Nación

Cruz Roja salva a madres de presos políticos acorraladas por turbas en Catedral de Managua

Las nueve mujeres que realizaban huelga de hambre y que eran acechadas desde la noche del lunes por turbas orteguistas lograron ser evacuadas

La Cruz Roja Nicaragüense logró evacuar y salvar al último grupo de madres de presos políticos que se encontraba realizando una huelga de hambre, desde este lunes, en la Catedral de Managua y que desde anoche se encontraban atrapadas en el templo y asediadas por turbas orteguistas.

En redes sociales, las madres habían divulgado videos en los que aseguraban estaban temiendo por su seguridad, porque fanáticos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo se tomaron el templo al anochecer del 18 de noviembre.

En la madrugada un primer grupo de madres, que exigen la liberación de sus hijos encarcelados, huyó tras un ataque ejecutado por las turbas sandinistas, que junto con la Policía de Nicaragua mantienen sitiado el lugar.

El grupo de nueve personas, en su mayoría mujeres, logró ser desalojado del templo católico,  horas después del ataque en el que fueron agredidos a golpes un sacerdote y una monja por parte de las turbas de la dictadura.

“Tuvimos que desalojar por motivos de seguridad, ya no se puede continuar allí. Ahora ya estamos a salvo, estamos lejos, gracias a Dios estamos a salvo”, comunicó la manifestante Dulce Briceño, en un video que divulgó en redes sociales.

Desde que las madres anunciaron la huelga de hambre, al mediodía de ayer, la Policía sitió la catedral de Managua y solamente permitió el ingreso de las turbas de fanáticos del régimen.

En Masaya siguen cercados

La Policía mantiene sitiada la parroquia San Miguel Arcángel, en la ciudad de Masaya, donde once mujeres realizan huelga de hambre para tener una “navidad sin presos políticos”.

En dicha parroquia se encuentran atrapados, con ayuno forzoso, otras cinco personas, entre ellas el padre Edwin Román.

huelga iglesia San Miguel
Madres en huelga de hambre se asoman en las ventanas del ala derecha de la iglesia San Miguel Arcángel. Foto: Carlos Herrera.

Román, quien ha sufrido varios desmayos, ha dicho que se sienten como “rehenes”, ya que un cerco de Policías evita el ingreso de ayuda humanitaria, y la dictadura ha cortado los suministros de luz y agua.

Un reporte de la situación emitido por el padre esta mañana confirmó que el estado de salud de las mujeres se está deteriorando.

Más templos sitiados

Grupos de oposición informaron esta mañana que al menos 16 templos católicos se encuentran sitiados por policías o grupos oficialistas, de ellos dos son catedrales, incluida la de Managua, además de la parroquia de Masaya.

Managua es la ciudad con más templos sitiados, con seis, seguida de Masaya con cuatro, y una cada una en las ciudades de Carazo, Chinandega, Granada, León, Rivas, más la catedral de Estelí.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó la “violencia contra madres y religiosos por parte de civiles”, y exigió “al Estado investigar esos hechos, detener asedio policial a templos y familiares de presos políticos”, además de mostrar su “preocupación” por las personas arrestadas por llevar ayuda humanitaria a las personas en huelga.

Con información de EFE

Más en Nación

Send this to a friend