Nación

Avil Ramírez: “Somos testigos de algo que ocurrió hace más de 40 años”

Déjà vu, un libro basado en las portadas del diario somocista Novedades, publicadas entre noviembre de 1976 y junio de 1979

El escritor y exministro de Defensa en Nicaragua, Avil Ramírez, presentó su libro Déjà vu, una obra basada en la selección de las portadas del diario Novedades, publicadas entre noviembre de 1976 y junio de 1979, que reflejan la óptica del poder sobre la vida, el país y las noticias, en esa época, y que revelan el paralelismo que existe entre lo vivido en el tiempo de la dictadura somocista y los hechos suscitados durante el régimen orteguista.

“Tristemente los nicaragüenses estamos siendo testigos de algo que ocurrió hace más de 40 años. Los que teníamos 15 recordamos pinceladas de esa situación desde la óptica del poder, como decías vos, y vemos cómo se va repitiendo”, explicó el autor en el programa televisivo Esta Noche.

Para algunos leer este libro significa revivir situaciones similares que ocurrieron en la dictadura somocista. Para otros recorrer las páginas de Novedades, a través de esta obra, es un aprendizaje de la historia de hace cuarenta años. Hay quienes piensan que es un manual para el propio régimen orteguista, pues utilizan los mismos símbolos, mensajes, mentiras, endiosados en “victorias” que no son más que su camino al despeñadero.

“Somoza desde sus periódicos proyectaba a sus seguidores triunfos y victorias militares. Ellos (el régimen orteguista) utiliza palabras técnicas como ‘Operación Limpieza’ que es como se le denominaba en tiempos del somocismo a la incursión de la EBI en las ciudades que habían sido abandonadas por los guerrilleros”, explicó.

Para recopilar las portadas del diario Novedades, Ramírez acudió a la hemeroteca de la Universidad Centroamericana que es bastante completa y contiene hasta la última edición de este medio somocista. La primera tapa que eligió para su libro fue la misma que informó sobre cómo fue la elección del presidente estadounidense Jimmy Carter.

“En el libro reflejo de que, en 1978, antes de que antes asesinaran al doctor Pedro Joaquín Chamorro, la guerrilla no era más de 300 soldados insurreccionados. Era una guerrilla muy pequeña y fue el asesinato del doctor Chamorro que hace que la gente se vuelque en las calles a protestar, primero exigiendo y demandando justicia. La forma en la que el somocismo reprimió a la población, que pedía justicia por el asesinato del doctor Chamorro, es lo que permite que exista mayor apoyo al movimiento guerrillero, que se va nutriendo de ese descontento popular”, señaló.

Las protestas en contra de Somoza

Luego del asesinato del doctor Chamorro, después de enero de 1978, Somoza enfrentó la primera oleada de esa rebelión nacional. Para calmar los ánimos, convoca a una manifestación en la que es vitoreado por sus partidarios “no te vas, te quedás”. Una consigna basada en una frase que dijo su padre Anastasio Somoza García: “Ni me voy ni me van”.

El 30 de mayo de 2018 Ortega dijo casi lo mismo que Somoza García: “Aquí no se va nadie, aquí nos quedamos todos”. Sus fieles modificaron la frase y le vitorearon el 19 de julio de ese mismo año “Daniel se queda, mi comandante se queda”.

“Yo entiendo que Ortega y Murillo se encontraban exiliados en Costa Rica en esos momentos (cuando a Somoza hijo le vitorearon), pero no creo que algunos de los que los asesoran no les recuerden que esas eran las formas del somocismo, los partidarios vitoreaban al único líder del partido liberal tal como ocurre en la actualidad”, señaló.

Ramírez menciona que el argumento de Somoza, de aferramiento al poder y de apego a la Constitución, es el mismo que utiliza Ortega cuando se le ha solicitado el adelanto de elecciones para solucionar la crisis.

“Somoza nunca dio por sentada la posibilidad de renunciar, siempre insistió que su periodo terminaba el primero de mayo de 1981. Así como Ortega reclama el apego a la Constitución que él mismo ha violentado reiteradamente para justificar la permanencia en el poder, pero con una gran diferencia: Somoza enfrentaba una rebelión armada”, opinó.

El impacto en los lectores

Ramírez presentó su libro la semana pasada en Managua. Según el autor la aceptación en la juventud ha sido extraordinaria, sobre todo por la curiosidad de sus afirmaciones en redes sociales. En el caso del público sandinista, afirmó que cercanos al círculo del Gobierno querían leerlo por interés personal.

“Me han dicho que por curiosidad querían ver el libro y comprarlo. Ellos vivieron esa situación hace cuarenta años y me encantaría que reflexionaran sobre el fin que tuvo esa dictadura producto de las incongruencias del régimen y de la intolerancia”, expresó.

Ramírez recordó que además de la incongruencia del régimen somocista, hubo otros factores decisivos como el total respaldo del sector privado. “Eran los empresarios los que apoyaban la lucha contra el somocismo. En algunas páginas de La Prensa se publicaban sendos comunicados del Grupo Pellas, el Banic, ante la intolerancia del régimen”, refirió.

El libro puede adquirirse en Managua en las librerías Hispamer y Literato. También en Amazon en edición electrónica y física para quienes viven fuera del país. Asimismo, existe la posibilidad de una presentación en Costa Rica. Algunas ganancias serán para apoyar a los exiliados en ese país.

Advertisements

Más en Nación

Send this to a friend