Mundo

Una fuente gubernamental revela que el capo quería tener contactos "frecuentes e íntimos" con la actriz

La obsesión de “El Chapo” con Kate del Castillo

Conversaciones permiten recapturar al narcotraficante. "Te cuidaré más que a mis ojos", le escribió "El Chapo" a del Castillo



México.- El capo Joaquín “el Chapo” Guzmán tenía un “interés casi obsesivo” en la actriz mexicana Kate del Castillo, a quien llamaba “hermosa” en sus comunicaciones, y estaba interesado en “tener contactos frecuentes e íntimos” con ella, uno de los aspectos que ayudó a la recaptura del narcotraficante.

Una fuente del Gobierno mexicano que pidió el anonimato hizo estas revelaciones y detalló también que después de que Guzmán se reuniera con Del Castillo y el actor estadounidense Sean Penn en la selva mexicana en octubre pasado, mientras el criminal estaba prófugo, “el Chapo” pretendía “tener otra cita con ella”. Según la fuente, las autoridades mexicanas supieron desde el principio que se iba a producir ese encuentro, que derivó en la entrevista publicada el fin de semana pasado en la revista Rolling Stone, pero lo permitieron con miras en generar un momento propicio para detener al líder del cártel de Sinaloa.

“Era muy útil saber el enorme interés de Guzmán en tener contactos frecuentes e íntimos con la actriz, íntimos en términos de cercanía”, explicó. Agregó que Guzmán “tenía en la mira” a Del Castillo, como un “objetivo prioritario”, en una “especie de obsesión de lograr lo que quería lograr con ella”, a la que llamaba “hermosa” como nombre clave.

El diario mexicano Milenio difundió este martes en su página web parte de los diálogos entre el capo y la actriz a través de teléfono celular, mediados por Andrés Granados, abogado del narcotraficante, e interceptados por los servicios de inteligencia mexicanos.

La actriz Kate del Castillo le pidió hace cuatro años al capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, al que hoy se supo que entrevistó cuando estaba prófugo, que usará su poder para ser un héroe. EFE
La actriz Kate del Castillo le pidió hace cuatro años al capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, al que hoy se supo que entrevistó cuando estaba prófugo, que usará su poder para ser un héroe. EFE

En una conversación que supuestamente ocurrió el 25 de septiembre del año pasado, Guzmán y Del Castillo ultiman los detalles para concertar su encuentro de octubre con Penn. “Yo estoy en Sinaloa, no te va a alcanzar el tiempo apenas que tuvieras vuelo a Mazatlán porque aquí nada más en las mañanas se puede llegar a mi rancho ya que está lloviendo todos los días. Qué mala onda”, le dice él a ella. “Te esperaré a desayunar, y te regresas hasta el otro día a Mazatlán. Necesitas tres días para convivir 24 horas para que te alcance el tiempo, amiga”, agrega.

Guzmán también confiesa a la actriz que como su “presencia” va a ser “algo hermoso”, tomará alguna bebida alcohólica con ella. “Amiga, entonces si tú traes el vino yo tomaré también del tuyo, ya que a mí me gusta el tequila y el Bucana (el whisky). Pero tomaré el tequila que traerás y champaña. Te cuento que no soy tomador pero como va a ser tu presencia algo hermoso, ya que tengo muchas ganas de conocerte, y llegar a ser muy buenos amigos… Eres lo mejor de este mundo”, manifiesta.

“Tú ponte de acuerdo cuándo puedes regresar. Ojalá que sea pronto. Vale más esperarnos a que todo lo prepare con una semana. Yo te tendré súper todo para que no vayas a tener ningún detalle, que me sentiría muy mal. Ten fe que estarás a gusto. Te cuidaré más que a mis ojos”, añade. En respuesta la actriz afirma: “Me mueve demasiado que me digas que me cuidas. Jamás nadie me ha cuidado, ¡Gracias! ¡Y tengo libre el siguiente fin de semana!”.

Según la fuente gubernamental, es “difícil” saber “qué tanto era Kate y qué tanto era la película” para Guzmán en la relación que establecieron. La preocupación del narcotraficante por dejar testimonio de su vida venía de hacía años, cuando intentó registrar su nombre y apodo para tener los derechos sobre ellos con miras “a tener un homenaje filmográfico o un libro”. “Empezamos a ver que esa persona tenía ese interés y podría contactar a personas con ese propósito”, añadió. Milenio cita también una frase del abogado de Guzmán comentándole al narcotraficante, una vez que Del Castillo ha abandonado la conversación, que la actriz, a la que “el Chapo” llama también “Kati”, está “muy emocionada” y “sorprendida” con la relación.

Lo cambian constantemente de celda

El narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán ha sido cambiado ocho veces de celda en los cuatro días en que lleva recluido en el penal del Altiplano, en el central Estado de México, como medida de seguridad para evitar su fuga, según una fuente del Gobierno que pidió el anonimato. La fuente detalló que desde la fuga del capo el 11 de julio pasado se puso en marcha “un proceso administrativo y jurídico que determinó una serie de fallas” en el centro penitenciario al que el viernes pasado volvió a ser enviado Guzmán tras su recaptura de ese día en el estado de Sinaloa, en el noroeste del país.

“Todas y cada una de esas fallas fueron ya cubiertas”, y las medidas adoptadas “convierten” al Altiplano “en la cárcel federal más segura” de México, aseguró la fuente. Detalló que “se ha cuadruplicado el número de cámaras y en las próximas semanas se habrán puesto diez cámaras más de las que había originalmente”. Además, un “equipo de élite” que ha sido sometido a “pruebas de confianza superiores a las de cualquier otro” vigilante de un presidio de máxima seguridad permanecen “24 horas observándolo personalmente con cámaras”.

“No hay puntos ciegos en las celdas”, como el que existía en la ducha de su celda original, que le permitió fugarse el 11 de julio del año pasado por el túnel que construido por sus colaboradores desde una casa abandonada a un kilómetro y medio de allí. Además, al líder del cártel de Sinaloa, “se le está cambiando de celda sin patrón”.

“Puede pasar horas o puede pasar días en una misma celda” y “hasta hoy había estado en ocho celdas distintas”, detalló. Asimismo, han sido “reforzados” los sistemas del suelo del penal, de las esclusas y de las rejas.

Todo aquel que quiere entrar a la prisión es sometido a un moderno sistema de escaneo “que abarca cavidades del cuerpo humano”. También juega en favor de la seguridad del Altiplano una reciente redistribución del número de internos en los penales del país, que significó una “disminución” de los internos en la cárcel donde está Guzmán, quien “hasta ahora no ha tenido ninguna visita” y no porque las autoridades lo hayan impedido, según la fuente.

Por último aclaró que las obras de infraestructura que se están realizando alrededor del presidio en el sistema hídrico del Cutzamala, que garantiza el suministro de agua a la Ciudad de México y al Estado de México, “se modificaron” para que no afecten a los sistemas de seguridad. Todas estas medidas estuvieron a punto el 11 de diciembre y se presentaron al día siguiente durante la Conferencia Nacional Conjunta de Secretarios de Seguridad Pública y Sistema Penitenciario.