Política

Félix Maradiaga: “Hay una crisis en la Coalición Nacional”

Representante del consejo político de la Unidad Nacional expresa diferencias con el PLC y partidos políticos

“Hay una crisis” en la Coalición Nacional opositora que, si no se resuelve, podría abrir la posibilidad de replantear “desde el inicio a la Coalición”. Así describe Félix Maradiaga las condiciones en que se encuentran los opositores en Nicaragua, durante una entrevista realizada en el programa Esta Noche.

Maradiaga, representante del consejo político de la Unidad Azul y Blanco, expresó que entre los principales desacuerdos que generan esta crisis está el predominio de los partidos políticos, principalmente del  Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Por ello considera que “la arquitectura actual (de la Unidad Nacional) es inaceptable” y eso provoca que todos los avances actualmente se encuentran en un “cuello de botella”, del que, por el momento, no han podido salir.

El PLC, un partido tradicional que carga a cuestas el pacto Ortega-Alemán de 2000 que sentó las bases para el regreso de Daniel Ortega al poder en 2007, defendió recientemente en una carta que envió a la Organización de Estados Americanos, el bipartidismo en la estructura electoral nicaragüense.

El otro gran tema es la cuota que se busca dar a los jóvenes y en el que por el momento tampoco han podido ponerse de acuerdo, para ampliar la representatividad de los movimientos de jóvenes que surgieron de la rebelión de abril.

Reunión con subsecretario EE. UU.

Tras una reunión que sostuvieron miembros de la Alianza Cívica, la Unidad Azul y Blanco y el Movimiento campesino con el subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU. Michael Kozak, trascendió el apoyo de Estados Unidos a las organizaciones civiles de la Coalición.

Tanto la Alianza Cívica como la Unidad Azul y Blanco y el Movimiento Campesino han estado en tres diferentes reuniones con Kozak, la primera en Washington en 2019 y posteriormente otra en Costa Rica y ahora la reunión virtual, por lo que Maradiaga menciona que “claramente manda un mensaje de a quién interpreta el Departamento de Estado como la oposición legítima de Nicaragua”.

“No es un espaldarazo al modelo de oposición que tenemos. Han dicho que los problemas de los nicaragüenses los vamos a resolver los nicaragüenses y que ellos no van a meter sus manos en definir liderazgos nicaragüenses, pero sí la comunidad internacional urge que Nicaragua tenga un liderazgo unificado”, expresó Maradiaga.

Lo que buscan, expresa, es una Coalición Nacional que rompa con el pasado “y que se comprometa a hacer reformas profundas al sistema democrático nicaragüense”.

Además dijo que Kozak y el Departamento de Estado de los Estados Unidos expresaron “suma preocupación”, porque todavía no se han puesto de acuerdo para definir un liderazgo que pueda representarlos en unas eventuales elecciones en noviembre de 2021.

“No le rendimos cuentas a nadie”

Maradiaga, en referencia a las críticas que han surgido por la reunión que hubo entre diferentes sectores de la Coalición Nacional, dijo que “no le están rindiendo cuentas” a Estados Unidos.

“No le estamos rindiendo cuentas a nadie, solo le rendimos cuentas al pueblo nicaragüense”, dijo Maradiaga, quien además destacó que la reunión virtual que sostuvieron con Kozak fue para informar sobre los avances y esfuerzos que se están haciendo para lograr una unidad de la oposición.

Dijo, además, que si su trabajo como opositores es pedirle a Gobiernos amigos, entre ellos Estados Unidos y miembros de la Unión Europea, que ejerzan presión y apliquen sanciones al régimen, “ellos (Estados Unidos quieren estar informados de lo que se hace”.

“Hay una suerte de prisa que tiene la comunidad internacional por un liderazgo unificado. Nosotros no estamos listos para hablar de candidaturas cuando estamos viviendo una crisis humanitaria, política, de derechos humanos, no creemos que haya condiciones para ir a elecciones”, expresó.

Lo que dice el Departamento de Estado

Por su parte, Kozak publicó dos tuits en los que hizo referencia a esta reunión, en el primero mencionó que fue bueno comunicarse con los miembros de la Alianza Cívica, Unidad Azul y Blanco del Movimiento Campesino.

En el segundo tuit, dijo que “abordamos sus importantes esfuerzos por crear una alternativa democrática unificada con visión esperanzadora para el futuro de Nicaragua”.

En un documento publicado en su página web, el Departamento de Estados de los Estados Unidos, hace un recuento de lo que ocurre en Nicaragua desde los últimos dos años, cuando en abril del 2018 estalló la crisis y el régimen de Ortega desató una sangrienta masacre contra manifestantes pacíficos.

“Desde que se inició la ola represiva en Nicaragua, el padecimiento del pueblo nicaragüense se ha incrementado significativamente. Quienes se pronuncian contra la violencia, la opresión y el avasallamiento de los derechos humanos por parte del régimen ponen en riesgo su vida”, se lee en el documento.

También hacen un recuento de las 22 sanciones que Estados Unidos ha aplicado a personas nicaragüenses y ocho entidades estatales, la promulgación de la Nica Act, y las sanciones contra BanCorp, que según el comunicado dieron “lugar al cierre abrupto de BanCorp”.

“Nicaragua puede volver a ser una democracia. Pero el régimen de Ortega es reacio a permitir que haya elecciones libres y justas que puedan amenazar a su familia y al gobernante partido sandinista”, dice el comunicado.

Maradiaga también expresó que por el momento no conocen específicamente contra quienes serán las próximas sanciones que aplicará Estados Unidos, sin embargo considera que sí podrían haber más en camino.

“Estados Unidos, en colaboración con la comunidad internacional, respalda los reclamos del pueblo nicaragüense para que se reconozcan las libertades democráticas básicas y se implementen reformas cruciales que posibiliten elecciones libres y justas”, agregan en el comunicado.

Más en Política

Share via
Send this to a friend