Municipios-2017
Nación

Denuncia del Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTR-K) junto con UNAG y UPANIC

Enorme explotación ganadera amenaza Indio Maíz

Indio Maíz

Líderes rama y creoles encuentran una finca de dos mil manzanas, con al menos 300 de ellas deforestadas para ganadería



Las autoridades del Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTR-K), emitieron un pronunciamiento denunciando la existencia de una finca ganadera de más de dos mil manzanas dentro de la Reserva Biológica Indio Maíz.“En esta ocasión se le entregó a la familia que estaba cuidando la finca, un aviso legal informándoles que su presencia en el territorio es ilegal”, dijo Nazario Martínez, miembro   del GTR-K.

En los datos recogidos por los guardabosques, luego de haber realizado una investigación en el sitio, comprobaron que hay extensas áreas deforestadas y sembradas con pasto mejorado. Los invasores deforestan el bosque primario y en la última visita a la zona, encontraron novillos con chapa oficial, los que son vendidos en subastas en Las Maravillas, Municipio de El Castillo, del departamento de San Juan de Nicaragua.

“En este contexto y con las evidencias contundentes, solicitamos al Estado de Nicaragua que proceda a lo inmediato a realizar una investigación en el sitio, para determinar a los responsables de los hechos denunciados y los alcances del daño provocado y proceder conforme a la legislación vigente”, indicó Martínez.

Agregó que esta nueva finca ganadera tiene un aproximado de 2000 manzanas y que de estas, actualmente se han despalado entre 300 y 400. “Como GTR-K estamos actuando con nuestros guardabosques para dar con los responsables y así denunciarlos ante las autoridades correspondientes”, destacó Martínez.

Upanic y Faganic apoyan a GTR-K

La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), respaldaron el pronunciamiento del GTR-K y manifestaron su total rechazo a la deforestación y el avance de la frontera agrícola, pues perjudican los esfuerzos del sector ganadero y agropecuario, por mejorar las prácticas productivas en el campo.

Michael Healy, presidente de Upanic, afirmó que ningún productor afiliado es causante de despale dentro de Indio Maíz, y manifestó que condenan todo acto que dañe el medioambiente.

“El GTR-K nos contactó y nos pasó la información que tenían. Nosotros como Upanic y Faganic, estamos en contra del despale. Haremos todo lo que está en nuestras manos para frenarlo y que se comience con la regeneración natural de los bosques. Nosotros los productores necesitamos las lluvias y si se sigue despalando se van a afectar los sectores productivos”, refirió el Healy.

El presidente de Upanic manifestó que después de que el GTR-K realice la denuncia ante las autoridades correspondientes, ellos solicitarán una investigación al Gobierno, y luego brindarán un seguimiento para que se llegue al fondo de este problema.

Aldrick Beckford, fiscal del GTR-K, agradeció el apoyo brindado por Upanic y Faganic, asimismo solicitó que más personas se sumen a la defensa de Indio Maíz y Bosawás.

“Existe un marco legal más que suficiente para frenar estas invasiones a los recursos naturales, pero no se cumple. Yo espero que este acogimiento sea un ejemplo para el Estado y las instituciones que están involucradas. Indio Maíz se ha convertido en un refugio de delincuentes, de narcos, de ganaderos, y tenemos evidencia de lo que decimos, pero la vamos a presentar en su momento”, aseguró Beckford.

Por su parte Álvaro Vargas, presidente de Faganic, desestimó los señalamientos que vinculaban a sus agremiados respecto a supuestas invasiones dentro de la reserva. Garantizó que si en el proceso investigativo un socio resulta involucrado en un ilícito, será expulsado y tendrá que enfrentar a la justicia por sus actos.

“Estamos respaldando esta denuncia. Ningún agremiado del sector ganadero está involucrado. Pedimos que se tomen acciones inmediatas y se aplique todo el peso de la Ley. Nosotros no vamos a defender a ninguna persona que esté realizando algún delito”, finalizó Vargas.

Estado guarda silencio

El pasado seis de mayo, la Ministra del Marena, Juana Argeñal, y el asesor presidencial en temas medio ambientales, José Milán, firmaron un documento en representación del gobierno del comandante Daniel Ortega, en el que acordaron garantizar el cuido y la conservación de la Reserva Biológica Indio Maíz.

La firma del documento se realizó en las oficinas centrales del Marena. Además de Argeñal y Milán, firmaron Tamara Lacayo, asesora legal del Marena, Marlon Alfaro, responsable de la Reserva de Biósfera y las autoridades del Gobierno Territorial Rama-Kriol.

El documento en poder de Confidencial, en el que se detallan varios acuerdos, habla sobre una denuncia del GTR-K, sobre la extracción ilegal de madera de la Reserva Biológica Indio Maíz. Los líderes indígenas expresan en el documento, que a pesar de que emitieron un comunicado expresando la prohibición, este no tuvo ningún valor para dirigentes políticos del partido de gobierno, quienes amparados en un permiso firmado por la Alcaldía de San Juan de Nicaragua, y la Resolución Ministerial Número 015-2008 (ya desfasado), continuaron sacando madera del área protegida.

Las autoridades gubernamentales se comprometieron a actualizar el Plan de Manejo de la Reserva de Biósfera Río San Juan e integrar a los alcaldes de los municipios colindantes de Río San Juan y Caribe Sur para que sean parte de este.

Durante la sesión se abordó el tema del convenio entre el GTR-K y el Marena. Los líderes comunitarios expresaron su preocupación respecto a la conservación de la reserva biológica Indio Maíz y el abandono que existe de parte de las autoridades municipales de Río San Juan sobre este tema.

A pesar de que se acordó que en junio de este año las autoridades del Gobierno y el GTR-K se volverían a reunir para afianzar los últimos puntos del acuerdo, a la fecha, todavía no ha existido tal junta para de una vez por todas, dar ese último paso que pueda proteger Indio Maíz.