Mundo

En vivo

Irma se degrada a tormenta tropical cerca de la costa oeste de Florida

Irma

Irma se desplaza hacia el norte con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22 km/h).



Irma se degradó hoy a tormenta tropical junto a la costa oeste de Florida, en su avance rumbo al norte, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

En su boletín de las 12.00 horas GMT el CNH señaló que Irma, que ya se había debilitado antes a categoría 1, presentaba vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora.

La tormenta se ubica a 30 millas (50 km) al nornoroeste de Cedar Key y se mueve a 18 millas por hora (30 km/h) rumbo al nornoroeste, una trayectoria que se espera continúe hasta el martes.

A lo largo de las próximas horas, Irma se moverá cerca de la costa noroeste de la península de Florida, cruzará el Panhandle, el área más continental de la península, y arribará al sur de Georgia durante la tarde, según informó el CNH.

Durante la noche de hoy y el martes se desplazará hacia el suroeste de Georgia y el este de Alabama.

Irma aún presenta rachas fuertes de viento, pero se prevé un progresivo debilitamiento y que el martes por la tarde ya sea una depresión tropical.

No obstante, los vientos con fuerza de huracán de Irma aún se sienten a 60 millas (95 kilómetros) de su centro, especialmente en la parte del oeste, y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 415 millas (665 km).

El CNH alivió algunas de las alertas y advertencias previas para distintas áreas de Florida.

No obstante, advirtió del peligro de marejadas ciclónicas que pueden anegar áreas cercanas a la costa habitualmente secas. En algunos puntos esa marejada puede llegar a elevar el nivel del mar entre 2 y 6 pies (0,1 y 1,83 metros).

Antes de arribar a Estados Unidos Irma, que llegó a tener categoría 5 (la máxima de la escala Saffir Simpson) y un tamaño mayor al de la península de Florida, pasó por diversas islas del Caribe, la última de ellas Cuba, y dejó casi cuarenta muertos y cuantiosos daños materiales.

El domingo tocó tierra en los Cayos de Florida, un conjunto de islas e islotes situados entre la península y el norte de Cuba, donde las primeras informaciones indican que los daños materiales pueden ser importantes y que puede haber habido allí víctimas mortales.

Hasta ahora son tres las muertes confirmadas como consecuencia de Irma en Florida, pero la cadena ABC informó hoy de otras dos víctimas, que al igual que las otras, perecieron en accidentes de tráfico, según sus propias fuentes.

Más de 3,8 millones de personas están sin electricidad en el estado, según las últimas cifras de la Oficina de Manejo de Desastres de Florida, aunque las cifras de las compañías suministradoras son ligeramente superiores.

Peligrosas marejadas

El huracán Irma bajó a categoría 2 y se encuentra muy cerca de la ciudad de Naples, en la costa oeste de Florida (EE.UU.), donde se esperan “peligrosas marejadas” tras el paso de ojo del ciclón por la zona.

En su boletín de las 21.00 GMT de hoy, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos advirtió de las “peligrosas marejadas ciclónicas que se generarán inmediatamente después de que el ojo del huracán Irma pase a lo largo de la costa oeste de Florida”.

El ojo de Irma, que se encuentra a unas 5 millas al norte de Naples (10 kilómetros) y a 30 millas (45 kilómetros) al sursureste de Ft. Myers, presenta vientos máximos sostenidos de 110 millas por hora (175 km/h).

Irma se desplaza hacia el norte con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22 km/h).

Según un probable patrón de trayectoria, el ojo de Irma “debería moverse cerca o sobre la costa oeste de la península de Florida hasta el lunes por la noche”, para desplazarse el lunes por la tarde tierra adentro sobre el norte de Florida y el suroeste de Georgia.

“Aunque se prevé su debilitamiento, se espera que Irma permanezca como huracán al menos hasta el lunes por la mañana”, señaló el CNH, con sede en Miami.

El ojo de Irma tocó tierra esta tarde como huracán de categoría 3 y vientos máximos sostenidos de 115 millas por hora (185 km/h) en Marco Island, un centro turístico en la costa suroeste de Florida.

El Departamento de Policía de Marco Island indicó que se habían registrado ráfagas de viento de 130 millas por hora (209 km/h), mientras que en Naples una estación de meteorología detectó rachas de viento huracanado que llegaron a 114 millas por hora (156 km/h).

El sistema tocó tierra en los Cayos de Florida a primera hora de hoy (domingo) con vientos que rondan los 215 kilómetros por hora, aunque los embates del viento y las olas se sintieron desde muchas horas antes.

Irma, que ha dejado al menos 29 muertos en el Caribe, a los que hay que sumar los tres en Florida, ocasionó graves inundaciones en los Cayos antes de avanzar rumbo norte por la península de Florida, afectando principalmente las poblaciones de la costa oeste.

Irma
Así luce la Avenida Brickell, en Miami. EFE/Erik Lesser

Tampa: “zona cero” de Irma

El alcalde de Tampa, Bob Buckhorn, anunció este domingo, ante la llegada de Irma a esta ciudad de la costa suroeste de Florida, a partir de las 18.00 hora local (22.00 GMT), y hasta que se confirme que no hay riesgo para la población, regirá un toque de queda.

“Sabemos que somos la ‘zona cero’ de este huracán”, indicó el alcalde en un mensaje a la población.

Las previsiones meteorológicas indican que Tampa es una de las ciudades por donde atravesará el huracán Irma, actualmente de categoría 4, una vez que toque tierra en el suroeste de Florida este domingo.

