Opinión

La crisis de Nicaragua traspasa lo económico

Masaya

Nicaragua sufre una crisis de valores, de falta total de institucionalidad, de derechos humanos... hay centenares de muertos, de encarcelados...



Me pidieron como Rector de INCAE que facilitara el uso de este local para este encuentro empresarial, lo cual acepté.

Al recibir la invitación vi que venía con el logo de INCAE lo cual erróneamente daba la impresión que INCAE era el que invitaba al evento. Así que al dirigirme a ustedes les aclaro del error: INCAE no es el organizador de este evento, simplemente hemos facilitado este recinto para esta reunión.

Ya que estoy en el pódium permítanme dirigirme a ustedes con algunas reflexiones.

La invitación a este evento dice: “Estamos al borde del derrumbe de nuestros negocios en lo financiero, económico y social”.

También dice: “Un grupo de empresarios y profesionales nos reunimos para actuar de urgencia frente a la situación que ahoga”.

Esto me dice lógicamente que hay preocupación entre los empresarios por sus negocios.

Más en mi opinión la crisis que nos aqueja a todos los nicaragüenses traspasa lo económico.

Esta crisis es en todos los aspectos, Nicaragua sufre una crisis de valores, de falta total de institucionalidad, de derechos humanos, una crisis en donde hay centenares de muertos, de encarcelados, decenas de miles emigrando y señalamientos de parte de la CIDH de haber cometido crímenes y afectado la libertad de expresión. Una crisis en donde el secretario de la OEA está citando la carta democrática. Esto ahora nos lleva a un alto nivel de desempleo, y con una economía al borde del colapso.

Todos sabemos que en 1979 con la crisis de turno de ese momento Nicaragua en vez de mejorar se hundió en otra crisis que duró 10 años. En ese período Nicaragua pasó de tener un nivel de desarrollo cercano al de Costa Rica a ser el país más pobre del continente americano.

Nicaragua en la década de los 90 inició un proceso de recuperación y desarrollo económico que nos llevó a un buen nivel de crecimiento.

En el 2007 con la deuda externa saneada, con el déficit fiscal resuelto y con el CAFTA firmado este gobierno hereda por primera vez en 40 años a un país viable y logra por un tiempo mantener ese motor de desarrollo que venía desde los 90.

Y digo por un tiempo, porque esta crisis que vivimos a partir del 18 de abril está arrasando con este crecimiento. El país está en riesgo de hundirse, lo cual creará más pobreza y miseria para los nicaragüenses. Claramente el crecimiento logrado con este último modelo no fue sostenible.

Lo triste es que este tipo de crisis es recurrente en nuestra historia.

En 1909 tuvimos la crisis de turno, esa crisis la volvimos a tener en la década de los 20, después en 1936, en 1947, en 1956, en 1979, en la década de los 80 y ahora la estamos viviendo de nuevo. Aunque en esta ocasión con mucha más crudeza.

La historia evidencia que la conducta de nuestros caudillos en su búsqueda del poder los convierte en hombres que empobrecen en todo aspecto (moral, social, económico, y cultural) al país.

Analizando las crisis mencionadas nos damos cuenta que suceden porque como sociedad hemos descuidado lo institucional. Es decir, nos descuidamos en exigir un estado de derecho, con reglas del juego claras, con un sistema judicial creíble, contra la corrupción, con un mayor nivel de educación. Descuidamos estos elementos que son fundamentales para que el desarrollo integral de un país sea sostenible, duradero y con paz social.

Hoy estamos viviendo un ciclo más de nuestra historia, y el reto que todos tenemos es ver que este sea el momento histórico de romper ese ciclo y para siempre.

Quiero insistir en este mensaje: el ciclo se rompe pasando por democracia y por institucionalidad. Rompiendo el ciclo se resuelve lo económico.

El nicaragüense es recursivo, hacendoso, trabajador. Necesitamos buscar el norte que nos lleve al progreso y bienestar sostenible para todos. Necesitamos la semilla del renacer de una nueva Nicaragua. La Nicaragua digna que todos anhelamos.

Planteemos un futuro en donde no estemos condenados a repetir los ciclos y errores del pasado.

Muchas gracias y que Dios bendiga a Nicaragua.

Bienvenidos a INCAE

*Discurso del rector del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), Enrique Bolaños Abaunza, en el Foro Perspectivas y Decisiones 2019, el 8 de enero. Las negritas corresponden al texto original del discurso, que puede descargar en este PDF.