Emergencia Coronavirus

Un exiliado político en el epicentro del covid-19 en España: “Está fuera de control”

Luis Blandón lleva más de diez días de cuarentena en Madrid, uno de los focos más críticos de contagio. La supervivencia económica le preocupa

El día que el nicaragüense Luis Blandón leyó en los periódicos españoles que la ciudad de Madrid utilizará su pista de patinaje de hielo más famosa para conservar los cadáveres de los muertos provocados por el coronavirus, quedó estupefacto en su apartamento, donde hace más de diez días cumple una rigurosa cuarentena. Hace año y medio que este joven llegó como exiliado político a España, y cuando por fin había logrado establecerse, la pandemia mundial de covid-19 le impuso una incertidumbre sobre su futuro inmediato, en especial en el plano económico.

España es uno de los focos de contagio más críticos del coronavirus en el mundo: 3434 personas han fallecido y hay 47 610 contagiados, según la estadística más reciente a esta publicación. La capital Madrid es la zona roja de la epidemia al registrarse 14 567 casos positivos y 1825 fallecidos, de acuerdo al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social español.

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, amplió la cuarentena y el estado de alarma hasta el 11 de abril, una medida que el exiliado político Blandón considera necesaria, pero que lo mete en aprietos de cara a su empleo: necesita pagar la renta de su apartamento y otros gastos de manutención.

El nicaragüense Luis Blandón en Madrid, España, donde se encuentra exiliado desde hace año y medio. Cortesía

“Tengo mucho miedo, porque están empezando a despedir a mucha gente, especialmente del sector de hotelería, que es en el cual uno trabaja y se juega la vida”, explicó Blandón a CONFIDENCIAL vía Skype desde Madrid. “Los niveles de desempleo se van a elevar. El Gobierno ha dicho que las personas que tengan contratos se les va a ayudar en los siguientes meses. Ellos acaban de destinar 200 millones de euros. Sin embargo, en el caso de los nicaragüenses hay bastante vulnerabilidad”.

En 2019, la cantidad de nicaragüenses que solicitaron refugio político en España fue de 6851. Blandón asegura que el hecho de no contar con documentos legales pone “en una situación dramática” a los nicas en medio de la epidemia de covid-19

“No sabría decirte qué pasará hasta que esto se controle, pero puede ser mucho mas tiempo. En mi caso no sé cómo pagaré donde vivo, mis gastos personales para sobrevivir. No contábamos que esto se iba a extender de manera rápida, ni mucho menos que se iba a salir de las manos”, lamentó Blandón.

Covid-19 en España: “Está fuera de control”

Blandón aseguró que muchos en España consideran que las medidas de prevención que tomó el Gobierno frente al coronavirus resultaron tardías. Según él, “confiaron” demasiado en que el avanzado sistema de salud español iba a ser capaz de contener la pandemia. Sin embargo, el colapso de la capacidad establecida del sistema de salud es total, al punto que los cadáveres deben ser trasladados a la pista de patinaje de hielo de Madrid a falta de espacios en las morgues.

“En cuarentena uno busca qué hacer, se aburre, se frustra, siente nervios, porque no sabes si cuando salís a hacer compras te podés contagiar. No sabes quién está contagiado, porque es asintomático. No te da en el momento, pero luego sí”, externó Blandón. “Inclusive, el mismo sistema de salud está colapsado ante tantos miles de casos. Eso da un poco de miedo: Si uno se contagia, es no saber qué hacer ni adonde acudir, porque todo está colapsado. Está fuera de control”.

Sin embargo, Blandón aseguró que las medidas para contener el covid-19 han sido reforzadas por las autoridades españolas, pese a que hay desabastecimiento de alcohol gel y guantes. Por ejemplo, las calles de Madrid están desiertas, y por apartamento solo una persona puede salir a hacer compras, bajo la atenta vigilancia de la policía local.

Infografía de EFE sobre el covid-19 en el mundo. EFE

“No es que, si se me acabó una pasta dental o un cloro, voy a ir a comprar como un día normal y corriente. Todo eso está prohibido. De hecho, se me están acabando los productos personales y la comida del apartamento donde convivo con más personas”, narró Blandón. “Nos reunimos todos y hacemos una lista para ir a hacer una sola compra, y se asigna a una persona. Si van dos o tres está prohibido, limitado o hasta te pueden multar”.

Blandón afirmó que, pese al desborde de la capacidad instalada del sistema de salud, las autoridades están prestas para atender a mayor brevedad un caso sospechoso o positivo.

“El Gobierno ha estado informando a todo nivel las medidas de prevención. Si me llegara a dar el coronavirus, tengo un número al cual llamar inmediatamente. Llegan a mi edificio a buscarme. Te hacen la prueba y si presentas temperaturas mayores a 40 grados o igual, inmediatamente te trasladan al centro de salud mas cercano”, dijo Blandón. “Recibo la atención como cualquier otro ciudadano español más, puesto que el sistema sanitario y por orden del Gobierno atenderán a cualquiera, sea extranjero o nacional”, dijo aliviado.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé click aquí

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend