audiencias se han hecho de manera clandestina y están imponiendo a los ciudadanos procesados abogados que llegan a “aparentar una defensa”.

Montenegro aseguró que introducirán el cambio de defensa, aunque para hacer dicho proceso, deben tener información del sistema judicial sobre el número de expediente.

“Principalmente esa será nuestra dinámica como abogados. Quiero insistir en que intentamos hablar con el presidente del Tribunal de Apelación, Gerardo Rodríguez, sin embargo, no nos respondió nuestra petición y nos ha hecho esperar”, argumentó Montenegro.

Familiares desesperados

Alfredo Mairena, hermano de Medardo Mairena, y Kelner Mena, hijo de Pedro Mena, aseguraron en el programa televisivo Esta Noche, que la información que tienen sobre el paradero de sus familiares es limitada y que desconocen en qué prisión se encuentran.

“No tenemos información, no nos han dejado verlos, a nadie ni siquiera a los abogados. Nos viene  bloqueando y hasta después que terminó la audiencia nos dimos cuenta que los están acusando de crímenes que nunca han cometido. No sabemos si están golpeados, eso es lo que se especula”, aseguró Kelner Mena, quien reafirmó la negligencia del judicial que lleva el caso, al no permitir que los abogados de la CPDH, entraran a realizar la defensa.

Sobre el cargo de asesinato por el que acusan a Mairena y Mena, sus familiares aseguraron que no tienen nada que ver con ese delito, pues al momento del ataque en San Miguelitio, Río San Juan, ambos se encontraban en la marcha “Juntos Somos un Volcán”, que se realizó en Managua.

“Los Policías, que fueron ayudados por la propia gente después del ataque, dijeron que los disparos salieron de la Alcaldìa. Es decir, no tienen pruebas para inculpar a Medardo y Pedro. El día de ese ataque, Medardo participó en la marcha en Managua y Pedro también. Es ilógico que hayan causado esa masacre, es algo absurdo que solo ellos (policìa y autoridades) pueden creer”, insistió el hermano de Medardo.

Mairena fue arrestado junto Pedro Mena el pasado viernes 13 de julio al ingresar al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, cuando se disponían a viajar fuera del país, rumbo a Estados Unidos a una actividad en apoyó al Movimiento Campesino.

Según Alfredo Mairena, la detención de su hermano y Mena, sucedió en el área de abordaje del aeropuerto. Los agentes de migración arrebataron los pasaportes de los dos dirigentes campesinos, y luego los metieron a una oficina para  interrogarlos.

“Junto a otros muchachos los andábamos dejando. Nosotros miramos desde el inicio esa malicia. Nos preocupamos mucho cuando los metieron a esa oficina, porque después de eso no los volvimos a ver”, relató Alfredo.

Plantón de apoyo 

Este martes por la mañana, en las afueras del Complejo Judicial de Managua se apostaron decenas de activistas de derechos humanos y de movimientos cívicos, que portando fotografías de Mairena y Mena, exigieron la liberación de los dos campesinos. Mostraron carteles donde pedían “Justicia para los campesinos”, “Justicia para los nicaragüenses”, que acompañaron con gritos como “No más represión”, “Estado terrorista”, “No a la justicia orteguista”.

Algunos portaban la bandera azul y blanco de Nicaragua y otros cubrían sus rostros por temor a represalias del Estado. Con un gran parlante, y un micrófono, y canciones como “Solo le pido a Dios”, de Mercedes Sosa, los pobladores manifestaron su rechazo a la detención ilegal de los dirigentes campesinos.

A ratos bloqueaban el paso de vehículos. Los conductores apoyaron con el sonido de sus bocinas. Y aunque llovió, esto no impidió que siguieran gritando, pidiendo la libertad de Medardo y Mena. 

María José Molina expresó que a raíz de los últimos acontecimientos de represión, “el pueblo debe estar más unido”. Apoyar y presionar para que el régimen de Daniel Ortega no siga cometiendo más atropellos contra los ciudadanos que solo desean manifestarse en contra de su Gobierno.

“Además de asesinar están atrapando a persona de manera arbitraria, ilegalmente, y esto causa indignación, porque a quién más vamos a acudir si el Estado es cómplice”, manifestó Molina.

Carlos López, habitante de Managua, expresó su descontento contra el Gobierno de Ortega. Opinó que apoyó el plantón al ver la represión del Estado en contra del pueblo durante estos tres meses de protestas.

Los familiares de Mairena y Mena, instaron a los ciudadanos a seguir apoyando los plantones y las marchas que tienen planeada realizarse, pues es en este momento cuando “el pueblo se tiene que unir. No solo porque ellos estèn detenido, esto se tiene que acabar. Hay que seguir adelante”, insistió Alfredo Mairena.

“La gente tiene que unirse. Apoyar, que hagan marchas, que salgan, que no se depriman y a la Alianza, les pido que nos apoyen, que aboguen por Medardo y mi papá, porque ellos han sido personas esenciales que han apoyado esta lucha, y porque sería injusto abandonarlos en este momento, que es cuando más los necesitan”, expresó Kelner Mena.