Nación

Emplazan a empleados públicos a que no se presenten a sus puestos de trabajo

Empresarios se suman a paro nacional de 24 horas

ParoNacional

Medardo Mairena: "El pueblo ya no lo quiere a Ortega en el poder y le exige su renuncia". Paro es medida de "presión, solidaridad y unidad"



Una hora después de anunciada la decisión de llamar a un paro nacional de 24 horas a efectuarse este jueves 14 de junio, los vehículos se agolpaban en las gasolineras, buscando combustibles, mientras las familias acudían a los supermercados para garantizarse unos días adicionales de abastecimiento para el hogar.

La medida podría neutralizar los posibles efectos adversos sobre la economía nacional, toda vez que el frenesí de compras observado la noche de este martes, “compensó en cierta medida cualquier impacto económico” que el paro pudiera causar, explicó el economista Adolfo Acevedo.

Lucy Valenti, presidente de la Cámara Nacional de Turismo, y empresaria del sector, admite que ese planteamiento “tiene su lógica”, aunque hay que recordar que las mayorías no disponen de recursos adicionales para comprar raciones extras de alimentos.

De todos modos, más que una consecuencia económica, lo que el paro pretende es galvanizar a la población en torno a la demanda nacional por una salida rápida e inmediata de Daniel Ortega y su mujer, Rosario Murillo, y porque cese la represión.

“Esta es una medida de presión para que el gobierno responda a las múltiples demandas de reanudar el diálogo, y porque se señale un garante internacional. También es una medida de solidaridad, de unidad nacional ante una situación de crisis, una señal clara de que la mayoría del pueblo está unido para lograr los grandes cambios que demanda el país. Es una muestra de fortaleza”, señaló Valenti.

“Esto es una demostración de fuerza colectiva por parte de la sociedad, que sirve para comunicar cuál es su decisión: que el gobierno regrese a la mesa del Diálogo Nacional, con la mediación de la Conferencia Episcopal, no de la Organización de Estados Americanos, dijo el economista.

Ahora sí: todos juntos

Para Medardo Mairena, coordinador del Consejo Nacional en Defensa de Nuestra Tierra, Lago y Soberanía, la decisión va más allá de ser un gigantesco megáfono que comunica de forma inequívoca la decisión de un país que repudia a sus gobernantes, sino que se convierte en una reivindicación para el segmento ciudadano que representa.

“Los campesinos pedían, que así como ellos estaban en las trincheras, y los estudiantes peleaban en las universidades, que así se sumara el resto del país. Por eso, felicitamos a la empresa privada por este llamado, que debe dejar claro a Ortega que no estamos jugando, que él debe presentar su renuncia, y que en eso no hay retroceso”, dijo el líder rural.

Mairena señaló que “esta es una decisión de la alianza en pleno”, lo que significa que “el sacrificio ahora es de todos: empresarios y ciudadanos, al igual que los campesinos. La economía es importante, pero la vida lo es más, y con esto mostramos que nos respaldamos mutuamente”.

La esperanza es que esa decisión se transforme en un golpe masivo que le muestre a Ortega que la unidad del pueblo es total. “Mucha gente quizás está cuidando un empleo y por eso no se suma, pero llamamos a la conciencia de los trabajadores estatales, de ponerse al lado del pueblo, y asegurarles que si ellos renuncian ahora, recuperarán sus empleos cuando seamos un país democrático”.

“El pueblo y los empresarios estamos exigiendo la renuncia de Ortega. El paro será efectivo en lograr el objetivo de lograr que se vaya, porque el pueblo ya no lo quiere en el poder y le exige su renuncia”, aseguró Mairena.

A situaciones desesperadas…

A la par suya, Nayive Acevedo Ruiz, del movimiento campesino de Río San Juan, relató que en ese departamento del país, “la gente está atrincherada casi desde hace dos meses, y en paro total desde que regresamos a nuestras casas, después de viajar a Managua, a la marcha del Día de las Madres el 30 de mayo”, refirió.

Por los tranques de la zona, solo se deja pasar los vehículos por emergencias. “Los camiones no pasarán. Tenemos que sufrir todos, si queremos una Nicaragua libre, porque eso nos beneficiará a todos”.

Finalmente, el abogado y político liberal leonés, José Pallais, opinó que el llamado al paro nacional por 24 horas fue una decisión muy acertada, porque ya había un paro parcial de hecho, en referencia al frenazo sufrido por la actividad económica.

“León mostró que el momento es el adecuado, que la aceptación es muy alta, que la gente está lista y deseosa para irse al paro. No hubo necesidad de salir a convencer a los ciudadanos, porque ellos están comprometidos con encontrar una solución a través de la salida del gobierno, y que sea ya, y eso es válido para el resto del país”, consideró.

Pallais observó que “se ha hablado mucho del daño que un paro nacional le haría al país, y si los empresarios se decidieron a hacerlo, es porque están viendo que Ortega no tiene ninguna voluntad de llegar a acuerdos en el Diálogo, y que una a situación tan desesperada se le deben dar salidas excepcionales. Si todos se están sumando, es un mensaje a la familia Ortega-Murillo, de que los altos índices de su represión no serán aceptados más por el pueblo”.