Opinion

Guatemala: retos y desafíos de Jimmy Morales

El gran desafío del nuevo Presidente de Guatemala: lograr un consenso permanente

Con la elección de Jimmy Morales como Presidente de Guatemala culmina la fase 1 de la Revolución de Colores en la región centroamericana. Desde la perspectiva de los Estados Unidos ahora se impone la implementación ejecutiva de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte de Centroamérica.

Al interior de la nación guatemalteca, cada sector se ve esperanzado en la búsqueda de sus intereses, pero el país, aunque goza de una macroeconomía estable, aún tiene una deuda superior a los 10 millardos de quetzales.

Las discusiones ciudadanas posteriores al 25 de octubre -día de la elección- no se han hecho esperar. Unos opinan sobre cómo hará el presidente para acabar con la corrupción y otros orientan y le dan consejos, pero con la esperanza de que cumpla sus promesas.

Por otra parte, el plan de gobierno de FCN-Nación, el partido que llevó a Morales al poder, se enmarca dentro de la propuesta que hiciera la Secretaría General de Planificación denominado Baktún 2032.

Las prioridades reseñadas por el nuevo mandatario son: 1) Combatir la desnutrición crónica de la niñez guatemalteca, para lo que ya aportó metas, una meta de disminución del 10% en los cuatro años de su mandato, lo que equivale a una meta anual superior al 3 %. Otros temas priorizados son: 2) el desarrollo económico a través de las PYMES y de la gran empresa y de la profundización de la inversión extranjera. Y el tercero es la seguridad. Recordemos que Jimmy es Master en Altos Estudios Estratégicos con especialidad en Seguridad y Defensa y con estudios concluidos de un Doctorado en Seguridad Estratégica.

Los grandes retos y desafíos: Consenso permanente

1. Morales tiene claro sus retos y ya sea de manera aparentemente ingenua o a sabiendas de lo que hace y dice,proclama la realización de consensos en el seno del Congreso y de la sociedad. FCN-Nación solamente cuenta con 11 diputados en un Congreso de 158 miembros, lo que evidencia la necesidad de ese consenso proclamado por Morales, pero de una manera permanente.

2. Con las movilizaciones iniciadas el pasado 16 de abril de 2015, y la constante participación ciudadana para demandar la renuncia del presidente y de la vice-presidenta así como el combate contra la corrupción, la sociedad civil a través de diferentes organizaciones y nuevas modalidades de organización como grupos de discusión, foros y otros se fortaleció, por lo que la misma tiene altas expectativas para realizar demandas al nuevo gobierno.

3. Dado que el Ministerio de Relaciones Exteriores es la primera línea de defensa de la nación guatemalteca, el mismo requiere de un recambio a lo interno y seleccionar de una mejor manera su personal para ocupar cargos en el exterior y en las diferentes instancias internacionales, así como librar los diferendos de fronteras y líneas fronterizas que datan desde hace 200 años.

4. Innovación, Competitividad y profundización de la inversión extranjera así como el fortalecimiento del desarrollo tecnológico en todos los ámbitos y de manera particular en la economía. Los retos en la economía suponen una franja amplia para ser cumplidos. Los mismos requieren de medidas audaces para fortalecer la innovación, la competitividad y la tecnología.

5. Institucionalidad democrática fuerte y una infraestructura ética para combatir la corrupción. Revisión sobre la actual institucionalidad así como responder a la pregunta de si basta con los 14 ministerios actuales o es necesario reformular los mismos al igual que a las Secretarías y los entes autónomos

6. Fortalecimiento del sistema político y de manera especial del FCN-Nación. Nada de todo lo planteado es posible si no se fortalece el sistema político, único garante de proponer candidatos (as) a la presidencia de Guatemala, lo que implica fortalecer de manera específica al partido que lo llevó al poder, el FCN-Nación.

Críticas, beneficio de la duda y promoción de la confianza

No han sobrado las críticas, unas desde la perspectiva ideológica (mesiánico, comedura, cómico, artista, inexperto y demás calificativos), pero otros consideran que debe darse el beneficio de la duda y esperar los 100 días iniciales para observar cómo se desarrolla en la magistratura de la nación. Por su parte, el binomio presidencial promueve la confianza tomando medidas claras.

Jimmy Morales ha anunciado que su hermano Sammy no será funcionario porque la ley se lo prohíbe y el vicepresidente electo Jafet Cabrera, ha anunciado que su hijo, quien obtuvo una diputación por el partido FCN-Nación, espera tomar posesión del cargo para inmediatamente renunciar al mismo para permitir que su padre no tenga conflicto de intereses para gobernar.

Estos hechos son los que se viven en Guatemala. El 14 de enero de 2016, el binomio ganador tomará posesión de sus cargos.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend