Economía

Excarcelada política, Irlanda Jerez, llama a “desobediencia civil”

Cuestiona el control del FSLN: Microempresarios desconocen a Leonardo Torres y respaldan a nueva directiva Azul y Blanco de Conimipyme

La comerciante Irlanda Jerez relanzó la propuesta de la desobediencia civil, a la que denomina “una de las armas letales que tenemos para boicotear al régimen a través de nuestros propios ingresos y no continuar pagando impuestos”, en una entrevista con el programa Esta Noche que se transmite en linea.

La presa política excarcelada considera que un paro de consumo es una de las formas de desobediencia civil, pero eso requiere que la gente entienda que no puede seguir consumiendo licor, cigarros, o saliendo a fiestas. Reconoce los anhelos propios de la juventud, pero recuerda que la generación anterior tuvo que tomar las armas y pelear una guerra arriesgando su vida, mientras que ahora solo se les pide que dejen de consumir porque de lo contrario “le dan oxígeno a un régimen para secuestrar y matar a otros. Es cuestión de conciencia”, sentenció.

Jerez cuestionó el control que mantiene el Frente Sandinista sobre la Comisión Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), desde el momento en que, sorpresivamente se anunció que Leonardo Torres asumía la presidencia de la entidad.

“Las oficinas de Conimipyme están tomadas por el señor Leonardo Torres, y cuatro personas más”, que son los únicos que le acompañan, aseguró Irlanda Jerez.

Torres y quienes le acompañan “están trabajando directamente para el régimen. El comercio lo sabe. El año pasado convocamos a una rueda de prensa para nombrar a una nueva directiva Azul y Blanco, la que se ha mantenido en sigilo para proteger sus vidas, y los pocos negocios que aún quedan”, justificó.

Jerez insiste en que “Leonardo Torres representa únicamente al régimen. A esa organización criminal y terrorista. No representa a ningún nicaragüense que pertenezca a la micro, pequeña, y mediana empresa”.

La excarcelada presa política dijo que, aunque Torres ocupe nominalmente la presidencia de la organización, tanto los comerciantes, como el resto de micro, pequeños y medianos empresarios reconocen el trabajo de sus líderes, “que se venía haciendo desde antes del 18 de abril”.

“Torres no representa los intereses de este sector, que comprende más del 80% de la fuerza laboral del país”, posee un importante músculo económico, y un significativo peso poblacional. “El régimen lo sabe: por eso me encarceló el 18 de julio” de 2018, aseveró.

Jerez considera que ese liderazgo y representatividad se mantienen intactos, pese a que “el comercio ha sido brutalmente afectado, con centenares de negocios quemados: más de 300 solo en el mercado Oriental”.

Refiere que, “en lo que va de la insurrección hay muchos negocios abandonados”, después que los locales, o las casas de los dueños, aparecieron marcados con palabras como plomo, o golpistas, lo que obligó a centenares a salir al exilio, e incrementó el número de negocios confiscados.

Recordando cómo el sector pyme ha liderado los exitosos paros nacionales, Jerez cree que hace falta que sigan tomando la iniciativa en la aplicación de nuevas formas de protesta y resistencia ciudadana, en la certeza de que asumir ese liderazgo no implica más riesgos, sino “decisión”, y “tener valores y principios inquebrantables”.

Por eso, aunque entiende que la gente ha tomado algunas decisiones para proteger su vida y sus negocios, ella opina que “cuando se lucha por la libertad, no importa hasta donde tengás que llegar. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos en esta lucha no violenta”, invitó.


Demanda libertad de “rehenes” políticos en Nicaragua

*Hay que reconocer crisis humanitaria en Costa Rica

Después de viajar a El Salvador para presentar su testimonio ante la Comisión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el Gobierno de Daniel Ortega no dejó entrar al país, Irlanda Jerez voló a Costa Rica para participar de la marcha en la que una multitud aprovechó para reclamar la liberación de más de un centenar de ciudadanos secuestrados por el régimen.

“Esta marcha se hizo específicamente” para exigir “la libertad plena y absoluta de todo el pueblo”, así como de los 142 prisioneros políticos que permanecían en las cárceles del régimen hasta mediados de esta semana, algunos de los cuales tienen más de 15 meses de secuestro.

Por ellos “la presión debe continuar: las protestas, las movilizaciones, el grito de libertad, sobre todo para exigir la liberación de los secuestrados políticos, que son presos de conciencia que tiene el régimen, tratando siempre de negociar tiempo”.

La entrevistada observa similitudes entre el comportamiento del régimen y las fuerzas irregulares en las que se apoya, con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “que secuestraban por dinero, mientras que estos secuestran humanos para ganar tiempo. Tiempo, que es lo que necesitan para mantenerse en el poder”, especificó.

Además de esperar que la Comisión de la OEA produzca un informe contundente, que conlleve a acciones igualmente contundentes, Jerez aboga por que la comunidad internacional finalmente se dé por enterada de la crisis humanitaria que viven los nicaragüenses que buscaron refugio en Costa Rica, y provean recursos a esa nación para ayudarle a satisfacer las necesidades de los más de 70 000 nicas que ahora alberga.

Advertisements

Más en Economía

Send this to a friend