“Hemos evitado esto por 90 años, pero nos ha llegado la hora de estar listos”, subrayó Buckhorn.

Después de haber pasado el sábado por Cuba y de tocar tierra en los Cayos de Florida, Irma avanzaba hoy (domingo) hacia el norte con una velocidad de traslación de 15 km/h y se encontraba a 125 kilómetros al sursureste de Naples y a 180 kilómetros al sursureste de Ft. Myers, en la costa suroeste de estado, según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.

A las 11.00 hora local (15.00 GMT) esa institución informó que el ojo de Irma debía “moverse en breve sobre los Cayos inferiores para desplazarse luego, esta tarde y noche, cerca o sobre la costa oeste de la península floridana”.

El alcalde de Tampa, ciudad que está a 267 km al norte de Naples y a 1201 km de Ft. Myers, conminó a los personas que permanecen en la zonas de evacuación obligatoria a que las abandonen cuanto antes, porque quedan pocas horas para que Irma les pegue una “trompada” en forma de una marea ciclónica.

“Esa es nuestra peor pesadilla”, le dijo Buckhorn a CNN. “Estamos a punto de tener nuestra propia versión de lo que es el infierno”, agregó.

El Gobierno de Tampa recordó la peligrosidad de salir a la calle, ya que materiales o escombros volarán con la fuerza de un proyectil, por lo que demandaron no salir de sus casas o refugios y reforzarlos como búnker para garantizar su seguridad

El alcalde instó a la ciudadanía a denunciar a personas que se aprovechen de la situación de emergencia por la que atraviesa Tampa.

“Si ves a alguien en tu vecindario que no vive allí o no pertenece allí, llame al Departamento de Policía de Tampa”, agregó Buckhorn.

“Nos ocuparemos del resto”, agregó, y “seremos agresivos con ellos”.

Las autoridades advirtieron de que cuando los vientos soplan a más de 64 kilómetros, la Policía y los servicios de emergencia no pueden llegar a las zonas afectadas por motivos de seguridad.

Sin embargo, dijeron a la población que redoblarán esfuerzos para ayudarles tan pronto como sea posible.

Tampa tiene una población en su zona urbana de 335.000 habitantes, pero en su área metropolitana se concentran 2,5 millones de personas.

Desde 1921, cuando tenía solo 10.000 habitantes, no ha sido afectada por un huracán importante, según el diario Tampa Bay News.

Irma
Los efectos de Irma se observan en el río Miami y su desembocadura en la bahía de Biscayne. EFE/Erik Lesser

Florida recibe a Irma

Florida recibe hoy al devastador huracán Irma, que ha causado al menos 25 muertes a su paso por el Caribe, tras varios días de preparativos en los que su cambio de trayectoria parece haber librado a Miami de su fuerza más devastadora, que se centrará en la costa oeste del estado.

Horas antes de la llegada del huracán, que avanza con vientos de unos 200 kilómetros por hora y copiosas lluvias, ya decenas de miles de personas habían quedado sin luz eléctrica en el sur del estado debido a los efectos de las bandas exteriores del ciclón.

Las autoridades, que no han reparado en alertar de la fuerza devastadora del ciclón, han ordenado la evacuación de más de cinco millones de personas de las zonas más vulnerables, especialmente en las costas del estado, donde se espera que la subida de las mareas que ocasionará Irma sea de hasta cinco metros en algunas zonas.

Eso, unido a las copiosas lluvias que acompañan al huracán, provocará graves inundaciones en algunas zonas del litoral.

Sin embargo, desde hace días el éxodo hacia el norte y a otros estados vecinos ha sido multitudinario para evitar los embates del huracán, con miles de personas abandonando los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, los más populosos, desde que los pronósticos apuntaban a que serían el principal objetivo de Irma.

Los que decidieron quedarse pese a las advertencias de las autoridades, pasaron días apuntalando árboles, tapiando ventanas con paneles de madera y poniendo sacos de tierra en puertas y garajes para protegerlos del viento y el agua.

También son innumerables los comercios que tapiaron sus escaparates con planchas de madera para protegerlos, lo que unido al toque de queda de doce horas decretado por las autoridades y al éxodo masivo de sus habitantes dejó a Miami y su zona metropolitana con un extraño aspecto de ciudad fantasma.

Miles de personas han buscado protección en las decenas de refugios abiertos por las autoridades para resguardar a quienes viven en zonas de riesgo y no han podido marcharse y en la costa oeste del estado se han visto largas colas de familias para acceder a ellos desde que se anunció que será la zona de mayor peligro.

Ahora se espera que el centro de la tormenta toque tierra por los Cayos, en el extremo sur, para seguir luego hacia Naples, Fort Mayers y la bahía de Tampa, en la costa oeste del estado, donde el cambio de trayectoria ha sorprendido a muchos y ha dificultado las tareas de evacuación y otros preparativos.

Pero el enorme tamaño de Irma no garantiza la seguridad a nadie en todo lo ancho del estado, que se encuentra en situación de alerta máxima hace días ante el peligro que suponen los vientos huracanados y fuertes lluvias que acompañan al fenómeno meteorológico.

“Una vez empiece la tormenta, las fuerzas del orden no podrán salvarlos, advirtió el sábado en conferencia de prensa el gobernador del estado, Rick Scott, que en los últimos días no se ha cansado de advertir de la inusual fuerza destructora del huracán.

Ya el sábado Irma desató fuertes tornados en el sur de Florida mientras su ojo se encontraba aún frente a las costas de Cuba y pese a que había perdido fuerza en su avance, sin que se sepa si ha ocasionado daños de consideración.

