Nación

Costa Rica acusa al Ejército y Nicaragua alega “delincuencia común”

El nicaragüense Rubén Loásiga murió en territorio tico; Policía dice que era “delincuente”

Horas después de que el gobierno de Costa Rica expresó su “enérgica y rotunda protesta ante Nicaragua” por el supuesto ingreso de efectivos del Ejército a su territorio, la dictadura Ortega-Murillo emitió un comunicado de respuesta, “rechazando las infundadas aseveraciones” ticas que “pretenden manipular la ocurrencia de un delito común con acusaciones falsas”.

Horas antes, la cancillería costarricense calificó como “un hecho de enorme gravedad el generado por las acciones de seis efectivos del Ejército de Nicaragua que penetraron al territorio costarricense en Calle Chinchilla del Barrio San Sebastián de Pueblo Nuevo, Distrito de Pocosol, Cantón de San Carlos, Provincia de Alajuela, a unos 150 metros de la frontera con Nicaragua, cerca del mojón fronterizo No. VI”.

“Dichos efectivos del Ejército de Nicaragua, según confirmaron testigos que presenciaron los hechos, dieron muerte en este sitio al ciudadano nicaragüense de nombre Rubén Loáisiga, cuyo cuerpo quedó en la zona, y regresaron posteriormente al territorio de Nicaragua”, reza el comunicado de Costa Rica.

Sin embargo, el comunicado de la dictadura de Managua alega que el episodio se trató de “delincuencia común”. El régimen sandinista sostiene que la Policía informó en la nota de prensa 30-2019 “que el día Lunes 26 de agosto del año 2019 a las 10:15 am, la Unidad Policial de Boca de Sábalos, Municipio El Castillo, Departamento de Rio San Juan, se recibió denuncia de la ciudadana Maricela del Carmen Guzmán Peña, de 18 años de edad, quien fue víctima del delito de Robo con Intimidación en la Comarca Poco Sol”.

Según al versión de Managua, Guzmán Peña manifestó “que 4 sujetos armados con 2 armas de fuego y 2 armas cortopunzantes, ingresaron de forma violenta a la Pulpería propiedad de su hermana Marbeli Guzmán Peña, agredieron físicamente al ciudadanos William Suárez, sustrajeron dinero en efectivo y secuestraron a Marbelí Guzmán Peña, a quien dejaron en libertad posteriormente y los delincuentes huyeron con dirección a Costa Rica. Las víctimas identificaron como uno de los autores del delito al delincuente común Rubén Amado Loáisiga Rodríguez”.

“Grave violación de integridad territorial”

La supuesta incursión militar denunciada este lunes por Costa Rica eleva la tensión fronteriza, en medio de la crisis sociopolítica de Nicaragua y la oleada de más de 70,000 exiliados políticos en territorio tico.

“Además del asesinato que se cometió en suelo costarricense por parte de oficiales de Nicaragua, el ingreso de militares nicaragüenses al territorio costarricense constituye una grave violación a la integridad territorial y soberanía nacional de la República de Costa Rica”, insistió Costa Rica en su comunicado. “Estos hechos son contrarios al principio cardinal bajo el Derecho Internacional del respeto a la inviolabilidad del territorio de los Estados, establecido en la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y consagrado además en la Constitución Política de la República de Costa Rica, que establece que tropas extranjeras solo podrán entrar a suelo costarricense previa autorización de la Asamblea Legislativa”.

La incursión militar se suma a otro episodio fronterizo reciente: La dictadura Ortega de Daniel Ortega y Rosario Murillo señaló el pasado de 12 de agosto a la Fuerza Pública tica de supuestamente asesinar al nicaragüense Henry Ruiz durante un operativo policial.

El orteguismo calificó el hecho como un “crimen de lesa humanidad”, mientras las autoridades costarricenses han dicho que el caso está siendo investigado y han detallado que se trató de una investigación contra el contrabando de mercancías en el que se vieron involucradas varias lanchas. Uno de los boteros de una lancha que se dio a la fuga fue encontrado herido río abajo y luego falleció, según la versión oficial de Costa Rica.

El canciller tico, Manuel Ventura, aseguró que Nicaragua está explotando la muerte de Henry Ruiz para llevar a cabo una “burda e hipócrita” campaña de desprestigio internacional contra Costa Rica, con la que pretende “desviar la atención sobre su situación interna, mediante la descarada manipulación de la información”.

No obstante, este martes la cancillería orteguista contraatacó a su par tica: “El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua rechaza las infundadas aseveraciones de las autoridades del Gobierno de Costa Rica, quien a través de la comunicación antes referida pretende manipular la ocurrencia de un delito común con acusaciones falsas, para tratar de encubrir el asesinato perpetrado por 1os miembros de las Fuerza Pública de Costa Rica el pasado 12 de agosto 2019 en contra del ciudadano nicaragüense Henry Ruiz Ramos, crimen que fue denunciado por Nicaragua ante  el Gobierno de Costa Rica y la Comunidad Internacional, sin que hasta el momento el Gobierno de Costa Rica dé respuesta”.

Más en Nación

Send this to a friend