Economía

Drástica reducción de transferencias a alcaldías y cero desembolsos para INSS y pensiones especiales

Empieza el “apretón de faja” en el Estado

Informe presupuestario confirma menores desembolsos en concepto de salarios para empleados públicos, subsidios, transferencias e inversión pública



La caída de la recaudación tributaria en 2584.8 millones de córdobas menos que en el primer trimestre del año anterior (un -11.2%), ha sido compensada por la austeridad forzada y el drástico recorte del gasto público, en un “apretón de faja” que está reduciendo el margen de acción para financiar el clientelismo político en el Estado.

La Administración de Daniel Ortega generó un remanente de casi 6000 millones de córdobas durante el primer trimestre de 2019, gracias a una marcada subejecución del presupuesto destinado a ese período, en el que se redujo la inversión pública, el gasto en salarios, los subsidios, y las transferencias a municipios, asociaciones, universidades e iglesias del país, entre otros.

Según el Informe de Ejecución Presupuestaria del periodo enero a marzo de 2019, publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), en los primeros 90 días del año se destinaron 16 865.1 millones de córdobas para financiar el gasto, lo que muestra un grado de ejecución de 20.8%, notablemente inferior al 26.3% ejecutado en el primer trimestre de 2018.

Al desglosar ese rubro, queda en evidencia la contracción del gasto corriente (en donde se incluyen los salarios de los trabajadores del Estado) que fue de 21.7% en este año, después del desempeño de 26.1% observado en 2018.

Por su parte, el gasto de capital muestra un nivel de ejecución más pobre aún (de 18.0%, versus el 26.7% del año pasado), a pesar del esfuerzo de la administración por restringir el gasto financiado con fuente interna, mientras se usan con “mayor desempeño y dinamismo”, las obras y proyectos financiados con fuente externa.

Al hacer el desglose por institución, el reporte muestra que las más castigadas son las partidas destinadas a cubrir los compromisos del Estado con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, al que no se le ha entregado ni un córdoba de los 250.6 millones que se debieron transferir en concepto de ‘Aporte Estatal’. Igual ocurre con los 160.8 millones que deberían entregarse para cubrir las pensiones especiales. El desembolso efectivo es cero.

La Alcaldía de Waslala. Archivo | Confidencial

La situación de las 153 alcaldías del país, de las cuales 135 están controladas por el partido de gobierno, es similar o peor. Al finalizar marzo deberían haber recibido 6416 millones de córdobas, pero solo se les había transferido 233.5 millones, equivalente a 3.6% del total, reduciendo drásticamente la disponibilidad de recursos para impulsar programas destinados a la base social del FSLN.

Otra partida que está en cero es la de ‘Aportes y Contribuciones a Organismos Internacionales’, (como la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), y el Sistema de la Integración Centroamericana, SICA), dotada con 97.9 millones de córdobas.

También, dos Fondos destinados a la minería: el de ‘Desarrollo y Promoción’, que no ha recibido nada de los 63.6 millones asignados para el presente año, y el de ‘Vigilancia y Supervisión’, que tampoco ha visto uno solo de los 43.5 millones de córdobas presupuestados para 2019.

Otros cuatro rubros sufrieron una desaceleración severa en el trimestre analizado, comenzando con el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec, con 5.9% de los 54.3 millones presupuestados); y el Ministerio de Energía y Minas (MEM, que recibió solo el 6.4% de los 556.5 millones presupuestados para 2019).

También el Fondo de Preinversión (8% de 70 millones) y –de nuevo- las alcaldías, que solo recibieron 11.3 millones (9.6%) de los montos recaudados en concepto de Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), y de Impuesto Municipal sobre Ingresos (IMI), que debería sumar 118.1 al concluir el presente año.

Salarios y subsidios

El Informe de Ejecución Presupuestaria del periodo enero – marzo 2019, muestra que el monto destinado a ‘remuneraciones’, apenas varió entre un trimestre y otro: los 6123.4 millones destinados a pagar los sueldos de la burocracia estatal (policías y militares incluidos) representó el 21.7% de los 28 197.3 millones asignados al año entero.