No obstante, los expertos del Centro Nacional de Huracanes (NHC) vaticinan un fortalecimiento de Irma según se aleja de Cuba y mientras se aproxima a Florida, a donde llegará como un destructivo huracán que puede causar inundaciones, riadas y deslizamientos de tierra.

El NHC ha advertido también de que es posible que se produzcan nuevos tornados durante la jornada de hoy, que podrían extenderse al centro del estado.

Los vientos huracanados cubren un área de unos 110 kilómetros desde el cetro del ciclón y su fuerza de tormenta tropical se extiende hasta un radio de unos 335 kilómetros de distancia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el sábado que el país está preparado para hacer frente a Irma, aunque reconoció que es un ciclón con un “enorme poder destructivo” como “nunca” se ha visto.

“Parece que Irma va a ser uno (huracán) realmente malo, realmente malo. Pero estamos preparados, estamos tan preparados como se puede estar para algo así, eso puedo decir”, dijo Trump.

Irma
El huracán Irma se aleja a una velocidad de 13 kilómetros por hora de Cuba tras dejar “severas” inundaciones. EFE/Ernesto Mastrascusa

Irma se aleja de Cuba

El ojo del huracán Irma comenzó ya a “alejarse lentamente” de la costa norte de Cuba, mientras las condiciones meteorológicas comienzan a deteriorarse en el sur de Florida, incluidos los Cayos, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

“Se esperan vientos de huracán de categoría mayor en los Cayos de Florida al amanecer del domingo”, advirtieron los meteorólogos del CNH en su boletín de las 21.00 GMT de hoy.

Según un probable patrón de trayectoria, el ojo del huracán de categoría 3 Irma “continuará moviéndose cerca o sobre la costa norte de Cuba durante algunas horas más”, para alcanzar los Cayos de Florida en la mañana del domingo y luego desplazarse “sobre o cerca de la costa suroeste de Florida”.

El sistema mantiene vientos máximos sostenidos de 125 millas por hora (205 km/h) y se desplaza hacia el oeste con una velocidad de traslación de 9 millas por hora (15 km/h).

El ojo de Irma se situaba a esa hora a 50 millas (80 kilómetros) al este de Varadero y a 115 millas (190 kilómetros) al sureste de Cayo Hueso, en el extremo sur de Florida.

Los meteorólogos del CNH, con sede en Miami, prevén, no obstante, que Irma se fortalezca mientas se aleja de Cuba, por lo que podría convertirse de nuevo en un “poderoso huracán a medida que se acerque a Florida”.

Las bandas externas de Irma azotan en estos momentos los Cayos de Florida, en el extremo sur del estado, con vientos máximos sostenidos de 79 km/h

Las playas de los Cayos de Florida, que serán las primeras en recibir a Irma a primeras horas del día de este domingo, ya registran un fuerte oleaje.

Los fuertes vientos comenzaron ya a sentirse en los Cayos y el sur de la península floridana con rachas de viento de 90 km/h en el arrecife coralino de Molasses, al sureste de Cayo Largo, indicó el CNH en un boletín especial.

En la población de Maratón, en los Cayos, ya aparecieron árboles tronchados, según imágenes de medios locales.

Por otro lado, varias ciudades y condados del sur de Florida decretaron hoy el toque de queda ante la inminente llegada del huracán Irma, entre ellas la ciudad de Miami.

Miami tendrá esta restricción durante 12 horas a partir de hoy a las 19.00 hora local (23.00 GMT), mientras que el condado Miami-Dade decretará durante el transcurso del día una medida similar.

De igual forma, Miami Beach ordenó la misma restricción, pero comenzando una hora más tarde que Miami.

La combinación de las “grandes y destructivas” olas y la fuerte marejada ciclónica puede provocar que el nivel del mar crezca y que zonas normalmente secas cerca de la costa sufran inundaciones.

Irma
Katia, mientras era huracán y amenazaba a México. EFE/EPA/NASA

Katia se disipa en México

Katia, que tocó tierra en México como huracán de categoría 1 la noche del viernes, se disipó este sábado tierra adentro en el este de México, pero aún puede provocar peligrosas lluvias, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

En su boletín de las 15.00 GMT, los meteorólogos estadounidenses detallan que los restos de la tormenta se encuentran a 150 millas (245 kilómetros) al sur de Tampico y a 125 millas (200 kilómetros) al oeste-noroeste de Veracruz, con vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 kilómetros por hora).

Estos restos seguirán avanzando hacia el oeste-noroeste a 5 millas por hora (7 kilómetros por hora) durante todo el día de hoy y se espera que produzcan acumulaciones de lluvia de entre 3 y 6 pulgadas (7 y 15 centímetros) sobre el centro y norte de Veracruz, el este de Hidalgo y el norte de Puebla.

Según los datos del CNH -que con este último boletín ya dejará de hacer seguimiento de Katia-, aún permanecen activos en la cuenca atlántica José, de categoría 4, e Irma, que bajó a categoría 3 tras tocar tierra en Cuba, pero aún supone una importante amenaza para el sur de Florida, donde llegará en las próximas horas.

El huracán José está en las islas norteñas de Sotavento con vientos de 230 kilómetros por hora y El CNH prevé un “debilitamiento gradual” en las próximas 24 horas.

Irma regresa a ser categoría 5

El huracán de categoría 5 Irma avanza a estas horas (madrugada del sábado) por el archipiélago de Camagüey (norte de Cuba), donde tocó tierra la noche del viernes, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

A las 02.00 hora local (06.00 GMT), el ojo de Irma se ubicaba 135 kilómetros al este-sureste de Caibarien (Villa Clara) y avanzaba a una velocidad 19 kilómetros por hora en dirección oeste.

