Política

También fue retirada del cargo la cónsul general, Jenny Pérez, esposa del ahora exembajador

Gobierno cesa a Harold Rivas como embajador en Costa Rica

Rivas

Hermano del presidente del CSE se vio envuelto en el escándalo de evasión de impuestos para introducir carros de lujo a Costa Rica para uso privado



El Gobierno de Nicaragua cesó al embajador en Costa Rica, Harold Rivas, y a su esposa, la cónsul general Jeannette Pérez Vega, sin explicar las razones de la decisión, confirmaron fuentes oficiales del Ejecutivo costarricense. CONFIDENCIAL había adelantado la noticia la mañana de este lunes, después que una fuente del gobierno de Nicaragua revelara que el presidente Daniel Ortega decidió hacer cancelación de los nombramientos del embajador Rivas –hermano del presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas– y su esposa.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, presidido por el compañero comandante José Daniel Ortega Saavedra, presidente de la República de Nicaragua, ha decidido la finalización de funciones del compañero Harold Fernando Rivas Reyes, como embajador extraordinario y plenipotenciario de la República de Nicaragua ante el Gobierno de la República de Costa Rica”, indica la nota.

El oficio tiene fecha del 27 de enero y el cese del diplomático, que estuvo en el cargo por 11 años, se hizo efectivo el mismo día, detalló una fuente de la Cancillería costarricense. En la nota el Gobierno de Nicaragua también informó que fue cesada de sus funciones la cónsul general de Nicaragua en Costa Rica, Jeannette Pérez Vega.

Costa Rica y Nicaragua mantienen desde el 2010 relaciones frías debido a problemas sobre límites fronterizos que les ha llevado a elevar demandas ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El próximo viernes ese tribunal resolverá una demanda de Costa Rica contra Nicaragua para que se fijen los límites marítimos bilaterales, por entender que Nicaragua ha ofrecido ofreciendo explotaciones petroleras en áreas que considera costarricenses.

Una decena de organismos nicaragüenses, críticos con el Gobierno, pidieron el pasado 22 de enero al Estado investigar la fortuna del presidente del Poder Electoral, que fue sancionado por EE.UU. EFE

La fuente gubernamental se negó a comentar sobre las causas de esta decisión. Tampoco manifestó si Rivas será retirado del servicio exterior o reubicado en otro cargo diplomático y se limitó a decir que la decisión será oficializada en los próximos días.

La caída del hermano del presidente del CSE en Costa Rica tras casi diez años de permanecer en ese puesto diplomático, se produce más de un mes después de que el magistrado Rivas fuera incluido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en una lista de “personas envueltas en serios abusos a los derechos humanos o corrupción”, basado en la Ley Global Magnitsky, en el marco de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés).

El magistrado Roberto Rivas lleva 38 días desaparecido de la agenda pública desde que la sanción del Departamento del Tesoro. Aunque fuentes vinculadas a Rivas aseguran que se encuentra en el país, el magistrado no está ejerciendo su cargo de las oficinas del CSE. Tampoco ha renunciado o ha sido destituido. Mientras los días avanzan, el comandante Daniel Ortega guarda silencio, y las instituciones que deben velar por los recursos del Estado se niegan a investigarlo.

Abuso de poder y nepotismo

En 2009, el diario La Nación, de Costa Rica, reveló que la sociedad Chibulú del Oeste S.A., propiedad de Roberto Rivas y su esposa Ileana Delgado Lacayo, era propietaria de un complejo habitacional de cuatro residencias en la exclusiva comunidad Villa Real, con vista al cantón de Escazú.

El diario costarricense reveló que Rivas y su familia, usaban en Costa Rica vehículos exonerados, con placas diplomáticas asignadas a la embajada de Nicaragua, a pesar de que la ley no lo permitía. Los autos ingresaron a Costa Rica por la frontera de Peñas Blancas. Un Mercedes Benz S 500, modelo 2009, y un BMW M3, del mismo año.

El Mercedes Benz S 500, modelo 2009, fue inscrito a nombre del embajador de Nicaragua, Harold Rivas Reyes, hermano del magistrado nicaragüense. El BMW apareció a nombre de Guillermo José Matus Cortéz, tercer secretario de la legación.

El diario costarricense confirmó a través de fotografías y videos que los carros eran utilizados por Roberto Rivas, su esposa Ileana Delgado Lacayo, el hijo de ambos, Roberto Miguel.

La Nación también escribió que un vehículo Porsche, 911 Carrera, exonerado e inscrito a nombre del embajador Rivas, en realidad era utilizado por dos hijos del presidente Ortega, Maurice y Laureano, entonces estudiantes universitarios en Costa Rica, alojados en una de las mansiones de Rivas..

“Se ha recibido información del área de inteligencia que indica que el vehículo Porsche, placa CD-23-110, es conducido por Maurice y Laureano Ortega Murillo”, señaló el Ministerio de Hacienda, en un documento que le fue notificado al embajador el 15 de enero del 2010.

Consultado por La Nación Harold Rivas contestó sobre los primeros dos vehículos que “es mi vehículo y puedo hacer lo que me ronca la regalada gana”. Respecto al Porsche aseguró que “yo quisiera que me probaran eso; si tienen la prueba, que lo demuestren. Eso no ha ocurrido ni ocurrirá”.

El Mercedes Benz, ingresó a Costa Rica el 9 de diciembre del 2008, a través de la aduana de Peñas Blancas. Y el BMW pasó por la misma aduana, el 6 de julio del 2009.

El diario costarricense escribió que luego de la publicación, el embajador Rivas protestó ante la cancillería de ese país y a través de una nota consideró que La Nación estaba realizando “una persecución y campaña de desprestigio” contra el Gobierno de Nicaragua. El diplomático se defendió de las acusaciones pero no explicó por qué su hermano, Roberto Rivas, utilizaba los vehículos diplomáticos.

Además del escándalo de los vehículos exonerados de impuestos que sirvieron de transporte para el magistrado del CSE, su esposa, su hijo y el vástago del presidente Ortega, a su llegada el embajador Harold Rivas tuvo fuertes encontronazos con la cónsul en ese momento, la ex comandante guerrillera Leticia Herrera.

El hermano del presidente del CSE poco a poco fue despidiendo al personal de confianza que tenía Herrera, hasta lograr que dejara su cargo y en su lugar nombraran a su esposa Jenny Pérez.

Según información de El Nuevo Diario y La Prensa, la esposa del embajador Rivas, tenía tanta influencia en la sede en San José, que presuntamente intervino en el despido de varios funcionarios que estaban al mando de Herrera, quien dejó el consulado para asumir en Panamá

Pérez fue nombrada como cónsul en el 2010 y de ser removida de su cargo registraría casi siete años como diplomática en Costa Rica.

Fue diplomático en EE.UU.

Harold Fernando Rivas Reyes nació el 26 de abril de 1960 en Matagalpa. Estudió administración de empresas y relaciones internacionales. En 1990 fue primer secretario y representante alterno ante la Organización de Estados Americanos (OEA). En 1997 asumió como cónsul general de Nicaragua en Washington y fue removido del cargo en octubre de 2005.

Se presume que Rivas fue removido de Washington debido a señalamientos por su administración diplomática mientras se desempeñó como cónsul en Estados Unidos, durante los gobiernos de Violeta Chamorro y Arnoldo Alemán. Su nombramiento como embajador en Costa Rica lo hizo el gobierno de Ortega a través del acuerdo presidencial 87-2007 publicado en la Gaceta, Diario Oficial el 16 de febrero del 2007.