Un año antes, el monto desembolsado al cierre de marzo equivalía al 29.0% del total presupuestado para 2018, aunque ese alto desempeño se alcanzó porque en marzo hubo un adelanto del salario correspondiente al mes de abril, por efecto de Semana Santa.

Si bien los montos en 2019 deberían ser mayores –por causa de los dos aumentos de salario mínimo que se hacen cada año; el incremento del personal contratado y el número de empleados que suben en el escalafón, devengando así salarios mayores- la administración logró mantener ese gasto bajo control, aplicando una serie de medidas, de las que el documento detalla algunas.

Carlos Herrera | Confidencial

Una de ellas es el control de plazas vacantes. Otra, un “desfase con el pago del ajuste salarial del 5.0%”. No se hace referencia al número de nuevo personal contratado, ni del cesanteado, aunque sí se menciona la incorporación de “nuevo personal en el Ministerio de Educación”.

“El 63.0% (3855.3 millones de córdobas) de este gasto tiene como destino los Ministerios de Educación y de Salud. Un segundo grupo de instituciones que absorbe gran parte de este concepto, son la Policía Nacional, Corte Suprema de Justicia y Ministerio de Defensa, que representan 22.6% (1385.2 millones de córdobas)”, detalla el Informe

“Lo anterior ratifica la concentración y relevancia del gasto de personal en lo relacionado a los servicios sociales de educación y salud y de seguridad y orden público y defensa nacional”, añade.

El renglón ‘subsidio de transporte a nivel nacional – Petronic’, muestra que solo se han ejecutado 90 millones (18.1%), de los 497.1 millones de córdobas incluidos en el presupuesto de este año.

Competencia de incumplimientos

A pesar que el Plan de Inversión Pública representa una oportunidad para dinamizar la economía, aumentar el empleo, y tratar de apuntalar la ficción oficialista de que todo está normal, la administración Ortega solo ha ejecutado 2886.1 millones de los 16 817.5 millones disponibles, para 17.2%, en el primer cuarto del año, que es cuando más se construye, siendo que en el segundo trimestre comienza el periodo lluvioso.

El Informe muestra que el Ministerio de Gobernación es uno de los que presenta peor registro, pues entre enero y marzo, solo ejecutó 317 203.3 córdobas (0.08%) de los 380.4 millones asignados en el Presupuesto 2019.

Gobernación

El desglose muestra que no se usó un solo córdoba de los 47 millones destinados para rehabilitar la sede nacional del Ministerio. El presupuesto también contempla más de 250 millones para equipar, ampliar, rehabilitar, construir o mejorar los centros penitenciarios de Chinandega, Estelí, Granada, Juigalpa, Tipitapa, Matagalpa, Bluefields y León.

En ese caso, la ejecución también fue cero en el periodo observado.

De esos fondos, tampoco se ha ejecutado un centavo en las delegaciones migratorias de Bluefields y Chinandega, ni en la estación de bomberos de Bluefields, aunque sí en la de León, que ya ejecutó 317 203 córdobas, lo que equivale a 1.3% de los 24.3 millones disponibles para este año.

Con un 8.0% ejecutado, de los 376.8 millones disponibles, la Corte Suprema de Justicia no puede mostrar orgullo, siendo que el único complejo judicial en proceso, es el de Carazo, para el que ya se desembolsaron 30.4 millones de los 65 millones disponibles.

Fuera de eso, no se ha ejecutado ni un córdoba de los 99 millones destinados para ampliar el complejo de la Corte en Managua; nada de los 51.1 millones para construir el de Siuna; o los 37.5 millones para ampliar el de Masaya; los 30.5 millones para mejorar el de Bluefields; los 32 millones para ampliar el de Granada; los 18.7 millones para ampliar el de Estelí; los ocho millones para construir la Casa de Justicia en San Juan del Sur; ni de los 35 millones para ampliar el Instituto de Medicina Legal.

Otras instituciones con escaso cumplimiento de su parte del Plan de Inversión Pública, son el Ministerio de Educación (9.63% de los 1063.8 millones asignados para todo el año); el Ministerio Agropecuario: ni uno solo de los 14.6 millones previstos para 2019; y el Ministerio de Salud, que solo ha ejecutado 126.1 millones, equivalente al 14.9% de los 846.1 millones disponibles.