Según el NHC, Irma seguirá avanzando durante este sábado por el norte de Cuba hasta hacer un giro al noroeste en dirección a los cayos de Florida (Estados Unidos), donde se le espera el domingo por la mañana.

El ojo del huracán está ahora 440 kilómetros al sur-sureste de Miami (Estados Unidos).

Irma, el huracán más poderoso registrado nunca en el Atlántico, ha dejado al menos 18 muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico y ha destruido la isla de Barbuda y la parte francesa de San Martín.

El huracán Katia alcanza la categoría 2

Mientras Irma se cierne sobre el sur de Florida, otros dos huracanes amenazan la cuenca atlántica: Katia, que en las últimas horas se ha fortalecido hasta alcanzar la categoría 2, y José, que se mantiene con categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y avanza hacia las recién azotadas Antillas.

Según el boletín especial del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. de las 18.00 GMT, José se encuentra a 610 kilómetros al este-sureste del norte de las Islas de Sotavento y “permanece como un potente huracán sobre el Atlántico central”.

Los meteorólogos estadounidenses señalan que José se desplaza hacia al oeste-noroeste a 30 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de hasta 240 km/h, con ráfagas superiores.

“Se espera un giro gradual hacia el noroeste con una disminución en la velocidad de traslación durante las próximas 48 horas”, según el CNH, que prevé que “el centro de José pase cerca o al este del norte de las Islas de Sotavento el sábado”.

Afortunadamente para las islas caribeñas que están bajo su previsible trayectoria, “son posibles algunas fluctuaciones en la intensidad durante el próximo día o más, por lo que luego se espera debilitamiento gradual”.

Los vientos con fuerza de huracán de José, que sigue la estela de Irma, se extienden a unos 55 km del centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden a unos 185 km.

Hace dos días Irma pasó con gran virulencia sobre las Antillas y ahora se encuentra entre Cuba y Bahamas, amenazando con tocar tierra en la noche del sábado al domingo cerca de Miami (Florida), donde precisamente se encuentra la sede del CNH, con una categoría 4.


Están en alerta por el paso de José en las próximas horas islas como Antigua, Barbuda, Anguila, San Martin, San Bartolomé, Saba y San Eustaquio.

El CNH pronostica que Jose producirá acumulaciones de lluvia total de 76 a 127 milímetros de agua en las islas de Sotavento desde Guadalupe a Anguila, con cantidades máximas de 203 mm en zonas aisladas. El huracán podría dejar también entre 25 y 76 mm de lluvia en las Islas Vírgenes Americanas y Dominica.

Por su parte, el huracán Katia sigue fortaleciéndose y sus vientos son ya de 165 km/h mientras se aproxima a la costa mexicana. Se prevé que toque tierra en la próxima noche, para luego degradarse a tormenta tropical mientras prosigue su camino hacia el oeste y se adentra en territorio mexicano.

Katia se encuentras a 220 km al sureste de Tampico y 210 km al norte de Veracruz, ambos en México, hacia donde se desplaza con una velocidad de 8 km/h.

La zona situada entre Cabo Rojo y Laguna Verde permanece bajo aviso de huracán (paso en 36 horas), mientras que el aviso de vientos con fuerza de tormenta tropical (hasta 118 km/h) se ha emitido desde el norte de Cabo Rojo a Río Panuco y del sur de Laguna Verde a Puerto Veracruz.

Irma
Turiguano, Ciego de Avila, Cuba. EFE | Alejandro Ernesto | Confidencial.

 

El CNH indicó que el ciclón podría fortalecerse, por lo que podría convertirse en huracán mayor (categorías 3, 4 o 5, que suponen vientos mayores a 178 km/h) para cuando toque tierra.

Katia se mueve hacia el oeste y se espera que el movimiento continúe este rumbo hasta que el sistema llegue a tierra, cuando giraría hacia el oeste-suroeste.

Los vientos con fuerza huracanada se extienden 40 km desde el centro del ciclón y los de tormenta tropical se sienten hasta a 112 km. Además, se prevé una “peligrosa” marejada que podría elevar el nivel del mar de 1,5 a 2,1 metros, a la que podrían sumarse “grandes y destructivas” olas.

Se prevé que Katia deje fuertes precipitaciones de 254 a 381 mm sobre el norte de Veracruz, el este de Hidalgo y Puebla, así como entre 50 y 127 mm sobre el sur de Tamaulipas, al este de San Luis Potosí, oeste de Hidalgo, al este de Querétaro y al sur de Veracruz, aunque podría darse el caso de hasta 635 milímetros en el norte de Veracruz, Hidalgo oriental, Puebla y San Luis Potosí.

Esta lluvia puede causar inundaciones repentinas que amenazan la vida y deslizamientos de tierra, especialmente en áreas de terreno montañoso, alertó el CNH. EFE

El huracán José sube a categoría

El huracán José se fortaleció este viernes a categoría 4, después de que sus vientos alcanzaran los 240 kilómetros por hora en aguas del Atlántico y mientras se dirige a las Antillas Menores, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

En un boletín especial, el CNH indicó que este ciclón, el tercero que se encuentra activo en estos momentos en el Atlántico, junto con Irma y Katia, es ya “extremadamente peligroso”.

Los meteorólogos estadounidenses señalan que José está a 700 kilómetros al norte de las Antillas Menores y se desplaza hacia al oeste-noroeste a 30 kilómetros por hora.

