Política

Obispos advierten que podrían retirarse si el diálogo no produce resultados positivos

Gobierno de Ortega provoca grave crisis en Diálogo Nacional 

Nicaragua diálogo tregua

Rechazan moción para invitar de urgencia a CIDH y Comisionado de la ONU para investigar y parar matanza



El régimen de Daniel Ortega se negó a solicitar la presencia urgente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la visita del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para parar la matanza y la represión, que en 58 días ha dejado más de 160 muertos en Nicaragua.

El bloqueo gubernamental ha provocado una nueva crisis y estancamiento en el Diálogo Nacional, mediado por los obispos de la Conferencia Episcopal.

La mesa gubernamental rechazó las dos propuestas sometidas a votación en el plenario —una presentada por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y otro por la Conferencia Episcopal—y volvió a atrincherarse en su posición de “retirar los tranques” ciudadanos.

La propuesta de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia consistía en urgir la presencia in loco de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la aceleración de la instalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), una invitación del Estado para una visita del Alto Comisionado para los derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y otra para la Unión Europea, así como el cese a la represión y el desmantelamiento inmediato de los grupos paramilitares.

Pero el Gobierno no aceptó. No hubo consenso. Monseñor Rolando Álvarez, quien funge como moderador del Diálogo Nacional, presentó una propuesta de parte de los obispos en su carácter de mediador.

La propuesta de los religiosos es parecida a la de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, y agrega un componente de atención integral a las víctimas de la represión y el cumplimiento de las recomendaciones planteadas en el informe preliminar de la CIDH.

El gobierno también rechazó la nueva propuesta. No hubo consenso. “Es lamentable, porque creemos que nuestra propuesta no dañaba a nadie. En cambio, era un bien para el país”, dijo monseñor Álvarez.

Los obispos pidieron a los representantes del gobierno “reflexionar” durante el tiempo del almuerzo para volver a someter a consideración la propuesta. Monseñor Báez dijo que cuando una sociedad pierde la estabilidad y la justicia, queda desequilibrada. “Es necesario restablecerla a través del camino de la verdad. No veo porqué no se acepte la intervención de una tercera instancia para deslindar responsabilidades y establecer la verdad”, cuestionó Báez.

El obispo auxiliar de Managua señaló “que si no hay un acuerdo tan elemental, se pone en peligro la estabilidad de la nación”.

Ataques mientras se desarrolla el diálogo

Mientras en la mesa de Diálogo Nacional no se llegaba a un consenso para aprobar la agenda que vela por derechos humanos, en el barrio Santa Rosa, Bello Horizonte, Villa Progreso, en Managua, grupos paramilitares sembraban el terror en los ciudadanos de ese sector.

Desde muy temprano llegaron a esos barrios a “retirar las barricadas de esa zona”, disparando en contra de cuanta persona estuviera en los alrededores. Un video que circula en Facebook muestra la forma en que la Policía Nacional y paramilitares, incursionaron en las calles de estos barrios, disparando a mansalva en contra de los pobladores.

Los grupos armados no solo retiraron los tranques, también ingresaron a las casas de algunos ciudadanos y secuestraron a varios de los pobladores.

Carlos Bell Díaz, de 28 años de edad, fue secuestrado por estos grupos. Su novia, Gloria Ruiz, detalló que ella se aferró a su pareja, sin embargo, los oficiales y encapuchados se llevaron a su cercano bajo el argumento de “solo queremos hacerle unas preguntas”.

Los ataques continuaron hasta las doce del mediodía. Los ciudadanos de este sector informaron de la presencia de los grupos paramilitares en la zona. “No queremos salir porque ya no es solo si te encuentran en la calle, ahora entran a tu casa”, dijo una ciudadana del barrio Santa Rosa. En Jinotepe también se reportó un nuevo ataque de paramilitares y oficiales.

Con la colaboración de Maynor Salazar