Política

Un grupo de 27 intelectuales, periodistas y políticos expresan su preocupación por la situación política de Nicaragua

De Somoza a Ortega: un manifiesto exige elecciones libres

Demandan que Gobierno garantice observación nacional e internacional de cara a elecciones de noviembre



Hace más de cuarenta años un grupo de 27 personalidades de la vida política, académica y económica del país hicieron público un manifiesto en el que le exigían al somocismo el respeto por elecciones libre. Este jueves una iniciativa similar fue presentada en Managua, donde una reedición del llamado Grupo de los 27 presentó un manifiesto titulado “No permitamos que una minoría secuestre a la nación”, en el que exigen al gobierno del comandante Daniel Ortega elecciones libres y transparentes como “el único medio civilizado para elegir a las autoridades y definir el rumbo del país”.

El documento, leído ante los medios de comunicación, destaca que las elecciones previstas para el seis de noviembre “deben realizarse con toda libertad, sin coacciones ni abusos de ninguna clase, garantizando igualdad de condiciones para los contendientes y un conteo de votos honesto y transparente”.

El Grupo de los 27 conformado por intelectuales, académicos, escritores, políticos y directivos de organizaciones de la sociedad civil también cuestionan en su comunicado la falta de credibilidad y la incapacidad del Consejo Supremo Electoral para conducir el proceso de votaciones. “El control absoluto ejercido por el grupo gobernante, el colaboracionismo corrupto de algunas facciones partidarias, el ocultamiento de datos y el sinnúmero de anomalías registradas en las últimas elecciones, lo han convertido en una institución fallida y en una maquinara especialmente diseñada para el fraude”, destaca el manifiesto.

Igualmente afirmaron que a seis meses de las elecciones presidenciales tampoco se hayan aplicado las recomendaciones de los organismos de observación nacional e internacional. “De hecho, a estas alturas, ningún organismo serio de observación electoral internacional, como la Unión Europea, la OEA o el Centro Carter, así como ningún organismo nacional, ha sido invitado”, lo que, dicen, deja “serias dudas acerca de la credibilidad del actual proceso y sus posibles resultados”.

Entre los firmantes del manifiesto figura el ciudadano Adolfo Bonilla, un anciano de más de 70 años que también suscribió el pronunciamiento del Grupo de los 27, de 1974, en aquella ocasión contra la pretensión reeleccionista y fraudulenta del dictador Anastasio Somoza Debayle.

Aquel manifiesto de 1974 agregaba que “el gobierno se empecina en apartarnos a los nicaragüenses del camino electoral, al reservarse inescrupulosamente el manejo de todos los mecanismos que desde la inscripción hasta el escrutinio le permitan desembocar adonde él quiera… Este empecinamiento constituye una abierta provocación al pueblo que se verá obligado a buscar legítimamente otros procedimientos para encontrar sus propias soluciones, de lo cual, el mismo gobierno será directamente responsable…”.

La escritora Geoconda Belli, que forma parte del grupo, cuestionó la concentración de poder en manos de Daniel Ortega y la primera dama, Rosario Murillo. “No hay nadie que le diga nada al poder porque todo el poder está concentrado en dos personas”, dijo la poetisa, quien además lamentó tener que pronunciarse ahora contra un gobierno autoritario, tal y como ocurrió hace 42 años contra el último dictador Somoza. “Es bien triste para mí estar diciendo que este gobierno que viene de la revolución sandinista, va a repetir el ciclo negro de este país”, lamentó Belli.

Entre el Grupo de los 27 de 2016 también figura el empresario radial y excandidato presidencial opositor Fabio Gadea, quien desistió de volver a competir para los comicios de noviembre próximo porque “no se ve ninguna señal de que habrá elecciones transparentes”. Gadea, sin embargo insistió en que los ciudadanos deben acudir a las urnas porque “es peor no ir, según los entendidos”, dijo el excandidato.

Otro de los firmantes del manifiesto fue el diputado opositor Carlos Langrand, quien centró sus críticas contra el gobierno de Ortega por “el deterioro acelerado de las instituciones democráticas y a una desenfrenada acumulación de poder, al ejercicio arbitrario de la autoridad y la violación sistemática de los derechos humanos y la persecución  y boicot de los medios de prensa independiente”.

Langrand, quien además es uno de los parlamentarios opositores más informados sobre temas económicos, cuestionó el manejo de la cooperación venezolana, el incremento de la deuda externa, la disminución del empleo, la desmejora del salario real de los trabajadores y el incremento de los índices de percepción de corrupción del Estado, medidos por organismos internacionales.

El manifiesto del Grupo de los 27 fue suscrito por intelectuales, académicos y políticos como Ernesto Cardenal,  Geoconda Belli, María José Zamora, Violeta Granera, Sofía Montenegro, Sergio Boffelli, Julio Icaza, Róger Arteaga, Fabio Gadea, Enrique Zelaya, Carlos Tünnermann, Edmundo Jarquín, Gabriel Álvarez, Edipcia Dubón, Cirilo Otero, Enrique Sáenz, Azahalea Solís, Carlos Langrand, Vidaluz Meneses, Octavio Ortega,  Adolfo Bonilla, entre otros.

Archivos adjuntos:

Manifiesto "No permitamos que una minoría secuestre a la nación"

  • pdf
  • 486,50 KB