El CNH indicó que ha enviado a un avión “cazahuracanes” para estudiar el estado de este huracán, que sigue la estela de Irma, que hace dos días que dejó las Antillas y ahora se encuentra entre Cuba y Bahamas.

José también se dirige hacia el Caribe y se encuentra a 670 kilómetros al este-sureste de las islas más septentrionales de las Antillas Menores, hacia donde se dirige a 30 kilómetros por hora y llegaría este sábado.

La trayectoria de José apunta a que posteriormente este ciclón se dirigiría hacia aguas abiertas, donde iría perdiendo fuerza, aunque podría llegar a afectar a Bermudas la próxima semana ya como huracán de categoría 1 o 2.

Se ha emitido un aviso de tormenta tropical (paso en 36 horas) para las islas de Santo Tomás y San Juan, las Islas Vírgenes Británicas, San Martín y San Bartolomé, indica el CNH.

De esta forma, se suman a las advertencias de huracán y tormenta tropical en Antigua, Barbuda, Anguila, San Martin y San Bartolomé y los avisos por tormenta tropical a Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Saba, San Eustaquio, las Islas Vírgenes Británicas y Santo Tomas y San Juan.

El CNH espera un giro gradual hacia el noroeste con una disminución en la velocidad durante las próximas 48 horas, lo que llevaría a que el centro del ciclón pasase este sábado cerca o al este de las islas del noreste de las Antillas Menores.

Los expertos vaticinan fluctuaciones en la intensidad del huracán son posibles en las próximas horas, aunque después comenzará a debilitarse.

Los vientos de fuerza de huracán se extienden hasta 55 kilómetros desde el ojo del ciclón y los de fuerza de tormenta tropical llegan hasta 185 kilómetros.

Con estas condiciones, el CNH pronostica que Jose produzca acumulaciones de lluvia total de 75 a 127 milímetros de agua en las islas de sotavento desde Guadalupe a Anguila, con cantidades máximas de 203 en zonas aisladas.

El huracán podría dejar también se espera que producir acumulaciones de lluvia total de 25 a 75 milímetros en las Islas Vírgenes y Dominica.

Además de José, el Atlántico tiene activos a Katia, de categoría 1, frente a la costa mexicana del Golfo de México e Irma, de categoría 4, que se encuentra entre Cuba y Bahamas y se dirige al sur de Florida.

Irma mantiene su rumbo hacia Cuba y Florida

Irma continúa su progresivo debilitamiento rumbo a Cuba y Florida (EE.UU.) y ya es un huracán de categoría 4, después de que sus vientos perdiesen intensidad en las últimas horas y estén ahora en los 250 kilómetros por hora, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

Siguiendo la estela de este ciclón se encuentra el huracan José, que permanece como categoría 3 y vientos de 200 kilómetros por hora.

Al momento de emitir el boletín, el ciclón se encontraba a 125 kilómetros al noreste de Cabo Lucrecia, en Cuba, y 720 kilómetros al sureste de Miami (EE.UU.).

La intensidad de los vientos de Irma, que llegaron a tener fuerza de 295 kilómetros por hora, se redujo 15 kilómetros por hora en la pasada madrugada y se espera que esta degradación se mantenga en su rumbo Florida, estado que atravesaría por su centro de norte a sur.

“Son probables algunas fluctuaciones de intensidad durante los próximos dos días, aunque se prevé que Irma permanezca como huracán de categoría 4 de gran alcance a medida que se acerca a Florida”, indica el NHC.

Irma, que dejó al menos una docena de muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico, se mueve en dirección oeste-noroeste a 26 kilómetros por hora y se espera que este movimiento continúe en las próximas 24 horas, aunque los meteorólogos anticipan una disminución de su velocidad de traslación a partir de entonces.

Los expertos del NHC prevén un giro de la trayectoria hacia el noroeste en la tarde del sábado, antes de alcanzar el sur de Florida el domingo por la mañana.

Los vientos con fuerza huracanada se extienden 110 kilómetros desde el ojo del ciclón y los vientos de tormenta tropical se sienten hasta los 295 kilómetros.

En las últimas horas también se levantó la advertencia de huracán en Haití, país que Irma superó este jueves por su costa norte, tras dejar atrás también a República Dominicana.

A pesar de la ligera reducción de sus vientos, Irma sigue generando una combinación “mortal” de marejada ciclónica y “grandes y destructivas” olas.

Todo ello, generará un aumento del habitual nivel del mar de hasta 6 metros en las Islas Turcas y Caicos y el sureste y centro de Bahamas y de hasta 3 metros en la costa norte de Cuba y el noroeste de Bahamas.

Hasta el próximo martes, el NHC prevé grandes cantidades de lluvia acumulada en las islas caribeñas afectadas y los estados de Florida, Georgia y las dos Carolinas.

En el norte de Cuba y el sur de Bahamas, podrían acumularse lluvias de 127 a 254 milímetros, con zonas aisladas de hasta 508 milímetros.

Para el sur de Cuba, anticipan de 100 a 200 milímetros, aunque podrían alcanzarse los 304 milímetros, mientras que en los Cayos y el sureste de Florida oscilarán entre los 254 y los 381 milímetros y en el noreste de la península estadounidense, Georgia y las Carolinas esa cifra se iría hasta los 152.

Por su parte, José prosigue su acercamiento hacia el Caribe y se encuentra a 775 kilómetros al este-sureste de las islas más septentrionales de las Antillas Menores, hacia donde se dirige a 26 kilómetros por hora y llegaría este sábado.

