Mundo

CNE activa el proceso para el referendo revocatorio contra Maduro

"Nuestra satisfacción por positiva decisión de CNE de #Venezuela", escribió Almagro en Twitter pocos minutos después de la noticia

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela acordó este martes activar el proceso para el referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, al decidir la entrega del formulario solicitado por la oposición para recoger las firmas que se precisan.

“La Comisión de Participación Política y Financiamiento (Copafi) entregará el formulario para la activación de un referendo revocatorio presidencial solicitado, a través de la mediación, por la organización con fines políticos Mesa de la Unidad Democrática (MUD)”, señaló el CNE en su página web.

Los partidos de la MUD deberán recabar ahora en ese formulario la firma de cerca de 198.000 electores, correspondientes al 1 por ciento del censo electoral nacional, que es de 19,8 millones, y posteriormente presentar alrededor de otros cuatro millones de rubricas para que el ente electoral le ponga fecha a la convocatoria a las urnas.

Durante la sesión del CNE de este martes, sus miembros “constataron que fueron cumplidos los mecanismos de decisión establecidos en los estatutos de la MUD, así como que 94 por ciento de las firmas entregadas son válidas”, añade el texto oficial en alusión a las rúbricas presentadas por la alianza opositora para la entrega del formulario.

El líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles dijo la víspera que las marchas hacia las oficinas de CNE previstas en todas las ciudades para mañana serían desconvocadas si el CNE entregaba el formulario.

En ese caso, “la movilización del miércoles no tendrá sentido”, señaló el dirigente, que lidera al sector opositor que busca poner fin este mismo año al Gobierno de Maduro a través de ese referendo, y denunció que el CNE “pone trabas” a esa posibilidad electoral.

Según lo establecido en la Constitución, el referendo puede ser solicitado a mitad del mandato de cualquier autoridad, ecuador que Maduro cumplió este mismo mes tras ganar a Capriles hace tres años las elecciones que definieron el período presidencial 2013-2019.

Si la oposición gana el referendo este mismo año, el CNE deberá convocar nuevas elecciones, pero si lo hace en 2017 Maduro será reemplazado hasta 2019 por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz.

“Si el referendo revocatorio no es este año no tiene sentido. No nos interesa un mismo Gobierno. O es este año o no hay revocatorio”, remarcó Capriles este lunes.

Adicionalmente al referendo, la MUD pide a Maduro renunciar voluntariamente y también impulsa en el Parlamento una enmienda constitucional que recorte el período presidencial, lo que el Tribunal Supremo de Justicia -la máxima instancia judicial venezolana- advirtió el lunes que no es válido para el actual gobernante.

Maduro ha opinado que “no tienen viabilidad” los intentos opositores de acortar su mandato y los ha atribuido a “planes golpistas”.

Almagro celebra que se active proceso

El secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó su satisfacción por la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela de activar el proceso para el referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

“Nuestra satisfacción por positiva decisión de CNE de #Venezuela”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter pocos minutos después de que trascendiera la noticia y con un enlace al comunicado de la web del CNE.

El poder electoral de Venezuela acordó hoy activar el proceso para el referendo revocatorio del mandato de Maduro, al decidir la entrega del formulario solicitado por la oposición para recoger las firmas que se precisan.

“La Comisión de Participación Política y Financiamiento (Copafi) entregará el formulario para la activación de un referendo revocatorio presidencial solicitado, a través de la mediación, por la organización con fines políticos Mesa de la Unidad Democrática (MUD)”, señaló el CNE en su página web.

Almagro celebró este anuncio a dos días de reunirse en Washington con una delegación de seis diputados venezolanos opositores, que le expondrán la “grave crisis humanitaria y política” que vive Venezuela y abordarán la activación del Carta Democrática de la OEA para el país.

Los legisladores denunciarán, asimismo, la situación de los políticos presos y el “bloqueo del Tribunal Supremo de Justicia” al Parlamento, entre otros temas, según informó el lunes la delegación.

Lo más probable, según todas las fuentes diplomáticas consultadas por Efe, es que, de recibir la solicitud formal, Almagro lleve a debate en el Consejo Permanente si se aplica o no a Venezuela la Carta Democrática, algo que, desde su aprobación en 2001, solo se hizo en el golpe de Estado de Honduras de 2009.

En ese Consejo Permanente, donde están los embajadores de los 34 países miembros, se necesita una mayoría simple para iniciar gestiones diplomáticas con el fin de tratar de solucionar la situación por esa vía.

Si esas negociaciones fracasan, se convocaría una Asamblea General extraordinaria, con los cancilleres de los Estados, en la que se necesitarían dos tercios de los votos para aprobar la suspensión del Estado de la OEA, un escenario que descartan todos los expertos y fuentes diplomáticas consultados por Efe.

Desde hace medio año, Almagro tiene una relación muy tensa con el Gobierno de Venezuela por denunciar irregularidades en el proceso electoral de las parlamentarias de 2015 y por pedir, recientemente, que Maduro firme la Ley de Amnistía aprobada por el Parlamento, de mayoría opositora.

Más en Mundo

Share via
Send this to a friend