Negocios

Financial Times lo coloca al frente de América Latina en ranking global

INCAE entre los 100 mejores MBA

Rector Enrique Bolaños promueve formación en emprendedurismo y liderazgo público y propone paradigma de “sostenibilidad”



Dentro de dos años, la Maestría en Administración de Empresas del INCAE cumplirá medio siglo, después de graduar a más de 14,000 ejecutivos, gerentes y empresarios de la región, compitiendo exitosamente en las grandes ligas de los MBA.

Según el último ranking global de escuelas de negocios elaborado por el Financial Times de Londres, el INCAE no solo ofrece el mejor MBA en Centroamérica y América del Sur, sino que está clasificado en el número 83 entre los mejores 100 a nivel mundial, pero además ranquea entre las mejores quince escuelas de negocios del mundo en tres categorías: relación calidad –precio, experiencia internacional del programa y desarrollo de la carrera profesional.

Enrique Bolaños Abaunza, rector de Incae desde el año pasado, con una larga trayectoria empresarial como ejecutivo de empresas regionales e internacionales, está promoviendo ahora dos nuevas especializaciones en el pensum académico: emprendedurismo y liderazgo público. En una amplia entrevista brindada a Confidencial, Bolaños explicó cuál es el nuevo paradigma de ¨sostenibilidad¨ que propone esta escuela de negocios a los empresarios, para trascender la responsabilidad social empresarial.   

¿Qué  significa para INCAE este nuevo posicionamiento en el ranking de Financial Times?  Están sobresaliendo en una liga que va más allá de la región centroamericana y América Latina

Definitivamente. INCAE fue fundado en 1964 bajo los auspicios de Harvard, la meta original era ser una escuela de categoría global; profesores PhD de tiempo completo;  enseñanza con estudios de casos. El objetivo era competir a nivel global y este ranking del Financial Times nos califica y nos clasifica entre las cien mejores escuelas de MBA del mundo, estamos a la par de Notre Dame, de Washington University  (en St. Louis), de muchas universidades de gran prestigio y estamos a ese mismo nivel.

No 83 a nivel mundial y liderazgo en América Latina

¿Cuántas escuelas de negocios latinoamericanas están en ese ranking? Por ejemplo, las excelentes universidades de Chile, Colombia, Brasil, México que es muy conocido el TEC de Monterrey. ¿Cómo está INCAE a la par de esas escuelas?

De esas cien primeras que ranquea el Financial Times, solamente hay dos universidades latinoamericanas, está el IPADE de México ranqueado numero 80, y está INCAE ranqueado de 83. Así que ni el TEC de Monterrey,  ni ninguna de las de Chile, ni de Brasil, ni de Colombia, están en el mismo nivel que salió INCAE en esta clasificación del Financial Times.

¿Cuál es el expertise del INCAE o la clave de la formación que ofrece?

El lema nuestro es “Latin America Leadership Global Competitiveness”. O  sea enseñamos a competir en el mundo global a todos nuestros estudiantes, pero les enseñamos  que puedan operar y competir y ser líderes en el ámbito latinoamericano. Nosotros enseñamos estudios de casos, que es con enseñanza real, y tenemos muchas cosas más allá de la escuela de administración de empresas; el concepto de sostenibilidad, creamos el concepto centroamericano de desarrollo sostenible de 1995, y le enseñamos a nuestros estudiantes a ser buenos ciudadanos. Recientemente formamos el Club de Juramento,  en donde les pedimos a los estudiantes que juramenten un comportamiento ético una vez que ellos salgan de sus estudios y empiecen en el mundo corporativo,  porque creemos que la lucha contra la corrupción y la sostenibilidad son importantes para los  futuros gerentes y líderes de las empresas centroamericanas.

¿El INCAE está entrenando profesionales para ser ejecutivos o para ser emprendedores y empresarios? ¿Cuál es la mentalidad dominante?

Parte de la crítica que se me hizo a mí cuando entré al INCAE hace poco como Rector, es que lo que hemos hecho en el pasado es entrenar excelentes ejecutivos,  y que realmente para ayudar al desarrollo integral de la región no solo hay que entrenar ejecutivos sino también entrenar emprendedores. Entonces vamos a comenzar en los próximos ciclos académicos un track de emprendedurismo. Estamos en este proceso de diseñar los cursos, contratando profesores expertos en el área de emprendedurismo, y pidiendo a empresarios emprendedores que han tenido éxito en la región, para nos ayuden después a evaluar proyectos que vengan de estos estudiantes.