La trayectoria de José apunta a que posteriormente este ciclón se dirigiría hacia aguas abiertas, donde iría perdiendo fuerza, aunque podría llegar a afectar a Bermudas la próxima semana ya como huracán de categoría 1 o 2.

Paralizó República Dominicana

Irma
Un joven camina por una calle inundada en Santiago de los Caballeros (República Dominicana). EFE | Luis Tavarez | CONFIDENCIAL.

La República Dominicana quedó este jueves paralizada como consecuencia de Irma, de categoría 5, la máxima, el huracán más poderoso que ha amenazado al país caribeño desde el paso de David en agosto de 1979. Las playas de las turísticas Puerto Plata y Samaná, en la costa noreste, y Punta Cana (este) lucen desiertas, ya que las lluvias y las fuertes olas obligaron a los turistas a guardar los bañadores.

En Puerto Plata las calles están despejadas, la mayoría de los establecimientos comerciales están cerrados y solo se observan agentes de la Policía Nacional y socorristas. Literalmente desierta amaneció Santiago, la segunda ciudad en importancia del país, que, sin embargo, se fue activando a causa de las inundaciones provocadas por las intensas precipitaciones, lo que obligó a la movilización de un mayor número de personal de socorro.

También decidieron quedarse en casa los capitalinos, por lo que las calles de Santo Domingo, habituada al tráfico infernal, lucen desiertas y muy pocos comercios se animaron a abrir las puertas.

Muchos son los dominicanos que han aprovechado el día para jugar dominó, una práctica habitual en familias de este país en jornadas festivas, mientras que otros, incluyendo evacuados, se han tomado las cosas con mucho humor, y los memes y chistes sobre Irma, cuyos efectos, de momento, han sido menores a los previstos, inundan las redes.

Desde principios de esta semana, sobre todo los residentes en la capital y Santiago, empezaron a abastecerse de alimentos, agua, combustibles, linternas y pilas, contrario a otros años que tomaban estas acciones en el último momento e, incluso, muchos no lo hacían, ya sea por falta de recursos o por desconocimiento.

El Gobierno, declarado el sesión permanente desde el pasado lunes, suspendió la actividad laboral, tanto pública como privada, para la jornada de hoy, y no hay docencia hasta el lunes.

Todas las sucursales bancarias estarán cerradas este jueves, al igual que los supermercados y algunas gasolineras.

En algunos hoteles de Santo Domingo se observa un mayor movimiento, después de que, por motivos de seguridad unos 7.500 turistas que estaban alojados en complejos turísticos de Samaná, Punta Cana y Puerto Plata fueran traslados a establecimientos hoteleros tanto a la capital como de Santiago.

Así, hoteles urbanos que suelen acoger a un público más de negocios están completos a pesar de las cancelaciones que se produjeron cuando Irma puso rumbo al Caribe, es el caso de uno de los establecimientos ubicados en el Malecón de Santo Domingo.

El gerente de seguridad de uno de esos hoteles, José Marte, señaló a Efe que han recibido a unos 150 huéspedes de Punta Cana y Bávaro.

El lobby, efectivamente, está mucho más concurrido de lo normal, y muchos turistas, en chanclas y pantalón corto, se concentran en la puerta para “disfrutar” del espectáculo, aunque como parte del protocolo de seguridad se les recomienda no abandonar las instalaciones.

A medida que el huracán se fue moviendo por la costa norte del país, se fue incrementando el número de personas en los albergues, donde ya se alojan 4.281 personas mientras que otras 2.526 se han trasladado a casas de familiares.

La mayoría de los evacuados reside en viviendas situadas junto a ríos, arroyos o cañadas y muchas de ellas, las cuales han resultado afectadas, están construidas de madera y zinc.

El ojo del huracán Irma se mueve hoy sobre el norte de la costa de La Española (República Dominicana y Haití) y el sureste de Bahamas, tras haber dejado ya atrás Puerto Rico, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

El “extremadamente peligroso” Irma mantiene vientos máximos sostenidos de 285 kilómetros/hora y se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 26 kilómetros/hora.

Tres poderosos huracanes azotan el Atlántico

El Atlántico ha entrado en ebullición con tres huracanes simultáneos, uno de los cuales, Irma, de categorías 5, es ya el mayor formado en la cuenca atlántica, mientras Katia, en el Golfo de México, amenaza con tocar tierra en ese país convertido en un ciclón mayor.

El tercer huracán activo en el Atlántico, José, todavía de categoría 1, amenaza las islas caribeñas del norte de las Antillas Menores con el potencial de convertirse el viernes en un ciclón de categoría mayor, según el boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

No es la primera vez que se forman tres huracanes de forma simultánea en el Atlántico, ya que en la “pasada década” se repitió este “inusual” fenómeno climático, dijo hoy a Efe Dan Dixon, meteorólogo del NHC. Factores como aguas más cálidas de lo normal, con evaporación de agua, y la ausencia del fenómeno de “El Niño” en el Pacífico, que inhibe la formación de huracanes en el Atlántico, se consideran fenómenos que inciden en la formación de sistemas tropicales en el Atlántico como Irma, que genera vientos de 280 kilómetros por hora.

El registro de huracanes simultáneos en el Atlántico “no es algo inédito, pero tampoco es normal” como se registra ahora “con un huracán en el centro del Atlántico, otro en el Caribe y un tercero en el Golfo de México”, apuntó Dixon.

