Política

Concejales liberales imponen a nuevo alcalde de Mulukukú

Mayoría de concejales liberales elige a relevo de alcalde exiliado; a la vicealcaldesa solo la apoyaron seis concejales del FSLN

Apolonio Fargas renunció a su cargo de alcalde de Mulukukú y, desde el exilio, acusa a su vicealcaldesa, Silgia Gómez, de confabular con del Frente Sandinista para encarcelarlo y quedarse con la alcaldía.

El concejo municipal de Mulukukú, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, aceptó la renuncia del alcalde liberal Apolonio Fargas y en su lugar nombró al concejal liberal Francisco Obando, haciendo a un lado a la vicealcaldesa Silgia Gómez, a quien por ley le corresponde asumir el cargo, según lo establecido en la Ley 40, Ley de Municipios.

El relevo de Fargas fue electo por mayoría absoluta durante una sesión extraordinaria del Concejo Municipal y contó con el voto favorable de diez concejales del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y tres concejales de Ciudadanos Por la Libertad (CxL). A la decisión del Concejo solamente se opuso la vicealcaldesa liberal Silgia Gómez, quien contó con el respaldo de los seis concejales de Frente Sandinista de Liberación Nacional.

El exalcalde Fargas, quien tuvo que salir del país debido a que es víctima de persecución política, explicó que el partido decidió nombrar en su lugar a un concejal y no a la vicealcaldesa porque “ella está confabulada con el Frente Sandinista” para quedarse con la alcaldía de Mulukukú.

Al ser cuestionado sobre la sucesión establecida en la Ley de Municipios, Fargas argumentó que el cargo le pertenece al partido, tal como hizo en ocasiones anteriores el Frente Sandinista.

Vicealcaldesa rompió acuerdo

Una fuente de la Alcaldía de Mulukukú explicó que Fargas y la vicealcaldesa Gómez sostuvieron una reunión con la presidenta nacional del PLC, María Haydée Osuna, en la que acordaron que ambos renunciarían al cargo para que asumiera el concejal Francisco Obando. Sin embargo, una vez que Fargas envió su carta de renuncia Gómez quiso quedarse como alcaldesa.

Fargas –además– responsabilizó a la vicealcaldesa de haber conspirado contra él para que lo encarcelaran en junio de 2018 y aseguró tener “evidencias claritas” de una reunión que Gómez sostuvo con altos mandos policiales de Siuna, donde planificaron la “persecución y posiblemente hasta el asesinato” en contra suya.

El exalcalde explicó que su principal condición para renunciar al cargo fue el partido no permitiera que “alguien que me estaba haciendo la vida imposible y que se confabuló con el Frente Sandinista” consiguiera su objetivo de quedarse con la Alcaldía de Mulukukú.

Incidente durante la elección de relevo

En algunos videos de la sesión municipal se observa a Selmira Ruiz, madre de la vicealcaldesa, tirando de la camisa al concejal Cruz Felipe Roble y dándole una bofetada a otro de los asistentes a la sesión.

Al final de la reunión Francisco Obando, el alcalde designado por el Concejo Municipal, lamentó la reacción de los parientes de la vicealcaldesa y expresó que era de esperarse porque el fondo del asunto es “el amor a un puesto público” y solicitó apoyo de organismos internacionales para sacar adelante al municipio de Mulukukú que ha sido históricamente castigado por ser de mayoría opositora al régimen gobernante.

El pasado nueve de agosto, unos treinta oficiales de la Policía allanaron arbitrariamente la Alcaldía de Mulukukú y secuestraron por más de ocho horas a los trabajadores de la municipalidad, esto luego que al alcalde Fargas solicitó una prórroga para una auditoría que pretendía realizar la Contraloría General de la República.  Los oficiales se llevaron un sinnúmero de documentos y sustrajeron la información de las computadoras.

Ese mismo día la policía allanó el domicilio del alcalde Fargas donde quebraron puertas y las ventanas, de ese lugar los oficiales se llevaron documentos y objetos personales del alcalde. El asedio policial obligó a Fargas a refugiarse en una casa de seguridad y posteriormente irse al exilio.

Más en Política

Send this to a friend