Política

Determinarán la verdad y quiénes fueron los autores materiales e intelectuales

CIDH nombra a 4 expertos que investigarán la matanza de Ortega

Informe CIDH Nicaragua

Ex fiscal de Guatemala procesó a Ríos Montt por genocidio y fiscal argentino en crímenes de lesa humanidad de la dictadura



El Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, develó este lunes los nombres de quienes conformarán el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), un día antes de que sea instalado en Nicaragua para “coadyuvar y apoyar” las investigaciones sobre los crímenes perpetrados durante la rebelión cívica contra el gobierno de Daniel Ortega. Se tratan de cuatro profesionales de alto nivel técnico en el ámbito de los derechos humanos, investigación criminal y lucha contra la corrupción, que han participado en sonados casos en Latinoamérica, como el de los desaparecidos de Ayotzinapa, en México; así como en Guatemala, Perú y Argentina. 

Se tratan de Amerigo Incalcaterra, originario de Italia; Claudia Paz y Paz de Guatemala; Pablo Parenti, de Argentina, y Sofía Macher de Perú. 

Procesó a Ríos Montt por genocidio

Claudia Paz y Paz fue jueza durante 18 años y fiscal en Guatemala entre 2010 y 2014. Es una persona reconocida en Centroamérica al trabajar más de dos décadas en el fortalecimiento de la justicia en su país. Fuentes guatemaltecas describieron a Paz como “la mejor fiscal que podría tener cualquier país latinoamericano”.

En su labor como fiscal de Guatemala, Paz capturó a cinco de los diez criminales más buscados de Guatemala, llevó ante la justicia al general Efraín Ríos Montt acusado de genocidio, y resolvió diez veces más casos de violencia contra las mujeres que cualquier otra administración, y detuvo a más narcotraficantes en seis meses que sus predecesores en 10 años.

En el extenso currículo de Paz, doctora en derecho penal y derechos humanos por la Universidad de Salamanca, destaca su papel como parte del grupo de expertos que trabajaron en el caso de Ayotzinapa, quien develó las mentiras en torno a la forzada desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Guerrero, así como el asesinato y tortura de otros seis jóvenes más. 

La labor del grupo de expertos de la CIDH para Ayotzinapa desmintió, una a una, las mentiras planteadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, y documentó la inacción y la omisión de la Policía federal mexicana y el Ejército azteca. La doctora Paz trabajó seis meses en México, un periodo similar al que trabajará el GIEI en Nicaragua. 

“Son personas de alto nivel técnico y reconocida trayectoria en la protección de los derechos humanos. Los miembros del GIEI han sido seleccionados por la CIDH y designados por el Secretario General de la OEA”, informo Abrao a través de un comunicado. “Los miembros del GIEI han llegado a Managua el 1 de julio para empezar sus labores”, detalló.

Un comisionado adjunto de la Cicig

El otro miembro del GIEI es Amérigo Incalcaterra, quien trabajó en la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), organismo que también está en Nicaragua. También se desempeñó como Comisionado Adjunto de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que descubrió y desmanteló el esquema de corrupción del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina, su vicepresidenta Roxana Valdeti, y una tupida red de defraudación fiscal. 

Amérigo, además, participó en operaciones de mantenimiento de paz en Centro América, cumplió funciones de Asesor del Departamento de Asuntos Políticos y el Departamento de Mantenimiento de la Paz de la ONU, asesoró a los Representante Especiales del Secretario General. “Ocupó cargos de protección y de programa con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en Guatemala, México, Belice, Cuba y Angola”, añade su hoja de vida.

Comisionada de la verdad en Perú

Sofía Macher en cambio es socióloga y ha sido Comisionada en dos Comisiones de la Verdad en Islas Salomón y Perú, este último su país natal donde trabajó para esclarecer los crímenes cometido entre1980 y 2000 por los grupos terroristas Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), y la fulminante represión militar del gobierno de Alberto Fujimori. 

Macher presidió el Consejo de Reparaciones del Estado peruano, instancia que elaboró el Registro Único de Víctimas. Fue un trabajo ingente que identificó en el Perú 182 mil víctimas (directas e indirectas) de esa parte violenta de su historia reciente, de las cuales 69 mil correspondieron a muertos y desaparecidos. 

Crímenes de lesa humanidad en Argentina

Mientras que el argentino Pablo Parenti, abogado de profesión, es fiscal federal en Argentina y trabaja desde hace casi 20 años en causas por crímenes contra la humanidad. 

El GIEI para Nicaragua tendrá la facultad para analizar técnicamente las líneas de investigación y hacer recomendaciones de acciones respecto de los distintos niveles de responsabilidad jurídica. 

Abrao explicó además que el GIEI  podrá analizar si en la investigación se están agotando correctamente todas las líneas de pesquisas, y si se están empleando las figuras legales adecuadas para el encuadre de los posibles ilícitos y sus responsables. Y, de ser el caso, recomendar las acciones que deben implementarse para garantizar que estos objetivos sean alcanzados. 

“El Grupo tendrá garantías de autonomía e independencia, así como de acceso a los expedientes de investigaciones y de seguridad para realizar su trabajo”, explicó la CIDH.

Investigación hasta por seis meses

El acuerdo entre la CIDH y el gobierno de Ortega es que el mandato del GIEI será de seis meses, y podrá extenderse por acuerdo de las Partes. Por ahora, el  Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) sirvió de ante sala a la instalación del GIEI. Durante la semana que el MESENI lleva trabajando en Nicaragua resaltó que 18 personas fallecieron de manera violenta en el contexto de represión actual y de múltiples personas heridas.