Nación

UNI se suma a la protesta

Estudiantes de la UPOLI denuncian intento de desprestigiarlos

BusQuemado

Los jóvenes aseguran que el Gobierno quiere culparlos pero que “ya nadie les cree” a su campaña sucia.



Eduardo Cordonero estaba en un cumpleaños la tarde de este lunes cuando alguien le contó que estaban protestando en el sector de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI). Decidió ir a “asomarse” y apoyar la protesta como lo hecho en varias ocasiones.

“He ido a varias de las marchas pacíficas y así estábamos tranquilamente cuando llegaron unos 20 policías y empezaron sin mediar palabras a tirarnos bombas y dispararnos”, cuenta este joven de Bello Horizonte.

Al igual que él, varios de los jóvenes atrincherados en la UPOLI narran que fueron víctimas de un ataque “inesperado” de la Policía Nacional sumado a turbas orteguistas de la Juventud Sandinista.

“Hemos estado pacíficamente protestando y de repente llegó la Policía a volar balazos. Nos emboscaron junto a la Juventud Sandinista”, explicó Jairo Bonilla, uno de los voceros del Movimiento Estudiantil 19 de abril.

“Quieren desprestigiarnos”

Para resguardarse, los manifestantes levantaron barricadas y quemaron llantas en la calle principal de la universidad y las vías aledañas. Sin embargo, a eso de las 7 de la noche del lunes, un grupo de jóvenes desconocidos llevaron hasta las inmediaciones de la UPOLI cinco unidades de transporte colectivo. Una hora después la ruta 111 fue quemada.

El Movimiento Estudiantil 19 de abril aseguró que el incendio de la unidad de transporte fue provocado por grupos vinculados al Gobierno para “desprestigiar” su lucha.

“Presumimos que la Juventud Sandinista fue quien hizo eso con los buses. Nosotros decimos que no fuimos nosotros, los estudiantes protestamos pacíficamente y no tenemos nada que ver con esos altercados”, dijo Jean Carlos López, uno de los voceros de los estudiantes.

Contó que la población de los barrios aledaños los apoyó de los ataques. “El pueblo ya sabe que ellos mantienen una campaña de ataque y desprestigio a todo el que piense diferente, pero a la población no la logran engañar”, precisó López.

También circuló un video donde los manifestantes explican que una camioneta gris había sido abandonada por periodistas de Canal 8. “La estamos resguardando, está en buen estado y no le va a pasar nada”, dice un joven en el video que circula en Twitter.

 

Sin embargo, desde las cuentas de periodistas oficialistas aseguraron que la camioneta fue quemada y publicaron fotos de una camioneta blanca quemada.

“La resguardamos lo más que pudimos, pero en la media noche cuando fuimos atacados por las turbas la dejamos en la calle y al parecer la quemaron ellos mismos. Pero pasó de ser gris a blanco. Los montajes que están haciendo son evidentes”, según  Jairo Bonilla, uno de los voceros del Movimiento Estudiantil 19 de abril.

Los desmienten en redes sociales

Decenas de personas publicaron en redes sociales videos de los ataques policiales y desmintieron que los universitarios hayan quemado los buses. Sin embargo, desde medios oficiales se utilizaron esos videos sin audio para culpar a los manifestantes.

“Nos han querido culpar por los saqueos, ahora nos quieren culpar por el bus quemado y quién sabe que más vendrá; pero el pueblo no se deja engañar”, insistió López.

El presidente de la Cruz Roja Nicaragüense, Óscar Gutiérrez, desmintió que el lunes una ambulancia de esa institución haya sido retenida por estudiantes atrincherados en la UPOLI.

Esa información circuló por redes sociales y se pregonó desde los medios afines al Gobierno de Daniel Ortega. También publicaron un video de una señora que lloraba al contar que unos manifestantes habían robado la ruta, aunque no recordó el número de la unidad tomada.

 

“Eso demuestra que es mentira todo lo que divulgan. La gente lo demostró con publicaciones en sus redes sociales”, manifestó uno de los vecinos de la UPOLI. “Aquí hemos salido a apoyar a los jóvenes porque ellos están luchando por nosotros”, dijo otro de los vecinos que prefirió el anonimato.

Los estudiantes reportan al menos una docena de heridos que incluyen a un joven estudiante de medicina que podría perder un ojo al haber recibido un disparo.

“Hubo decenas de golpeados porque nos atacaron cuando habíamos tenido varios días de relativa tranquilidad”, dijo Jairo Bonilla del Movimiento Estudiantil 19 de abril.

RUPAP se suma

Este martes estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI- RUPAP) se sumaron a las protestas y prometieron el resguardo de la zona.

 

Abril Roxana Calderón, estudiante de cuarto año de Arquitectura de la UNI, dijo que las autoridades en conjunto con la UNEN cancelaron las clases “para que los jóvenes no vengan a protestar”.

“Estamos conscientes que los de UNEN nos sacan a las protestas para apoyar al Gobierno, nos amenazan con las becas y los beneficios del 6% lo administran como fondos propios, haciéndonos pensar que nos hacen favores”, lamentó la joven.

En ese sentido, Oliver Morales estudiante de ingeniería industrial de la UNI contó que han buscado respuestas de los dirigentes de UNEN pero “literalmente nos cerraron la puerta y se fueron”.

“Los de la UNEN primero salieron a apoyar las reformas, cuando los jóvenes salimos a protestar a las calles guardaron silencio, cuando les pedimos que reconocieran a los heridos volvieron a callar y por eso ahora los jóvenes sentimos que no nos representan”, explicó Morales.