Economía

BCN confirma caída económica del PIB de -4.5 por ciento

Fuerte golpe a la economía en el segundo trimestre, así como una reducción en la recaudación tributaria

El presidente del Consejo Directivo del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, dijo que esa institución mantiene su proyección de que el producto interno bruto (PIB) de 2020, decrecerá a razón de -4.5%, y que la inflación estará controlada, al cerrar en 3.7%. Esta misma semana, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), calculaba que el PIB marcaría un descenso de -5.0% al finalizar el año.

La información ofrecida por el BCN se basa en que el Fondo Monetario Internacional espera que los resultados del PIB mundial sean “menos negativos” de lo que pronosticaba hace unos meses. Si en junio pasado se auguraba una caída global de -5.2%, en octubre del 2020 revisó su pronóstico, y ahora espera que la contracción se quede en -4.4%.

En el ámbito nacional, Reyes destacó que el PIB del primer trimestre mostró un crecimiento de 1.7% y cómo, a partir de marzo, “se comenzaron a manifestar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus… lo que afectó el desempeño del segundo trimestre… que registró una reducción interanual de 7.9%”.

Los datos del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE, que ofrece una imagen de corto plazo acerca de lo que podría suceder en el acumulado del año), también dan pie al optimismo moderado del ente rector de la actividad monetaria en el país, al detectar que abril fue el mes de mayor impacto de la pandemia (-9.9%), “con tasas cada vez menos negativas durante mayo y julio, sugiriendo que la actividad económica se encuentra en proceso de recuperación”.

La actividad turística, medida en su componente de hoteles y restaurantes, fue la más golpeada (-51.2%), aunque otras estaban en terreno positivo en el mes de julio: agricultura (9.7%), pecuario (4.6%) y comercio (5.5%).

Desempleo masivo, pero ven mejoras

En medio de un creciente desempleo, el informe del BCN se dio tiempo para celebrar pequeñas mejoras, al reflejar que “la tasa de desempleo abierto pasó de 4.8% en el primer trimestre, a 5.4% en el segundo”, mientras el subempleo crecía 1.2 puntos, al pasar de 44.7% a 45.9% en el mismo período.

El incremento observado en el indicador que mide el desempleo abierto es moderado “con respecto a la reducción observada en la actividad económica”, aseguró el Banco.

El BCN apunta ligeras recuperaciones en el número de afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social “que constituye otro indicador de empleo”, y sumó 2391 afiliados en agosto, y otros 958 en septiembre, “luego de cuatro meses consecutivos de desafiliación neta”.

Puestos a expresar deseos, el BCN espera que “la tasa de ocupación y de participación laboral aumenten de manera importante durante la segunda mitad del año, una vez que la economía mundial se reactive y que la economía nacional consolide su recuperación. También se espera que mejore la participación de los afiliados de la seguridad social”.

El documento señala que las reservas internacionales brutas alcanzaron un saldo de 2907.6 millones de dólares en septiembre, lo que es 510.1 millones más que en diciembre de 2019; representa una cobertura de 2.97 veces la base monetaria y 7.96 meses de importaciones, además de acercarse al máximo de 2970.2 millones que había en abril de 2018.

Aunque no entra en detalles, el informe leído por Reyes sí admite que “la reducción de la actividad económica afectó consecuentemente la recaudación tributaria”, indicando de inmediato que “en los últimos meses se observa una tendencia hacia la recuperación”.

En referencia a los gastos del Gobierno, detalla que “se ejecuta conforme lo presupuestado”, financiados con Bonos de la República “conjuntamente con la entrada de recursos externos”. A julio de 2020, el Sector Público no Financiero registró un déficit acumulado de 4457.7 millones de córdobas, después de mostrar un superávit de C$2708.4 millones a julio del 2019.

Para lo que resta del año “se espera que los depósitos crezcan, que el crédito presente colocaciones netas cada vez menos negativas, y que las reservas internacionales continúen consolidándose”.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend