Nación

Crece el cálculo oficial que antes habló de 700 hectáreas; ambientalistas calculan alrededor de 6,300

Incendio en Indio Maíz devoró al menos 5,484 hectáreas

SOSIndioMaiz

Incendio develó deficiencia del Gobierno: no tuvo una reacción ágil ni eficiente y mantuvo el secretismo como norma de "comunicación"



El incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz fue sofocado, según informó la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, este viernes al mediodía,  en medio de la crítica de organizaciones ambientalistas que cuestionan la falta de  celeridad e información para responder al siniestro. Movimientos ambientalistas independientes también confirmaron más tarde que ya no se miraba fuego en la Reserva, aunque faltan visitas de control y evaluación total de los daños.

“Hoy tenemos grandes noticias. Podemos decir a todas las familias nicaragüenses, que a esta hora no hay fuego en Indio Maíz. No hay fuego. No hay flama”, dijo Murillo a los medios oficialistas. La vicepresidenta destacó el trabajo del Ejército de Nicaragua, Policía Nacional y comunitarios de la zona. “El área afectada se estima en 5,484.7 (hectáreas). Unas 7,786.44 manzanas”, expresó. Al principio del incendio, cuando ya los ambientalistas hablaban de unas tres mil hectáreas afectadas, el Gobierno minimizó el impacto y calculó solo 700 hectáreas dañadas.

La cifra, según el Gobierno, equivale a penas el 1% del total del área de la reserva. El discurso continúa basado en que el siniestro no tocó la zona núcleo del área protegida. Algo que las organizaciones ambientalistas afirman que el fuego si penetró el área.

Amaru Ruiz, director de Fundación del Río, explicó que tras una superposición del mapa de zonificación de Áreas Protegidas se corroboró que el incendio si afectó la zona núcleo de la Reserva Biológica Indio Maíz. Ruiz agregó que el Gobierno no puede minimizar el impacto del siniestro.

El incendio se originó el pasado martes tres de abril en la comunidad Siempre Viva, ubicada en San Juan de Nicaragua. A pesar de que el Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTRK) solicitó ayuda del Gobierno para sofocar el incendio, el Gobierno del comandante Daniel Ortega, actuó tres días después, cuando la información ya circulaba hasta en medios internacionales. La reacción tardía es criticada por los movimientos ambientalistas.

Primeras horas fueron clave, pero Gobierno no actuó

Víctor Campos, director del Centro Humboldt, dijo en una entrevista en el programa Esta Noche que esas primeras 72 horas hubiesen sido claves para poder controlar el incendio. Campos señaló que la actuación del Gobierno de Nicaragua fue “insuficiente” y “poco transparente”.

“Todos saben que la acción temprana puede evitar que se alcance la magnitud a la que llegó este incendio. Realmente estas 72 horas iniciales fueron claves para poder controlarlo, pero se perdió el tiempo y se escaló a niveles en los que se salió de control y de las manos de las autoridades del Gobierno y de los pobladores”, explicó Campos.

A pesar de que el daño en la reserva es evidente, el Gobierno minimizó el efecto de las llamas sobre el bosque de Indio Maíz. El científico Jaime Íncer Barquero afirmó que el fuego destruyó, probablemente, valiosas especies de flora y fauna. “La conflagración es el problema ambiental más serio en la historia de Nicaragua”, agregó Íncer Barquero.

Sobre el área afectada, el director del Centro Humboldt destacó que la cifra que el Gobierno presentó es similar a las que ellos habían proyectado, sin embargo, instó al Estado a realizar las investigaciones pertinentes para que la población conozca el alcance del fuego en el bosque.

Campos expresó que el dato de las hectáreas afectadas podría parecer una cifra no relevante, sin embargo, el incendio ocurrió en la parte más diversa y de mayor riqueza ecológica de la reserva.

Áreas protegidas sin garantía de conservación

Los movimientos ambientalistas cuestionaron la falta de protección que tienen las reservas naturales de Nicaragua. El científico Íncer Barquero señaló que Bosawas, Indio Maíz y las otras áreas protegidas, realmente están “desprotegidas” y no existe ningún control y vigilancia que permita garantizar su conservación.

Víctor Campos, director del Centro Humboldt, cuestionó la falta de preparación de las instituciones del Estado como Marena y Sinapred, que no activaron un plan de contingencia para resguardar la emergencia.

“No hay la preparación ni los medios (para hacerlo) porque en esta parte es importante mencionar que faltan medios para poder combatir el fuego. Se suponía que Sinapred debía tener planes contingentes para poder enfrentar este tipo de asuntos, lo que miramos que no es así. El Ejército va a ser un esfuerzo pero no está en la capacidad de controlar y poderlo manejar”, declaró Campos

Grupo Cocibolca: “Un incendio forestal intencionado”

Este viernes el grupo Cocibolca leyó un comunicado con sus consideraciones sobre al incendio en Indio Maíz. En el texto hacen hincapié en las denuncias y  advertencias sobre los graves riesgos y amenazas contra las áreas protegidas, producto de la “negligente gestión pública en la administración del cuido de las mismas”.