Un tercer componente que apenas estamos empezando a tocar ahorita es el área de liderazgo público. INCAE no tiene los recursos para formar el equivalente a la Kennedy School (of Public Policy) de Harvard, pero estamos firmando una alianza con la Universidad de Michigan, que es la cuarta ranqueada en liderazgo público en Estados Unidos, en donde aquellos que quieran seguir su carrera de liderazgo público, obtendrán el MBA de INCAE en el primer año de su carrera y se irán a Michigan a su segundo año y obtendrán una maestría de liderazgo público.

¿Cómo se mide la relación costo–resultado de una maestría del INCAE, que para muchos significa dejar un trabajo, hacer un préstamo, sobre la base de una expectativa posterior de aumento en la remuneración?

En ese ranking del Financial Times, por ejemplo, hay un componente sobre cuál es el sueldo promedio de los egresados de INCAE, y ahí salimos en la cola y es lógico que salgamos de último porque los sueldos en Centroamérica son muy inferiores a los sueldos en Paris, San Francisco, o  Hong Kong

¿Cuál sería el promedio para un egresado de INCAE?

En el caso de INCAE después de tres años, el promedio que nos sale es como noventa mil dólares (sueldo bruto anual), después de tres años de experiencia. Es un sueldo excelente, pero no se compara con los de Nueva York, por ejemplo, y por eso es que salimos bajos ahí. Pero si vos medis el porcentaje de incremento de tu sueldo versus cuando vos estabas antes de haber entrado al instituto estamos ranqueados en sexto lugar, pues somos la sexta universidad que a uno le da más alto porcentaje de aumento en su sueldo.  Así que sí es rentable entrar al INCAE, sí se justifica porque los sueldos se dan y sí se justifica sacar préstamos.

¿Qué porcentaje de los estudiantes de INCAE, que nació en este entorno centroamericano,  vienen de fuera de nuestra región?

Tal vez el treinta por ciento están fuera de Centroamérica, tenemos estudiantes ecuatorianos, peruanos, de todos los países de Suramérica.

¿Cómo miden ustedes, desde el punto de vista cualitativo, la formación que está brindando INCAE? ¿Esos gerentes, administradores, empresarios, tienen capacidad de desarrollar un pensamiento crítico, innovador para enfrentar problemas complejos, o simplemente están administrando las variables básicas que se pueden aprender en otro programa de administración de empresas?

Hemos egresado a 14 mil estudiantes de INCAE en estos cincuenta años, y si  uno mide y  evalúa sus posiciones de liderazgo en Centroamérica, muchas de esas posiciones están llenadas por incaístas. Hay ejemplos de un incaísta que empezó con una empresa de tamaño pequeño y la ha convertido en empresas de muchísimo prestigio, de mucho desarrollo, y en donde generan buenas oportunidades, de buenos empleos a sus gentes, a sus colaboradores.

Hemos tenido muchísimo éxito en crear líderes regionales que han transformado el progreso y la innovación de muchas de las empresas de Centroamérica.

El Indice de Progreso Humano y la Sostenibilidad

INCAE está promoviendo con otras instituciones internacionales la metodología del Indice de Progreso Social para medir de forma más integral el desempeño de los países, sin depender exclusivamente del PIB, al incorporar otras variables como satisfacción de necesidades básicas y las oportunidades qué están asociadas al cambio institucional. Esta metodología implica un nuevo paradigma en la relación entre la empresa privada y la sociedad, ¿quiere decir que el sector empresarial se está acercando más a un enfoque como el del Indice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas?

Es un acercamiento, sí, a los Indices de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, ahora lo que llaman ellos los Objetivos de Desarrollo. El concepto es que las empresas, el sector privado es el que genera la prosperidad, el desarrollo económico viene del sector privado, primordialmente. Antes el concepto del sector privado era darle el máximo rédito a los accionistas, eso sigue siendo, si no hay rédito para los accionistas, todo lo demás se cae por si solo porque no están los recursos, pero sabemos que hay energía limitada, que hay agua limitada, que hay contaminación, que hay (necesidas de ) sostenibilidad, son conceptos que uno tiene que considerar en el entorno donde opera. Entonces operemos ayudando con la sostenibilidad en el completo sentido de la palabra. Y si vos lo llevas aún más allá, podes decir: los colaboradores que trabajan conmigo si están mejor educados, pueden ser mejores colaboradores y producir más, y darme a mí mayores oportunidades para que mi empresa tenga más éxito; y la comunidad donde yo opero, también yo le puedo ayudar para que todo el entorno de esa comunidad sea mejor.

