Nación

Miguel Mora y Lucía Pineda sometidos a interrogatorios en El Chipote

Lucía Pineda

Familiares aseguran que están bien y no han sido golpeados, aunque la primera visita a los periodistas aislados hace un mes duró entre 5 y 8 minutos



El director de 100% Noticias, Miguel Mora, y la jefa de prensa de este canal, Lucía Pineda, han sido sometidos a intensos interrogatorios en las celdas de El Chipote, donde permanecen detenidos ilegalmente, a la espera de una audiencia judicial prevista para este viernes 25 de enero.

A más de un mes en aislamiento, tras su detención el pasado 21 de diciembre, los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, lograron recibir este 22 de enero la visita de sus familiares, que duró entre cinco y ocho minutos.

Verónica Chávez, esposa del director de 100% Noticias, Miguel Mora, detenido desde el 21 de diciembre de 2018, logró ingresar a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía, luego que el Juez Sexto de Distrito Penal de Audiencia ordenó a la DAJ que permitiera la visita de familiares al periodista. Familiares de Lucía Pineda Ubau, jefa de prensa del canal, también pudieron visitar a Pineda.

Chávez aseguró que Miguel no está golpeado ni lo han sometido a ningún maltrato físico. “Sigan orando por Nicaragua. De Dios viene el cambio y nadie lo detiene. Sean fuertes”, fue el mensaje de Mora a través de su esposa.

Lucía Pineda se encuentra bien físicamente, no la han golpeado, pero sí la han sometido a repetidos interrogatorios e intentaron hacerla grabar un video al que ella se negó. Según sus familiares la periodista pidió “fuerza. Hay que seguir resistiendo”.

El 21 de diciembre de 2018, Pineda Ubau y Miguel Mora, director de este medio de comunicación, fueron capturados ilegalmente en un operativo policial que culminó con la ocupación del edificio y la cancelación de la señal del Canal.

Pineda Ubau es acusada por los delitos de “provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas”. Estos son los mismos por los que también fue acusado el periodista y director del canal de noticias Miguel Mora, el sábado 22 del mismo mes. Ambos periodistas fueron secuestrados por la Policía Nacional el viernes 21 por la noche, tras una orden de cancelar sus transmisiones, que incluyó el cierre y confiscación de sus instalaciones.

Una nota de prensa del Poder Judicial, asegura que Pineda “propició e incitó al odio por razones de discriminación política, difundiendo en la televisora y en redes sociales información falsa con la intención de generar zozobra y odio hacia los simpatizantes y miembros del Frente Sandinista”.

Represión y asedio contra periodismo independiente

Periodistas nacionales y extranjeros y organismos de derechos humanos han denunciado la escalada represiva de la dictadura orteguista contra el periodismo independiente. Ocho días antes de la detención ilegal de Migue y Lucía y el cierre de 100% Noticias, las Redacciones de Confidencial, Revista Niú, Esta Semana y Esta Noche, dirigidas por el periodista Carlos Fernando Chamorro, fueron asaltadas y confiscadas ilegalmente por la Policía Nacional.

En esta nueva etapa de represión, advertida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el orteguismo confisca, encarcela y fabrica delitos en contra de los periodistas críticos al régimen, que suma 325 muertos confirmados, más de 3000 heridos, decenas de desaparecidos, más de 600 presos políticos y más de 60 000 exiliados que huyen de la persecución política.

La audiencia inicial para Mora y Pineda ha sido programada para el 25 de enero de 2019, y ambos son representados por abogados de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), la única institución de derechos humanos que aún opera legalmente el país, luego que la ANPDH cerrara sus oficinas meses atrás y la aplanadora orteguista cancelara la personería jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), a quien también le fueron confiscadas sus oficinas en Managua y otras ciudades. Sin embargo, el Cenidh sostiene que mantendrá su labor de promoción y defensa de los derechos humanos.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, valoró que la detención de estos periodistas es una “grave marcha autoritaria contra las libertades públicas en Nicaragua”.

Asimismo, el relator especial para la Libertad de Expresión, Edison Lanza, declaró a Confidencial que “los actos de esta noche (del viernes), el allanamiento, la salida del aire por orden del Gobierno, la prisión de su director y la periodista a cargo de la redacción Lucía Pineda, es una forma de censura aberrante y radical que adopta el Gobierno de Nicaragua”.

En octubre, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) otorgó al periodismo independiente de Nicaragua el Gran Premio Libertad de Prensa 2018, como muestra de  reconocimiento al coraje y la valentía de periodistas nicaragüenses que han sido asesinados, perseguidos, censurados, y que continúan amenazados por el régimen de Daniel Ortega. El premio justamente fue recibido en representación del gremio por Miguel Mora, en Salta, Argentina.

Según un informe que compartió la Fundación Violeta Barrios de Chamorro durante la ceremonia de premiación, durante los meses de abril a diciembre de 2018 documentaron 712 casos de violaciones a la libertad de prensa en Nicaragua. De los cuales la mayoría fueron intimidación, censura, amenazas y agresiones. Además, se estima que unos 60 periodistas se han visto obligados a exiliarse.