“Desde el día cinco de abril de 2018 advertimos públicamente del voraz incendio forestal que afectaba el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan y la Reserva Bológica Indio Maíz, áreas naturales densibles y de importancia ecológica estratégica. A la fecha estimamos aproximadamente 6 300 hectáreas destruidas, de las cualés el 52% está dentro de la zona núcleo de Indio Maíz. Presumimos que se trata de un incendio forestal intencionado”, dice parte del pronunciamiento de las organizaciones.

El grupo Cocibolca demandó en el comunicado que se realicen las investigaciones correspondientes y que se atribuyan responsabilidades específicas tanto a los autores materiales como a las entidades gubernamentales responsables de su cuido y manejo.

Lorenzo Martínez, vicepresidente del Gobierno Comunal de Indian River, dijo a CONFIDENCIAL que toda la información que tenían sobre el incendio y sobre qué lo originó fue puesta en manos de la Policía Nacional.

“Esa información ellos la saben. Nosotros solo estamos esperando a ver qué pasa. Eso es lo que podemos decir”, refirió el líder comunal.

Los indígenas de la etnia Rama manifestaron durante los diez días del incendio su preocupación por su territorio. Alicia Mcrea, líder de la comunidad de Indian River en Indio Maíz, expresó que “antes del incendio la reserva era bella, era de color verde, no como ahorita hecha cenizas. Los árboles eran grandes, frondosos, los animales gorditos. Ahora están hecho paste. Ahora ya no queda nada, todo está quemado”.

Dionisio Mcrea también expresó su malestar. Refirió que han perdido buena parte de los árboles y que los animales murieron por el humo. Los indígenas ramas no saben cuál será el siguiente paso. Solo desean que todo vuelva a la normalidad.

El movimiento de los autoconvocados

El incendio en Indio Maíz dio inicio a un movimiento de jóvenes, en su mayoría universitarios, que se autoconvocaron en dos ocasiones para realizar un plantón frente a la Universidad Centroamericana (UCA) y una marcha que fue reprimida por la Policía Nacional y sus fuerzas antimotines.

Madelaine Caracas, Eloisa Altamirano y Arianna Moraga, fueron parte de los centenares de jóvenes que protestaron la mañana del jueves. La coordinación para marchar se hizo a través de las redes sociales. El objetivo de la actividad era hacerse escuchar y pedir explicaciones y acciones concretas por Indio Maíz, al Gobierno de Ortega.

“El lunes, luego de las declaraciones del Gobierno de cancelar la ayuda de Costa Rica, los jóvenes nos indignamos y nos organizamos para gestionar la marcha. Somos parte de un grupo que se unió a través de Facebook y Twitter y nos identificamos con la etiqueta #SOSIndioMaíz”, dijo Caracas durante una entrevista en el programa televisivo Esta Noche.

Según la joven estudiante de Comunicación, en la UCA, las redes sociales sirvieron para canalizar todos los grupos y consolidar el punto de reunión y la hora para marchar este jueves.

Por su parte Altamirano opinó que la decisión del Gobierno, de hacer contramarchas o actividades, para boicotear las protestas que ellos están realizando, busca minimizar la lucha pacífica que los jóvenes están realizando para buscar información real y eficiente.

“La información no se le puede negar a ningún ciudadano. No comprendemos por qué se nos niega información. Lo que hacen son simples cortinas de humo para que la demás población crea que estamos bien y que no pasa nada”, consideró Altamirano.

La joven activista, egresada de la Unicit, manifestó que la acción del Gobierno, de sacar de las aulas de clases a estudiantes de secundaria para apoyar la contramarcha, no es algo positivo para la educación de los niños y adolescente, y que debería respetarse ese espacio de educación. “Hoy iban muchos menores en la contramarcha. Considero que es irresponsable”, declaró.

“No se trata de que se apagó el incendio y ya”

Los “autoconvocados” van a seguirse reuniendo, haciendo campañas, demandando que el Gobierno brinde algún tipo de respuesta sobre la situación en la que se encuentra Indio Maíz. Arianna Moraga, quien es estudiante de la UNAN, resaltó que no sólo los jóvenes merecen tener información sobre este incendio, sino la población en general.

“Queremos saber cómo están las especies. Cómo vamos a mejorar. No se trata de que se apagó el incendio y ya, esto es parte de un proceso”, dijo Moraga.

Caracas aclaró que ellas no tienen ningún color político, y que están motivados por una conciencia general que es la “tierra, el país, nuestros recursos”.

Altamirano hizo un llamado al presidente de Nicaragua y a los diputados de los distintos partidos políticos, a que recuerden que son parte de un proceso y que es necesario que incluyan a la sociedad en todo esto.

“Yo me pregunto, dentro de diez años por quién voy a votar. No creo que muchos de los políticos sigan vivos. Nosotros no queremos ver a las mismas personas siempre, es necesario posicionarnos en lo político, lo ambiental, en todo. A mí me interesa mucho la política, pero no siento que ningún partido pueda representar mi verdadero sentir”, expresó Altamirano.