Nación

Dictadura Orteguista tiene detenidos a 148 presos políticos

Hasta el 28 de diciembre al menos 56 personas fueron detenidas arbitrariamente

El último listado elaborado por la Alianza Cívica y otras organizaciones que defienden y demandan la liberación inmediata de los reos de conciencia, reveló que la dictadura orteguista tiene en los sistemas penitenciarios del país a 148 presas y presos políticos.

De acuerdo al documento divulgado a través de las redes sociales, en diciembre al menos 56 personas fueron detenidas arbitrariamente siendo víctimas de diferentes formas de violencia. Del total de las 148 presos políticos, nueve son mujeres, uno es menor de edad y 12 son excarcelados del régimen que fueron recapturados en los últimos meses. También están en la lista cinco ciudadanos que tienen órdenes de libertad.

“Esta lista preliminar es el resultado de un trabajo colaborativo e interdisciplinario en el cual participan organizaciones nacionales de derechos humanos, de sociedad civil, de familiares de personas presas políticas, organizaciones de personas excarceladas, así como también colaboran abogados/as defensores, redes territoriales, activistas en redes sociales y la ciudadanía en general, a través de sus denuncias públicas”, dice el informe presentado el pasado 28 de diciembre.

Además de contabilizar el número de presos políticos, la Alianza Cívica también enumera a siete personas reportadas como desaparecidas. Asimismo 82 ciudadanos pendiente de confirmar ubicación o información.

Dentro de los 12 ciudadanos recapturados se encuentra Amaya Coppens, estudiante universitaria, de nacionalidad belga-nicaragüense, símbolos de la lucha contra la represión dictatorial.

La primera vez Coppens permaneció 245 días en prisión tras ser capturada cerca de la iglesia La Recolección, de León. Ahora supera los treinta días luego de ser apresada cerca de un templo, cuando llevaba agua y ayuda humanitaria a un grupo de madres de presos políticos que mantenía una huelga de hambre en la iglesia San Miguel, de Masaya.

Coppens y los jóvenes autodenominados “Los Aguadores”, enfrentarán un juicio político por supuesto “tráfico ilegal de armas”, programado para el 30 de enero de 2020.

Scannierth Merlo Lacayo, preso desde noviembre de 2018 y acusado de robar el carné de un militante sandinista. es otro de los presos políticos que está en la cárcel. Su madre Diana Lacayo afirma que ha vivido un infierno e insiste estar viva contra la voluntad de la dictadura. Ella permaneció, junto con ocho madres y familiares de reos políticos en una huelga de hambre en la iglesia San Miguel, de Masaya.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend