Mundo

La nica que “ama” a Donald Trump

En Cincinnati, Ohio, una nicaragüense defiende al magnate Donald Trump. El video en el que lo elogia es viral

El 15 de agosto de 1966, Evelyn Argüello Ramírez llegó a Estados Unidos con la cintura ceñida en una falda marrón. Tenía 18 años, era su debut como azafata y la falda, una camisa blanca, unos zapatos de tacón y un par de alas doradas con la leyenda LANICA/Stewardess (aeromoza en inglés), eran su nuevo uniforme en la aerolínea nicaragüense, propiedad de la familia Somoza. Ese día su sueño se cumplió.

Argüello Ramírez, es la misma mujer, que el domingo pasado en Cincinnati, Ohio, durante un mitin político del partido republicano, se identificó como nicaragüense y soltó, con micrófono en mano, varios elogios al precandidato Donald Trump: “Gracias”, “estoy tan feliz que esté corriendo para ser el próximo presidente de nuestro país”, “lo amo”, y “me encantan sus ojos azules”, le confesó.

La polémica estaba servida, con abrazo incluido.

Un nica elogia a Donald Trump

Durante un evento en Cincinnati una nicaragüense elogió a Donald Trump, precandidato republicano por la presidencia de Estados Unidos. La mujer de Managua le agradeció por "la oportunidad de soñar" y lo que está haciendo por el país.

Posted by Confidencial on Tuesday, March 15, 2016

El video se hizo viral. Su encuentro, bien habría sido uno más de los miles que un candidato tiene en un contexto electoral. Pero no lo fue. Para que fuese común, Trump, debería ser un candidato común y no lo es. Amante de los rascacielos y conocido por su megalomanía, este magnate arremete cada vez que puede contra los inmigrantes y ahora, luego de la renuncia del senador de Florida Marco Rubio, parece que nadie podrá evitar que se convierta en el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos.

De aeromoza a bienes raíces

Evelyn Argüello Ramírez nació en Managua el 30 de enero de 1948. Su abuelita paterna, que tenía una tienda de abarrotes, la crió en una casa cerca del mercado San Miguel.

Cuando era niña, Evelyn veía a las azafatas de Pan American Airlines (Pan-Am) paseándose –en sus célebres trajes azul celeste– en el aeropuerto de Managua. “Yo me enamoré de los aviones, me enamoré de las aeromozas, el uniforme, para mí eso era un sueño. Llegar a vivir en los Estados Unidos, ese era mi sueño”, cuenta en exclusiva, Argüello Ramírez a Confidencial.

A los 17 años tuvo su primer empleo. Debía revisar contratos en La Curacao. Luego, un anuncio en el periódico cambió todo para ella: buscaban aeromozas para la aerolínea nicaragüense La Nica. Aplicó, prometió aprender inglés en cuatro meses y voló por primera vez en 1966.

En febrero de 1967, un altercado entre dos azafatas a bordo de un avión le costó su empleo. “Yo sufrí, yo decía Dios mío qué voy a hacer, yo no vuelvo a Nicaragua porque en realidad yo no tenía nada qué hacer en Nicaragua”, recuerda.

Se mudó a Atlanta y consiguió trabajo como niñera. Con una agencia de empleos adquirió su residencia en Estados Unidos. Poco después llegó a Eastern Airlines, una aerolínea norteamericana con base en Nueva York. En noviembre de 1967 volvió a los cielos. Visitó México, Las Bahamas, Puerto Rico y Canadá.

En un avión conoció a su esposo: un pasajero. Joseph Stalevycz, era un ingeniero civil descendiente de lituanos. Él consiguió un empleo en San Francisco. En 1969 ella dejó su trabajo como azafata. Se casaron en 1972. Del matrimonio nacieron dos hijos: Joseph y April.

Evelyn Argüello Ramírez, hoy Evelyn Stalevycz, tiene 38 años de estar en el negocio de bienes raíces. Es exitosa y desde 1971 no ha vuelto a Nicaragua. En 1998 se graduó en Artes Liberales en la Universidad de Cincinnati.

Por su acento, el color de su piel y su origen, más de una vez fue discriminada en Estados Unidos. “No se dan cuenta del valor de la persona, no importa lo que uno haga, en qué trabaja uno o dónde vive o de dónde viene uno, o cómo es su fisonomía (…) Yo sé lo que es la discriminación”, asevera.

Inicialmente era demócrata. Consideraba a los Kennedy sus ídolos. “Cuando (Ronald) Reagan entró al poder, yo voté por Reagan”, asegura. Así se volvió republicana.

“Yo siempre lo he admirado”

A la derecha Evelyn Argüello con su uniforme de aeromoza de Lanica. Cortesía
A la derecha Evelyn Argüello con su uniforme de aeromoza de Lanica. Cortesía

A Donald Trump, “yo siempre lo he admirado”, dice vía telefónica. “He seguido toda la historia de él, toda su vida (…) y la clase de persona que él es, la clase de negociante que él es (…) Yo lo admiro a él en todo sentido, es una persona excelente, es un buen hombre, de buen carácter”, subraya.

Ella, considera que este polémico candidato sólo ha dicho lo que otros ya pensaban. “Aquí los americanos estaban con miedo, nadie podía decir nada en contra de los inmigrantes, nadie podía decir nada contra los ilegales y Trump trajo eso a la mesa y los americanos saben ahora que ellos tienen derechos. Es que Donald Trump tiene el valor de tirarse al mundo y decir lo que nadie más puede decir”, enfatiza.

Estados Unidos, cree, “es un país soberano, es un país de leyes”. Leyes que deben respetarse. Que Trump hará respetar, subraya.

La situación de los inmigrantes en Estados Unidos, para ella, no cambiará si él llega al Salón Oval.

“Mire eso está pasando aquí con (Barack) Obama, él está mandando a miles de personas deportadas, ¿por qué nadie dice nada acerca de eso? O sea lo mismo que está pasando ahorita es lo que va a pasar cuando Donald Trump pase al poder”, defiende.

“¿Por qué le tienen que echar tanto negativo a Trump? Trump es el mejor candidato para este país”, agrega.

Este martes en Florida, Donald Trump sacó de la carrera al senador Marco Rubio, única esperanza de las élites conservadoras de eliminar a Trump de la boleta del Partido Republicano. Lo que todos creyeron sería solo un show más del magnate ya no tiene tinte de broma. Solo quedan contra él, Ted Cruz, senador de Texas y John Kasich, el gobernador de Ohio, que en las elecciones primarias no han podido hacerle frente a este fenómeno político, que al principio pocos tomaron en serio.

Artistas, políticos, periodistas, escritores, chefs se declaran sus detractores. Hasta el Papa Francisco se sumó al rechazo de su candidatura. Por sus declaraciones Trump ha sido tachado de xenófobo. La comunidad latina lo ha enfrentado con cartas, con tuits, anulando contratos, con protestas… pero en Estados Unidos hay algunos, como Evelyn, que sí apoyan a este empresario.

A ella puede verla en mitines. Sosteniendo carteles que rezan “the silent majority stands with Trump (la mayoría silenciosa está con Trump)”. Tiene gorras, camisetas con su nombre.

El video en que aparece elogiando al precandidato en un mitin de campaña en Cincinnati fue colgado en las cuentas de Confidencial este martes. En 12 horas tenía más 135 mil reproducciones y más de mil comentarios en Facebook. La mayoría, de personas  molestas o indignadas con su simpatía por el magnate. De forma ofensiva criticaron su acento, su actitud, llegaron a decir, incluso, que era un montaje para beneficiar la campaña del republicano. El clip, que ha alcanzado a casi medio millón de usuarios, hasta ahora, ha sido compartido por más de  2,500 personas.

“Yo no siento que estoy traicionando a nadie, yo siento que yo tengo derecho a expresarme (…) bajo ningún punto yo sentiría que estoy traicionando a los latinos, eso está absolutamente erróneo, yo quiero mucho a la comunidad latina, yo dejé mi umbilical (en Nicaragua) pero aquí yo encontré mi alma y yo quiero que este país vuelva a ser lo que era antes, un país respetado”, concluye.

Más en Mundo

Share via
Send this to a friend