Nación

Comunidades indígenas caribeñas demandan participar dentro del UNAB

Líderes territoriales exigen que se visibilice la participación de las comunidades originarias dentro de las protestas contra la dictadura

Miembros del Concejo de Ancianos de las comunidades originarias de la Mosquitia, en la Costa Caribe de Nicaragua, solicitaron al concejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que los incorporen en las diferentes comisiones de trabajo que han organizado para continuar la lucha contra el régimen de Daniel Ortega. Ellos no tienen representatividad en los diferentes movimientos políticos.

El anciano Simoon Rocha denunció que los pueblos originarios tienen varios años siendo reprimidos por el régimen de Ortega, que se niega a frenar la invasión de los colonos en los territorios comunales; en cambio, mantiene a la población originaria viviendo en pobreza extrema y con acceso limitado a servicios como salud y educación. Es así que la población indígena de Nicaragua se sienten en el abandono.

Rocha demandó a la UNAB que visibilice el conflicto territorial que prevalece en la Costa Caribe y explicó que desde el año 2015 hasta la fecha, ellos han logrado contabilizar 28 líderes comunales asesinados, más de 5 000 personas desplazadas o exiliadas, decena de secuestros y dos comunidades destruidas completamente por colonos que intentan robarles  las tierras que por ley les corresponden.

Según el anciano, las personas que huyen de los conflictos territoriales migran hacia Honduras debido a que es el territorio más cercano y otros llegan con muchas dificultades hasta cabeceras municipales como Puerto Cabezas o Bilwi.

Participaron en rebelión cívica

“Nosotros pedimos que las comisiones que se conforman a nivel de la OEA, de las Naciones Unidas, la gente de los derechos humanos que visibilizan lo que pasa en el pacífico, que vayan a ver lo que ocurre en la Mosquitia”, subrayó Rocha. Luego enfatizó que los pueblos originarios también participaron activamente en la ola de protestas contra el régimen que comenzó con la Rebelión de Abril y también se les violentaron sus derechos más elementales.

El abogado caribeño Mark Rivas enfatizó: “nosotros hemos realizado muchas marchas de protestas y hemos sido reprimidos, hemos sido perseguidos, pero no visibiliza lo que pasa allá”. Los comunitarios también lanzaron un llamado de auxilio por la reserva de Bosawas que está siendo devorada rápidamente a medida que los colonos ganan terreno.

El politólogo Félix Maradiaga señaló que el régimen de Ortega ha intentado suplantar a las autoridades locales, ya que los pueblos originarios tienen su cosmovisión, eligen a sus líderes según sus tradiciones, y las autoridades electas o designadas por el régimen no necesariamente son los que cuentan con el respaldo de la comunidad.

Más en Nación

Send this to a friend