Irma, catalogado por los meteorólogos del NHC de “extremadamente peligroso” y “potencialmente catastrófico”, avanza con inmenso poder destructor por aguas del Caribe, tras haber azotado las islas de las Antillas Menores y enfilar ahora hacia las Bahamas y el sur del estado de Florida.

La cifras preliminares apuntan a once muertos y graves daños materiales en las pequeñas islas que configuran las Antillas Menores, con lugares como Barbuda donde el 60 % de la población ha perdido sus hogares.

Mientras, en Puerto Rico las autoridades han informado de la muerte de tres personas a consecuencia del paso de Irma, de categoría 5 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5. Irma es, pues, el huracán más intenso formado en aguas abiertas del Atlántico. Otros huracanes como Wilma (2005), Gilbert (1988) y el que asoló los Cayos de Florida en 1935 (sin nombre) alcanzaron también los 295 kilómetros por hora, pero lo hicieron en el Caribe o el Golfo de México, que suelen ser más cá lidos que las aguas abiertas del Atlántico, lo que fortalece los ciclones.

En cuanto a la amenaza que se cierne sobre Florida, Dixon señaló que es “todavía muy pronto para especificar el lugar del sur del estado donde tocará tierra el ojo de Irma, por las variaciones que pueden producirse”, aunque es “muy probable que los vientos huracanados comiencen a sentirse el sábado por la tarde”.

Pese a las “fluctuaciones de intensidad” que experimentará Irma en las próximas 48 horas, el sistema permanecerá como un “poderoso huracán de categoría 4 o 5 durante los próximos dos días”, por lo que su ojo podría tocar tierra en la península Floridana con temible poder devastador.

Mientras, el huracán Katia, que se gestó este miércoles en el Golfo de México, se intensifica sobre las aguas calientes y se vaticina que se transformará en un ciclón de categoría mayor (3, 4 o 5) mientras se aproxima a la costa mexicana.

En su boletín más reciente, el NHC señaló que Katia se encontraba estacionaria en aguas del Golfo de México a 215 millas (345 kilómetros) al este de Tampico y 195 millas (315 kilómetros) al nornoroeste de Veracruz.

Hacia esta región se encaminará el ciclón esta noche o a primeras horas del viernes, según el NHC, que alertó de las fuertes lluvias, la “peligrosa” marejada y las grandes y destructivas” olas que provocará Katia.

Irma llega a República Dominicana

El poderoso huracán Irma, de categoría 5, la máxima, se encuentra al norte de República Dominicana, donde está causando fuertes lluvias y vientos, tras dejar atrás Puerto Rico.

El ojo del huracán Irma se mueve a 26 kilómetros por hora hacia el noroeste de República Dominicana y está a 155 kilómetros de Punta Cana, según el último informe del Centro Nacional de Huracanes.

Un total de 17 provincias, entre ellas Santo Domingo, la capital, se encuentran en alerta roja (máxima), 12 en alerta amarilla (intermedia) y tres en verde (mínima), mientras que en Haití se declaró la alerta roja en todo el país.

Al menos ocho muertos en San Martín

Al menos ocho personas murieron y una veintena resultaron heridas en la parte francesa de la isla de San Martín a causa del huracán Irma, según dijo el teniente coronel Vincent Boichard, uno de los responsables de la protección civil, en declaraciones hoy al canal “BFMTV”.

La ministra francesa de Ultramar, Annick Girardin, que llegó de madrugada a la isla de Guadalupe desde París con más de un centenar de miembros de equipos de salvamento, no quiso pronunciarse sobre la cifra de víctimas, en una primera comparecencia ante la prensa a las 06.00 GMT, y se limitó a reconocer que “tenemos daños extremadamente importantes” tanto en San Martín como en San Bartolomé.

Girardin señaló que en las próximas horas, una vez que amanezca, está previsto un vuelo con un avión militar CASA desde Guadalupe hasta San Martín para hacer un reconocimiento y porque se ha podido liberar una pista del aeropuerto para su aterrizaje.

El objetivo es poner en marcha un puente aéreo para organizar las labores de salvamento y de abastecimiento, que se harán también por barco.

“Todos los edificios de San Martín han resultado afectados”, incluidos el hospital, el cuartel de bomberos o la prefectura, que ha sido “destruida”, precisó.

“El Gobierno está totalmente movilizado”, aseguró la titular de Ultramar. En la parte francesa de San Martín viven unas 35.000 personas, algo menos que en la holandesa.

Se forman dos nuevos huracanes

Las tormentas tropicales José y Katia se convirtieron la tarde de este miércoles en huracán de categoría 1 en la cuenca atlántica y se sumaron al poderoso huracán Irma, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

José se encuentra en aguas abiertas del océano Atlántico y podría seguir la estela de Harvey en su rumbo hacia el caribe, mientras que Katia se formó en el suroeste del Golfo de México.

Las previsiones de los expertos del CNH apuntan que José, que tiene unos vientos de 75 millas por hora (120 kilómetros por hora), se dirija hacia oeste-noroeste, rumbo a las Antillas Menores, que ha castigado en las últimas horas el huracán Irma, de categoría 5, la máxima.

José se encuentra a 1.040 millas (1.675 kilómetros) de las Antillas Menores, donde podría llegar este próximo fin de semana, aunque posteriormente viraría ligeramente hacia el norte para situarse entre los archipiélagos de Bermudas y Bahamas, y no como Irma, que pasará cerca de la costa norte de Puerto Rico y Cuba.

