Nación

Sin pruebas, juez condena a Brandon Lovo y Glen Slate por muerte de Gahona

Declaran culpables a los primeros presos políticos

"El Ministerio Público no pudo probar los hechos de la acusación" dice defensor: asesinato de periodista sigue en la impunidad



Tras un maratónico juicio que culminó a las 9:50 de la noche, el juez Sexto de Distrito Penal de Juicio, Ernesto Rodríguez, declaró culpables a los jóvenes creole Brandon Lovo y Glen Slate, por el asesinato del periodista blufileño Ángel Gahona, ocurrido el 21 de abril, cuando cubría las protestas en Bluefields contra las ahora fallidas reformas a la Seguridad Social.

Además de declararlos culpables por asesinato, el juez también falló en contra de los jóvenes por los delitos de asesinato frustrado en perjuicio del oficial Carlos Anselmo, portación o posesión ilegal de armas de fuego, y exposición y abandono de personas.

Los abogados defensores Amy García y Maynor Curtis solicitaron al juez Rodríguez el fallo de “no culpabilidad” basado en la duda razonable, pues la Fiscalía “no logró en ningún momento” demostrar que Lovo y Slate, tuvieran alguna responsabilidad en la muerte de Gahona.

Sin embargo, el Ministerio Público pidió la pena máxima por cada delito: 25, 20, 1 y 2 años respectivamente.

Familiares de los jóvenes creole durante el proceso, al cual no hubo acceso para organismos de derechos humanos ni medios independientes. Tomada de El 19 Digital | Confidencial

Pruebas presentadas no demuestran culpabilidad

“El Ministerio Público no pudo probar los hechos de la acusación y se creó una duda más que razonable para la inculpabilidad o la no responsabilidad penal de los acusados. El Ministerio Público presentó muchos testigos pero ninguno de los testigos que estuvieron en el lugar de la escena del crimen vio disparar a Brandon, ni a ninguna otra persona, y tampoco vieron a Glen darle el arma hechiza a Brandon”, afirmó Curtis.

La relación de los hechos de la acusación de la Fiscalía asegura que el disparo que mata a Gahona fue hacia el sur y no hacia el norte, y que el tirador estaba a 1.5 metros del costado oeste de la discoteca Bacu, lo cual ubica al tirador en la parte trasera del centro nocturno.

Curtis argumentó que los videos y los testimonios presentados en el juicio, demostraron que el disparo fue de la discoteca Bacu hacia la Alcaldía, es decir de sur a norte, y no al contrario, tal y como narra la relación de hechos de la Fiscalía.

Tomar como cierta la relación de hechos de la Fiscalía, según Curtis, indicaría que el tirador estaba detrás de la disco, y en ese lugar, al momento del suceso no había ninguna persona.

El juez Sexto de Distrito Penal de Juicio, Ernesto Rodríguez, durante el juicio por el asesinato del periodista Ángel Gahona. Tomada de El 19 Digital | Confidencial

“Esa inconsistencia de la Fiscalía, no la pudieron cambiar y realmente no sé cómo va a hacer la Fiscalía  para reparar este gran error en la acusación”, manifestó Curtis.

Otra inconsistencia que señaló Curtis tiene que ver con el arma que supuestamente usó Brandon para disparar contra Gahona, y que la Fiscalía presentó como otra prueba “contundente” para “probar” en el juicio que los jóvenes son culpables.

“Ellos traen un arma que encontraron en el mar. Esa arma no tiene huellas digitales. A Brandon y Glen no le encontraron restos de pólvora en las manos. No hay nada que vincule esa arma hechiza con los muchachos”, señaló Curtis.

La lectura de la sentencia será el jueves 30 de agosto. Los abogados defensores manifestaron que luego realizarán el proceso de apelación.

Viuda de Gahona: Lovo y Slate no son los culpables

Boanerges Fornos, abogado y representante legal de Migueliuth Sandoval, viuda de Ángel Gahona, dijo a Confidencial que esta no “comparte la decisión judicial” Rodríguez.

“Sandoval, los padres de Ángel y demás familiares, desde antes que me eligieran como representante, habían manifestado que estos jóvenes no eran responsables del asesinato, y señalaron la participación de un oficial de la Policía”, expresó el abogado.

Según Fornos, Sandoval quería que hubiera un representante legal de ella y la familia que estuviera pendiente del juicio, pues no estaban conformes con el proceso y la investigación, y no se sentían debidamente representados por el Ministerio Público.

“Se me instruyó de parte de Sandoval que si había certeza que los señalará y si no se demostraba nada, que explicara por qué consideraba que había dudas. El término que usé es que no había certeza de participación de los jóvenes y que hay dudas en el sentido de la ubicación del tirador y que la línea de tiro no es coherente con las demás pruebas. Señalé que el Ministerio Público había hecho un esfuerzo por las pruebas que habían traído pero que esas pruebas no acreditaban con certeza absoluta la responsabilidad de estos muchachos”, continuó Fornos.

La declaración de Fornos no fue del agrado de la representante del Ministerio Público, quien le acusó de perjudicar deliberadamente y de asesorar a la defensa de Lovo y Slate, lo cual Fornos negó e insistió en que no ocurrió, pues su declaración fue coherente con la posición de la viuda de Gahona y la familia del periodista.

“Decir que asesoré a la defensa porque coincidimos en algún lugar, es una falta de respeto, un abuso y es restar mérito a la capacidad de los otros abogados. Sandoval mantiene su posición de no aceptar la decisión del judicial y yo hice mi labor sin perjudicar los intereses de nadie”, señaló Fornos.