Política

Gobierno de Ortega expulsa a directivo de Freedom House

"Me deportaron y eso no tapa las violaciones de derechos humanos, violencia e inexistencia del Estado de Derecho”, dijo Ponce

Las autoridades de Migración y Extranjería expulsaron del país al director para América Latina de Freedom House, Carlos Ponce, la mañana de este miércoles por el Aeropuerto Internacional de Managua. 

“Me prohibieron la entrada a Nicaragua. Los autoritarios no aceptan a Freedom House”, escribió Ponce. “Me deportaran en unas horas de Nicaragua, eso no tapa las violaciones de derechos humanos, violencia e inexistencia del Estado de Derecho”, expresó en otro tuit.

El director del organismo ingresó al país la noche del martes pero las autoridades le comunicaron que su entrada a Nicaragua estaba vetada sin darle mayores explicaciones. Con el argumento de que el Aeropuerto iba a ser fumigado, Ponce fue trasladado a un hotel capitalino resguardado por agentes policiales. Horas después fue deportado.

Ponce venía al país a participar en una serie de reuniones con organismos de la Sociedad Civil. La llegada de Ponce se da pocos días después que Freedom House publicara su informe anual de 2015, en el que destacaba que “al contrario de otros países de Centroamérica, donde las pandillas criminales, la violencia política y la corrupción sistémica son las principales amenazas a la democracia, en Nicaragua la principal amenaza es la dominación política e institucional del Partido Sandinista”.

Según Freedom House, la libertad en Latinoamérica registró mejoras, pero la democracia en Centroamérica y Venezuela afronta serios riesgos. El organismo calificó a Nicaragua como un país “parcialmente libre”, con un puntaje de 54 (0 siendo peor y 100 lo mejor). Esta es la valoración más baja del istmo, detrás de Honduras, que recibió 45.

“Que me detengan o expulsen de Nicaragua no evita que se sepa que el gobierno de Ortega es autoritario, expulsar al Director de Freedom House mala idea”, recriminó Ponce en Twitter.

El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), plataforma de más de 520 organizaciones que defienden la democracia y los derechos humanos, Miembro Oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Capítulo Regional del World Movement for Democracy (WMD), rechazó la “censura” en prejuicio de Ponce.

“Hacemos un llamado al Estado de Nicaragua a respetar el derecho a la libertad de reunión y de asociación pacífica, así como brindar información clara sobre el acceso denegado”,exhortó la REDLAD.

El Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y el Partido Liberal Independiente (PLI) condenaron la expulsión del director regional de Freedom House. “El gobierno argumentó que el activista de Derechos Humanos  estaba impedido de entrar por “motivos administrativos”, lo cual no tiene fundamentos legales y es una muestra más de la intolerancia y el temor que el Gobierno tiene a que organismos internacionales vean de primera mano la frágil situación que en materia de derechos humanos vive Nicaragua”, expuso el PLI.

La diputada del MRS, Edipcia Dubón, opinó que esto es un modus operandi que muestra al régimen “en su intolerancia y vocación represiva”. “Sin embargo, a la postre, estas acciones contribuyen a que la comunidad internacional vaya sensibilizándose y tomando posición frente al régimen dictatorial de Ortega. En el presente caso, empiezan a llover de distintas organizaciones y personalidades del continente expresiones de repudio frente al atropello del que fue victima Carlos”, aseguró.

Horas después de conocida la noticia, diferentes organismos defensores de derechos humanos y de la Sociedad Civil firmaron un documento conjunto en el que rechazaron la expulsión de Ponce. “Esta es una muestra más de la falta de respeto del gobierno de Nicaragua respecto a la labor que realizamos los defensores y defensoras de Derechos Humanos en Nicaragua y el mundo”, sostienen.

Congresista estadounidense condena

La Congresista Ileana Ros-Lehtinen criticó la expulsión del directivo de Freedom House de Nicaragua. Según ella, no es ninguna sorpresa que el régimen del comandante Daniel Ortega haya impedido el ingreso de Ponce al país por haber testificado ante el congreso estadounidense sobre los atropellos a la libertad de expresión en América Latina.

“El régimen de Ortega ha mostrado una intolerancia a los valores democráticos y Carlos ha tenido un historial largo y distinguido con Freedom House de reportar los abusos contra los derechos humanos y la democracia en la región”, dijo la congresista cubano-estadounidense.

La representante por el Estado de la Florida en el Congreso condenó que Ponce haya sido “tratado como un criminal” por las autoridades migratorias en Managua. “Es un intento desesperado de un gobernante despótico para silenciar los que llaman la atención sobre el historial de derechos humanos lamentable de su régimen”, aseveróRos-Lehtinen.

La congresista también desvió su critica a la administración de Barack Obama al considerar que la expulsión de Ponce es otro ejemplo de “cómo el régimen de Ortega pisotea los derechos humanos”. “¿Cómo puede el gobierno de Obama espera Ortega para permitir elecciones presidenciales libres y justas este año?”, cuestionó.

Más en Política

Share via
Send this to a friend