Entonces no es filantropía, es simplemente un modelo de negocio que te tiene que dar rentabilidad,  pero tomando en cuenta las necesidades que hay en tu comunidad, vos tenés que invertir en tu capital humano, y ese capital humano es parte de tu estrategia de desarrollo.

¿Cuál es la diferencia entre lo que se conoce hasta ahora como responsabilidad social empresarial y este nuevo planteamiento de enfoque de la sostenibilidad?

La responsabilidad social empresarial el primer paso de esta gráfica continua, en donde cumple con ciertos objetivos de medioambiente y de tratamiento a tu personal,  pero esto te lleva a un nivel de estrategia de negocios, esto, debe estar en las manos del gerente general, en las manos de la Presidencia, en manos del Consejo Directivo, y es ya una acercamiento más a la sociedad, más allá de los requisitos mínimos de responsabilidad social empresarial.

¿El gobierno de Nicaragua está usando esta metodología como parte de sus instrumentos de análisis?

Este programa tiene tres años de haberse lanzado en Latinoamérica, en Mesoamérica, es por primera vez que lo presentamos en Nicaragua, hace como tres meses que hicimos una presentación con FUNIDES, y lo que tenemos ahora es simplemente el panorama global de Nicaragua. Hemos hecho conversaciones con ciertos miembros del sector público y hay interés de que ellos quieran estudiar esto más a fondo,  porque les ayuda, le ayuda a los empresarios, a las alcaldías, a los municipios, a los ministerios, a las ONGs, para que vean una ruta de mapa de dónde y cómo invertir, y cómo obtener el máximo beneficio por cada dólar invertido según tu comunidad o según las necesidades que hay en tu país.

Nicaragua salió ranqueado número 78 (entre 133 países), pero salió de 97 en el PIB, así que Nicaragua, en Indice de Progreso Social, está mejor que su equivalente de lo que debería estar en el PIB, eso significa que algo bueno se ha hecho, la cosa es que hay muchísimas áreas de mejora, muchísimas oportunidades para sacarle el máximo beneficio a tu dólar invertido,  o darle el máximo beneficio a tu población en base a los limitados recursos que tienes.

En la dimensión de las Oportunidades de este Indice se hace alusión a aspectos relacionados con la libertad personal y democrática, con aspectos institucionales de la tolerancia ¿Cómo ves la paradoja de Nicaragua, en que el gobierno tiene una relación estrecha y un diálogo con el sector empresarial, pero desde el punto de vista institucional se ha producido un retroceso, una regresión en cuanto a las instituciones democráticas?

Sí. Es decir, están las tres grandes columnas, pues esa que vos acabas de describir es la columna más avanzada de oportunidades, ahí hay áreas que el país sale bien y hay áreas que el país sale mal. Por ejemplo, el derecho de propiedad es una de las áreas donde sale más malo, y es por todo el problema que ha habido de la legalización de muchas de las propiedades, y eso es un impedimento de desarrollo.

Pero si te vas a la primera columna, la de las necesidades básicas, ahí en muchas áreas también Nicaragua sale bastante mal, hay áreas en donde hay grandes oportunidades de mejora, y eso es cuestión de hacer el esfuerzo y proceder, esos son, quizás más fácil de resolver y de beneficio inmediato a una vasta área de la población.

¿Este nuevo planteamento lo lidera INCAE, el COSEP, los gremios del sector privado?

INCAE es socio de este programa que viene del Foro Económico Mundial, lo trabajamos con varias organizaciones internacionales, con profesores de Harvard, y nosotros somos los representantes ante Mesoamérica. Nosotros presentamos esto ante las fuerzas vivas de cada país, la expectativa es que nuestros empresarios, los organismos locales y todos lo tomen y les sirva de ruta de mapa para que ellos puedan hacerlo, nosotros vamos a capacitar, a ayudar, pero no es el papel nuestro liderarlo, sino ser el académico que les da las herramientas para que aquellos que estén interesados lo puedan usar.