INSS

La planilla inflada del Seguro Social

El techo de los salarios del INSS llega hasta los 111 133.04 córdobas: lo que gana mensualmente el presidente ejecutivo del INSS, Roberto López

Los trabajadores del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) forman parte de esa clase privilegiada cuyos salarios y beneficios envidiaría cualquier nicaragüense promedio. A pesar del déficit financiero, la planilla del INSS mantuvo hasta el año pasado 3797 empleados permanentes, cuyo convenio colectivo les garantiza un decimocuarto mes, becas completas para estudios dentro y fuera del país, y hasta créditos sin intereses.

El último Anuario Estadístico del INSS dice que el piso salarial de 2633 de sus 3797 trabajadores, es de 20 001 córdobas y no brinda más detalles. Pero la copia de una planilla del INSS filtrada a CONFIDENCIAL, especifica que el techo de esos salarios llega hasta los 111 133.04 córdobas, siendo este el salario mensual del presidente ejecutivo del INSS, Roberto López Gómez.

En la planilla del INSS también aparecen nombres de parientes de altos mandos policiales y militares, así como sindicalistas. El director de Adquisiciones continúa siendo Eddy Montenegro Espinoza, hermano del excontralor y ahora superintendente de Bancos, Luis Ángel Montenegro Espinoza.

El vínculo principal entre el INSS con mandos policiales, militares y sindicalistas está en la presidencia ejecutiva, que desde el 2007 está en manos del médico y capitán retirado del Ejército, Roberto López. Él fue propuesto para el cargo por la Federación de Trabajadores de la Salud (FetSalud) organización sindical que desde 1984 preside el diputado y actual presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, sancionado por el Gobierno de los Estados Unidos en junio de 2019.

Otro vínculo importante es la vicepresidenta del INSS, Sagrario Benavidez Lanuza, quien es médico cirujano y según una publicación del diario La Prensa, también habría engrosado las filas de FetSalud mientras ejercía la medicina.

¿Cuánto gastan en salarios?

Una revisión detallada de la planilla del INSS, muestra que la mayoría de los salarios oscila entre 30 000 y 60 000 córdobas, y que solamente los cincuenta empleados con salarios más altos cobran mensualmente 3.22 millones de córdobas.

Seguro Social de Nicaragua
Una anciana frente a un grupo de policías en las afueras de la sede del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), en Managua, en junio de 2013. Foto: Archivo | EFE | Mario López

Según el Presupuesto General de la República, en 2018 el INSS destinó 122.45 millones de córdobas para el pago de salarios, que equivaldrían a una planilla mensual de 8.75 millones de córdobas aproximadamente.

El procurador laboral, José Antonio López, estimó que la planilla inflada del INSS obedece a “fines políticos” y recordó que inclusive “hay gente que está desempeñando cargos para los que no están capacitados”.

Róger Murillo, actuario especializado en temas de Seguridad Social, coincide con el procurador López, al comentar que en el INSS hay trabajadores sin grado académico y ganan salarios altísimos, en virtud de que “hay una carga enorme de clientelismo político”, a la hora de crear una plaza, o de llenarla.

“El INSS es el lugar más apetecido para trabajar; más que en los ministerios”, señala Murillo, mientras el experto en temas de Seguridad Social citado anteriormente explica por qué: “De las cotizaciones de los trabajadores en general, aquellos al servicio del INSS reciben las prestaciones económicas más robustas de todo el país”.

Adelantándose al argumento populista de que los generosos salarios que paga el INSS pueden justificarse alegando razones de justicia social, Murillo responde que en ese caso “tendrían que pagar altos salarios a todos en el Estado. Lo que vemos es derroche y favoritismo. Sabemos que hay gente que está en la planilla, pero no trabaja en el INSS”, aseguró.

seguro social
“Sin nuevos cotizantes, no hay ingresos suficientes para mantener al Seguro Social”, advierte un experto en el tema. En la foto, la sede central del INSS, en Managua. Carlos Herrera | Confidencial

La estadística oficial también apunta que 2054 empleados del INSS permanecen en el nivel central, es decir trabajan en la presidencia, vicepresidencia, el área jurídica, adquisiciones o informática, entre otros roles, y que solo 1747 trabajadores atienden directamente a la población en los diferentes departamentos del país.

Al respecto, Murillo señala que “el INSS debería automatizarse más”, en cuyo caso “bastarían unos 2000 trabajadores” para atender la entidad. A modo de ejemplo, mencionó que el Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (Issdhu), de la Policía Nacional, paga a sus pensionados con tarjetas de débito, pero el INSS no quiere hacer lo mismo, pese a los ahorros que eso significaría.

Convenio colectivo con “cuchara grande”

La carga salarial no es el único peso sobre las finanzas del INSS. El convenio colectivo institucional 2016 – 2018, en poder de CONFIDENCIAL, establece beneficios inigualables para los trabajadores del Seguro, siendo los más notorios, los beneficios navideños establecidos en la cláusula 35, inciso c.

“El empleador otorgará el equivalente a un mes de salario y en concepto de segundo aguinaldo a las y los trabajadores en reconocimiento al trabajo desarrollado durante el año, el cual será entregado en los primeros cinco días del mes de diciembre de cada año, sin perjuicio de todos los beneficios establecidos en la legislación laboral y la Constitución Política”, dice la citada cláusula.

En el mismo párrafo se detalla que en caso de renuncia, despido o muerte del trabajador, el decimocuarto mes será entregado de manera proporcional y por ser ‘un aguinaldo adicional’ está totalmente exento de cualquier deducción.

Daniel Ortega
Daniel Ortega durante una celebración del 19 de julio, en la Plaza Juan Pablo II, Managua. Confidencial | Carlos Herrera

Otros beneficios que disfrutan los trabajadores del Seguro Social, son las becas de estudios universitarios. Según la cláusula 23 del convenio colectivo “el empleador mantendrá becas anuales con el 100% del costo para todos los trabajadores que deseen estudiar en la universidad”. Es así que la institución pagó durante 2018 los estudios de 59 de sus trabajadores, según el Anuario Estadístico 2018.

Además, en la cláusula 36 del convenio colectivo, referida a los “préstamos personales”, establece que los trabajadores tienen derecho a que el empleador les otorgue créditos, sin “ningún tipo de gravamen”. El monto de los préstamos puede variar entre uno y cinco meses de su salario.

El único requisito a cumplir para acceder a un crédito, es tener un fiador. El pago del crédito es deducible de la quincena, y debe ser pagado en un plazo máximo de seis años.

El convenio colectivo también establece pensiones de vejez del 100% del salario, recorridos para el personal, pago de viáticos alimenticios, canastas navideñas con un mínimo de 35 productos, un bono escolar de hasta el 35% del salario del empleado, y atención médica especializada, entre otros.

Send this to a friend