Al igual que José, Katia también tiene vientos máximos sostenidos, con rachas más elevadas, de 75 millas por hora (120 kilómetros por hora), lo que ha puesto en aviso de huracán al estado mexicano de Veracruz, desde Tuxpan a Laguna Verde, indicó el NHC.

Este ciclón se encuentra a 185 millas (295 kilómetros) de Tampico y 185 millas (300 kilómetros) de Veracruz, ambos en México, y se mueve hacia el sureste a una velocidad de 3 millas por hora (6 kilómetros).

Las previsiones de los meteorólogos es que Katia permanezca frente a la costa hasta última hora del viernes, cuando tocaría tierra en México para debilitarse posteriormente a depresión tropical.

Se espera que Katia produzca acumulaciones de lluvia total de 5 a 10 pulgadas (de 127 a 254 milímetros) sobre el norte de Veracruz, y 2 a 5 pulgadas (de 50 a 127 milímetros) al sur de Tamaulipas, al noreste de Puebla y al sur de Veracruz en la mañana del sábado.

El CNH alertó sin embargo que en el norte de Veracruz se puede acumular cantidades máximas de hasta 15 pulgadas (381 milímetros).

Esta lluvia puede poner en peligro la vida de las personas debido a inundaciones y deslizamientos de tierra, especialmente en áreas montañosas, indicó el CNH.

Estos dos huracanes se suman al “potencialmente catastrófico” Irma, el huracán más fuerte registrado hasta ahora en el Atlántico, que se acerca a la costa noreste de Puerto Rico tras dejar atrás las Islas Vírgenes Británicas, en el Caribe.

Irma

Un hombre camina bajo la lluvia en San Juan (Puerto Rico). EFE | Thais Llorca.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada.

A esta siguieron Bret, Cindy, Don, Emily y Franklin, que se convirtió en el primer huracán de la temporada; luego, Gert, el segundo huracán; Harvey, que alcanzó la categoría 4; Irma, categoría 5, la máxima; y José y Katia, por ahora de categoría 1

Mientras tanto, el huracán de categoría 5 Irma, el más fuerte registrado nunca en el Atlántico, no cede un ápice su fuerza y mantiene sus vientos de 295 kilómetros por hora mientras se acerca a la costa norte de Puerto Rico en su avance hacia República Dominicana, Cuba, Bahamas y el sur de Florida.

Dennis Feltgen, meteorólogo y director de comunicaciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., dijo que Irma, que azota desde esta madrugada las Antillas Menores con sus vientos “potencialmente catastróficos”, es el huracán más intenso formado en aguas del Atlántico.

Otros huracanes como Wilma (2005), Gilbert (1988) y el que asoló los Cayos de Florida en 1935 (sin nombre) alcanzaron también los 295 kilómetros por hora, pero lo hicieron en el Caribe o el Golfo de México, que suelen ser más cálidos que las aguas abiertas del Atlántico, lo que fortalece los ciclones.

El “extremadamente peligroso” Irma descargó hoy su furia sobre las Antillas Menores golpeando las islas caribeñas de San Martín, Anguila, Antigua y Barbuda y se moverá en las próximas horas sobre partes del norte de las Islas Vírgenes.

Según las proyecciones del NHC, el ojo del sistema pasará cerca o justo al norte de Puerto Rico esta tarde o noche y cerca o sobre la costa norte de la República Dominicana el jueves, para luego enfilar hacia Turcos y Caicos y el sureste de Bahamas, seguir su ruta hacia el norte de Cuba y cernirse sobre Florida el fin de semana.

Preocupa sobremanera los estragos que pueda causar Irma a su paso por La Española (República Dominicana y Haití), especialmente en la segunda, con centenares de familias aún en campamentos como consecuencia del huracán Matthew y unas 40.000 personas todavía desplazadas por el potente terremoto que destruyó parte de Haití en 2010 y que dejó unos 300.000 muertos.

Los meteorólogos del NHC estiman que Irma tendrá fluctuaciones en la fuerza de sus vientos, pero se mantendrá como un categoría 4 o 5 los próximos dos días. Mientras tanto, dejará acumulaciones de agua de hasta 20 pulgadas (508 milímetros) en las islas más septentrionales de las Antillas Menores y hasta 15 (381 milímetros) en el noroeste de Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Estas precipitaciones podrían provocar riadas y corrimiento de tierras, alerta el NHC, que apunta además al fuerte oleaje y al aumento del nivel mar de hasta 6 pies (1,8 metros) en la costa norte de Puerto Rico y de 11 pies (3,3 metros) en las Islas Vírgenes debido a la marejada ciclónica.

Pese a que todavía es pronto para predecir por dónde pasará el ojo del huracán, Felgen aseguró que Florida recibirá el “impacto” de Irma el fin de semana, “con vientos huracanados que se empezarán a sentir el sábado y lo peor llegará el domingo”.

Feltgen advirtió del error que supone atender otros aspectos que no sea el relativo al radio de acción del cono de proyección que muestra el NHC en cada uno de los boletines que emite con regularidad. “No se enfoquen en otra cosa que no sea el cono de proyección”, alertó.

Irma pasó en la mañana del jueves pasado en aguas del Atlántico directamente de tormenta tropical a huracán de categoría 2 y rápidamente se transformó en un ciclón mayor, al subir a categoría 3 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, y rápidamente alcanzar la intensidad cuatro y cinco, la máxima.

Uno de los factores que aceleraron el rápido aumento de la intensidad de los vientos fue el papel de las aguas marinas como combustible, con la temperatura de la superficie 1,8 grados más caliente de lo normal en estas fechas de verano, según Jeff Masters, director de meteorología del Weather Undergroun.