Centroamérica

Representantes de los países del SICA, de México y de la OIM se reunieron en Guatemala

Centroamérica dará el primer paso para atajar la crisis de cubanos

Se acordó realizar un ejercicio piloto de traslado humanitario para la primera semana de enero.



Centroamérica y México, con la ayuda de representantes internacionales, acordaron hoy dar el primer paso para atajar la crisis de migrantes cubanos que vive la región: a inicios de enero se realizará un ejercicio piloto de traslado humanitario.

Así lo anunció este lunes tras horas de reunión la Cancillería guatemalteca, sede del encuentro de representantes centroamericanos, en una declaración pública.

“Se acordó realizar un primer ejercicio piloto de traslado humanitario en la primera semana de enero, para lo cual se ha conformado un grupo de trabajo que tendrá la responsabilidad de realizar las coordinaciones necesarias para este primer traslado”, manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores sin precisar más detalles.

La información la complementó minutos más tarde Costa Rica. En otro comunicado, la cancillería costarricense agregó que los emigrantes cubanos saldrán vía aérea desde Costa Rica hacia El Salvador, desde donde se movilizarán en autobuses hacia México.

Costa Rica ha otorgado cerca de 8.000 visas de tránsito especiales a cubanos desde el 14 de noviembre, pero a mediados de este mes anunció que ya no tiene capacidad para seguir recibiendo a los isleños, por lo que canceló la entrega de más de esos documentos.

La crisis se generó el pasado 15 de noviembre, cuando Nicaragua cerró su frontera a los migrantes cubanos argumentando riesgos de seguridad a su soberanía, por lo que miles se encuentran ahora en Costa Rica y Panamá a la espera de poder seguir su travesía por Centroamérica.

 

Nicaragua otra vez ausente

Representantes de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y México, así como de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), abordaron este lunes en la periferia de la capital guatemalteca esta crisis migratoria, a la que encontraron solución más de un mes después y que provocó la salida de Costa Rica de las discusiones políticas del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

El canciller costarricense, Manuel González, calificó los resultados de la reunión de hoy como “positivos”, y dijo en el comunicado oficial difundido en San José que no puede detallar a fondo los aspectos técnicos y logísticos del traslado para respetar la discrecionalidad solicitada por algunos países.

“Esperamos que esos acuerdos se puedan materializar en un corto plazo. Lamentablemente, la época del año en la que estamos impide que se pueda avanzar más rápidamente”, dijo.

El pasado 18 de diciembre Costa Rica suspendió su participación en asuntos políticos del SICA al considerar que existía una falta de solidaridad de los países de la región para permitir el paso de los cubanos y solucionar la crisis humanitaria.

“Es satisfactorio y motivo de agradecimiento a los países que mostraron su buena voluntad”, afirmó el canciller costarricense este lunes tras el acuerdo alcanzado en Guatemala, aunque no especificó si su Gobierno decidirá recuperar plenamente las relaciones con el SICA.

Pero esta decisión, que celebró Costa Rica y todas las naciones participantes, no se debe interpretar como “un precedente” en la región, sino que es una acción para atender “una situación coyuntural”, aclaró la cancillería guatemalteca, quien avanzó además que se convocará a la Conferencia Regional de Migraciones (CRM) para que aborde este tema en su integralidad.

Los países participantes reafirmaron además su compromiso de luchar contra las redes de tráfico de personas, y aseguraron que se aplicará “sin demora” la ley, que penaliza severamente esta actividad ilícita y que “lamentablemente obliga a los países de la región a retornar a su país de origen a toda persona que ingrese a su territorio de manera no autorizada”.

“Esto con el objeto de prevenir la migración irregular y de combatir firmemente el delito del tráfico de personas y, principalmente, de proteger la integridad de la población migrante y velar por el respeto a sus derechos fundamentales”, indicó el Gobierno de Guatemala, un país considerado de tránsito de quienes buscan llegar a Estados Unidos.

 

Panamá enviará a 700 cubanos a hoteles

Mientras tanto, el Gobierno panameño reubicará en hospedajes a más de 700 cubanos que se encuentran varados en la frontera de Panamá con Costa Rica, a la espera de poder seguir su camino hacia Estados Unidos, informó una fuente oficial.

La decisión la tomó el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, tras una visita al área de una comisión gubernamental, informó la Presidencia panameña.

Hasta ahora, esos cubanos se encontraban en albergues de iglesias católicas y evangélicas, mientras que otro centenar que llegó en días recientes dormía en la intemperie, entre colchas y cartones.

El traslado de los migrantes a centros de hospedaje estará a cargo del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

Con esta acción, el Gobierno panameño refuerza su compromiso de atender la situación humanitaria que viven los migrantes cubanos en la región y particularmente en Panamá, buscando alternativas que salvaguarden sus derechos humanos, señaló el Ejecutivo.

Recordó en ese sentido que Varela ha enfatizado que la migración de los isleños es un fenómeno que se registra desde hace muchos años y que Panamá “siempre” les ha dado y seguirá dando a los cubanos un trato humanitario, digno, “como merece todo migrante que cruza por el país”.

