Nación

Comunidad internacional condena ataque a estudiantes

Condena

México, Argentina y Costa Rica hacen un llamado a cesar la represión contra manifestantes civiles y obispos. Senadores EE.UU. repudian los ataques.



Los senadores estadounidenses por Florida Bill Nelson y Marco Rubio repudiaron los ataques de policías y paramilitares nicaragüenses a estudiantes, de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), opositores al gobierno de Daniel Ortega que se refugiaron desde el viernes, junto con cuatro periodistas, en una iglesia de Managua durante más de 16 horas.

“La violencia perpetrada por el régimen de Ortega es reprensible y no debe tolerarse. Es inquietantemente similar a la de (Nicolás) Maduro y (Raúl) Castro”, se lamentó Nelson.

“El pueblo estadounidense está del lado del pueblo nicaragüense. Merecen que se escuche su voz”, aseguró en su cuenta de Twitter el demócrata, quien se reúne en Miami con el presidente electo de Colombia, Iván Duque.

Por su parte, el senador republicano Marco Rubio manifestó que los atacantes “tendrán que rendir cuentas y enfrentar la Justicia”.

“Los ataques mortales de anoche a estudiantes y periodistas por parte de las fuerzas paramilitares controladas por el régimen de Ortega no dejan dudas sobre el camino elegido por el régimen”, manifestó Rubio.

El senador cubano-estadounidense dijo que apoya los esfuerzos de la Iglesia católica, la sociedad civil, los movimientos estudiantiles y el sector privado “para realizar elecciones anticipadas en Nicaragua“, supervisadas por la Organización del Estados Americanos (OEA).

México expresa su profunda preocupación

El Gobierno de México condenó la represión contra estudiantes y civiles en la UNAN-Managua y en una iglesia, que dejó al menos dos muertos y varios heridos.

“México condena el uso de la violencia y la represión en contra de estudiantes y civiles en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN)”, detalló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un boletín.

Además, el Ejecutivo mexicano expresó “su profunda preocupación por los continuos actos de violencia en el marco de las protestas sociales en Nicaragua“.

“México condena el uso de la fuerza letal en contra de estudiantes y civiles que se encontraban en las instalaciones de la universidad, y deplora que no se haya permitido el acceso oportuno de asistencia médica y de los mecanismos internacionales de protección a los derechos humanos que acompañan el diálogo en Nicaragua“, agregó.

El país extendió “su solidaridad a los familiares de las víctimas e hizo votos por una pronta recuperación a los heridos”. Además, hizo un llamado para que se garantice la integridad física y el “pleno respeto de los derechos humanos de quienes han buscado refugio en instalaciones religiosas”.

El país consideró “imperativo” que todas las partes, particularmente las autoridades, restablezcan el diálogo para encontrar una solución “pacífica” a la crisis con el acompañamiento del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“México continuará respaldando las labores de la Conferencia Episcopal Nicaragüense (CEN) como mediadora, así como cualquier acción que contribuya al diálogo y reconciliación entre los nicaragüenses”, indicó.

Argentina llama al Gobierno a cesar la represión

El Gobierno argentino consideró “inadmisibles las agresiones contra la sociedad civil, eclesiásticos y defensores de los derechos humanos” en Nicaragua y pidió al gobierno de Nicaragua “cesar” con la “represión” y “restablecer la convivencia pacífica”, informaron fuentes oficiales.

“El gobierno argentino llama al gobierno nicaragüense a cesar en forma inmediata con la represión y a restablecer la convivencia pacífica, el funcionamiento se las instituciones democráticas y el Diálogo Nacional”, expresó la Cancillería argentina en una nota de prensa.

Asimismo, condenó “los ataques contra civiles alojados en la Universidad Autónoma de Nicaragua perpetrados por fuerzas de seguridad”.

Costa Rica aboga por la región

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica expresó en un comunicado de prensa que “lo que acontece en Nicaragua afecta directamente a toda la región en aspectos migratorios, sociales, económicos y humanitarios, por lo que Costa Rica demanda una pronta reacción para atender esta dramática crisis”.

“Durante décadas, Costa Rica se ha dedicado a promover la paz, la libertad, la democracia y el desarrollo, por lo que no puede guardar silencio sobre la escalada de violencia y represión que ocurre en Nicaragua, que ha cobrado más de tres centenares de víctimas mortales y un alto número de personas heridas”, cita el boletín.

Además añade que “las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, la intimidación contra manifestantes, medios de comunicación, estudiantes, defensores de los derechos humanos y miembros de la Iglesia católica son actos inadmisibles, que deben terminarse cuanto antes”.

“Costa Rica condena vehementemente el uso de la fuerza letal en contra de estudiantes y civiles en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) y deplora que no se haya permitido el acceso de asistencia médica”, escribió en su cuenta oficial de Twitter la vicepresidenta y canciller, Epsy Campbell.