Nación

"No aceptaremos jamás informaciones calumniosas", aseguran militares

Ejército afirma tener “control absoluto de sus fuerzas y medios”

Ejército

Videos que muestran ingreso de supuestas turbas en el Hospital Militar serían de personas que atendían en el centro hospitalario, según el Ejérctio



El Ejército de Nicaragua aseguró este jueves que “tiene control absoluto de sus fuerzas y medios” y rechazó “todo tipo de manipulación de información falsa” que sugiere su participación a favor del Gobierno en el marco de la crisis que atraviesa este país y se ha cobrado la vida de más de 90 personas.

“Ante los hechos que se informan se ha manipulado este información, en tal sentido el Ejército de Nicaragua reitera su rechazo a todo tipo de manipulación de información falsa que a través de diferentes medios se divulga para tergiversar actuaciones de nuestra institución”, indicó en un comunicado.

“No aceptaremos jamás informaciones calumniosas. El Ejército de Nicaragua tiene control absoluto de sus fuerzas y medios”, sostuvo.

Medios locales divulgaron vídeos enviados por diferentes personas en la que se aprecia el ingreso de una camioneta con civiles armados al Hospital Militar, y de una camioneta saliendo en la que se montan otro grupo de personas, con banderas y símbolos sandinistas, con armas de fuego.

Según esas imágenes, eso ocurrió mientras se daban los ataques al término de la denominada “Madre de todas las marchas” en la capital de Nicaragua, celebrada por sectores que piden la salida del presidente Daniel Ortega y que terminó con un tiroteo, y que dejó al menos un saldo de seis fallecidos y 47 heridos, según un organismo humanitario.

El Ejército explicó que “hay orden expresa de atender a cualquier ciudadano que lo requiera en el servicio de emergencia” en el Hospital Militar y que en horas de la tarde, de ayer, se atendieron a once personas, de ellos dos civiles que llegaron fallecidos y ocho heridos productos de armas de fuego, así como un lesionado a causa de una caída.

“De los ciudadanos atendidos seis son miembros de la Policía Nacional a quienes se les retuvo en el área de ingreso sus armas de reglamento en cumplimiento de normas hospitalarias que regulan el no ingreso de personas portando armas de fuego”, afirmó.

Aseguró que ese armamento fue entregado bajo acta a la Policía Nacional, institución a la que también le dieron a conocer los datos de las personas que se atendieron con heridas de armas de fuego.

Asimismo, según el Ejército, entregaron el cuerpo de los dos fallecidos al Instituto de Medicina Legal.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 76 muertos desde el 18 de abril, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 83 según Amnistía Internacional (AI) y 85 de acuerdo con la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz nicaragüense.

Esa cantidad de fallecidos no incluyen los 11 registrados entre ayer y hoy por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La mayoría de las víctimas son estudiantes universitarios y civiles, y la causa más frecuente de muerte fue por disparos certeros en la cabeza, cuello y torso, por lo que la CIDH no descartó que el Gobierno de Nicaragua haya realizado “ejecuciones extrajudiciales”.

Las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega comenzaron en abril por unas fallidas reformas a la seguridad social, y se acentuaron como consecuencia de los asesinatos durante las manifestaciones.