También destacó que Panamá se mantiene en constante conversación con países involucrados en el tema para hallar una solución conjunta y atender de manera inmediata el problema, apoyada en propuestas de organizaciones internacionales enfocadas en temas migratorios.

La situación de los isleños fue discutida en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que tuvo lugar en El Salvador el pasado 18 de diciembre.

El mismo día, Costa Rica, donde se albergan unos 8,000 cubanos, anunció su retiro de la mesa política del sistema regional por no encontrar apoyo de los países que lo integran para darle tránsito a los cubanos y esquivar el cierre fronterizo de Nicaragua, que causó el problema migratorio.

En Guatamala hoy se realizó una reunión técnica de representantes de México, Centroamérica y organismos internacionales en busca de una solución a la crisis generada por los miles de migrantes cubanos que en su tránsito hacia EE.UU. se han quedado varados en Costa Rica y Panamá.

En la reunión participaron el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, funcionarios guatemaltecos y representantes de El Salvador, México, Belice, Costa Rica, Honduras y la Organización Internacional de Migraciones (OIM), de acuerdo a la datos oficiales, sin que se informara de la presencia de Panamá y Nicaragua.

La cita  en la capital guatemalteca da seguimiento a la celebrada el pasado día 22 en México, en la que los representantes técnicos del SICA no llegaron a acuerdo para solucionar la situación de los cubanos.

La crisis se generó el pasado 15 de noviembre cuando Nicaragua cerró su frontera a los migrantes isleños argumentando riesgos de seguridad a su soberanía, por lo que estos se encuentran ahora en Costa Rica y Panamá a la espera de poder seguir su travesía por Centroamérica.

Desde el 14 de noviembre, Costa Rica ha otorgado casi 8.000 visas de tránsito a migrantes cubanos que llegaron vía terrestre por la frontera con Panamá.

La gran mayoría de los isleños iniciaron su viaje por tierra y mar en Ecuador, país que hasta el pasado 1 de diciembre no les exigía visa.

Las autoridades centroamericanas vinculan el fenómeno al temor a que el deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana acabe con el beneficio migratorio estadounidense según el cual cualquier cubano que toque ese territorio puede quedarse legalmente.


3 Comentarios


  1. En Centroamérica, Nicaragua es el país que más usa Y ABUSA de la generosidad, hospitalidad y flexibilidad migratoria de sus vecinos – especialmente de Costa Rica, donde más de medio millón de sus ciudadanos viven de manera regular e irregular (en Nicaragua, estar de manera irregular acarrea ser lanzado de cabeza a una mazmorra durante meses y meses sin juicio y sin derechos y sin asistencia legal) y contribuyen en la economía local, lo cual les permite enviar dinero a casa o traerse a sus familias. Costa Rica, por su activa economía, ha sido capaz de recibir a estos inmigrantes con los brazos abiertos, y ellos se han beneficiado de la asistencia social tica, educación gratuita, servicios médicos y hospitalarios gratuitos, y algunos hasta han recibido casas de interés social también de manera gratuita. ¿Y CÓMO CORRESPONDE, CÓMO PAGA NICARAGUA LAS BENDICIONES QUE RECIBE DE SUS VECINOS? Pues… así: echándole encima a los migrantes cubanos (tan necesitados de solidaridad como los migrantes nicas) su gorilesco ejército de vagos que en su historia solo le han disparado a otros nicas, para garrotearlos y bañarlos en gases lacrimógenos. Así le demuestran al mundo que ningún bien recibido por Nicaragua quedará sin castigo. Mas, ¿qué se podía esperar de un país víctima de un régimen militar dictatorial en manos de un analfabeta y una bruja nigromante? No se puede esperar mangos del naranjo, y mientras en Nicaragua el “gobierno” esté en manos de la dictadura sandinista (cristiana y solidaria, qué risa) de Ortega y su esperpéntica consorte, el mundo no puede esperar de ese país más que desplantes y basura de ese tipo. Nicaragua en manos de la dictadura orteguista se ha convertido en el trasero de Centroamérica, y los demás países centroamericanos bromean con una utópica zona marítima, un estrecho océanico entre Honduras y Costa Rica llamado MAR DE LA FELICIDAD. Se cosecha lo que se siembra, y Nicaragua está sembrando mucho entre sus vecinos. No se quejen cuando venga la cosecha.

    1. Estimado Sr Willo; se me hace que ud no entiende lo que ocurrio en el caso de los refugiados cubanos: Antes de dejarlos entrar a Costa Rica, el gobierno tico debio consultar con sus vecinos. Sin la consulta previa, dejarlos entrar representa un problema unicamente de Costa Rica en este caso solo tiene dos opciones: Otorgarles Residencia Legal o Deportarlos a su pais de origen. A eso se le conoce como Derecho Internaciona. Ningun pais recibe inmigrantes y despues se los avienta a otro.
      Respecto a los Inmigrantes Nicas que se van a Costa Rica; tambien: Los deporta a Nic o les da Residencia Legal. Recuerde: Si son Nicas no los puede deportar al Salvador.
      Es muy claro entonces que Costa Rica no deporta Nicas porque le conviene que esten alla.