Nación

La Prensa reduce su tamaño ante bloqueo de materias primas

“Son medidas de ahorro de papel que se están tomando ante el arbitrario secuestro de materias primas”, confirma el diario más antiguo del país

El Grupo Editorial La Prensa anunció que a partir de hoy la edición impresa del domingo del diario se presentará en formato tabloide “como parte de las medidas de ahorro de papel que se están tomando ante el arbitrario secuestro de materias primas que ejecuta el régimen de Daniel

Ortega contra este periódico”. El resto de días de la semana el periódico circulará en su formato habitual.

El domingo 6 de octubre el diario La Prensa anunció el cierre de su edición impresa del suplemento satírico semanal “El Azote”, tras casi 25 años de publicaciones dominicales.

Mientras el periódico Hoy, dirigido a segmentos populares, apagó este lunes su versión digital, para sobrevivir a los problemas económicos derivados del bloqueo aduanero de su materia prima.

Aduana empezó a bloquear las materias primas desde septiembre de 2018, cinco meses después que estallara la crisis, y de acuerdo con los periódicos, “sin ninguna justificación legal o administrativa”.

“La edición dominical integrará las noticias del día con los gustados contenidos de la Revista Domingo en un solo cuerpo, de tal forma que seguiremos ofreciendo los reportajes y entrevistas en los espacios que aún podemos usar. Por supuesto, en el sitio web de LA PRENSA también se podrán encontrar estos y otros contenidos exclusivos.

El bloqueo aduanero que mantiene la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde hace 13 meses, obligó a la empresa ND Medios al cierre de El Nuevo Diario, el segundo periódico de mayor importancia en el país. Asimismo la clausura de Metro y el sitio digital Maje. El año pasado, estas medidas de presión de parte del régimen, llevaron a la suspensión definitiva del periódico popular Q’Hubo, que también pertenecía a ND Medios.

El ataque de la dictadura al Diario La Prensa y otros medios independientes

La política gubernamental hacia la prensa independiente también ha hecho desaparecer decenas de programas televisivos y radiales y un canal de televisión cuyas instalaciones permanecen ocupadas por la Policía Nacional desde hace 10 meses.

El asedio policial y grupos oficialistas han llevado al exilio a por lo menos 90 periodistas, según la Fundación Violeta Barrios, que entre abril de 2018 y agosto de 2019 registró al menos 1080 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinato, entre otras transgresiones.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU ha criticado la situación que ha llevado al cierre medios de prensa en Nicaragua, y lo ha catalogado como una “violación de la libertad de expresión y de prensa”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE-CIDH) también han expresado su “gran preocupación” por el cierre de los diarios y han recordado al Gobierno de Managua que “la Convención Americana prohíbe a Estados usar medios indirectos para restringir a la prensa”.

En tanto, la 75 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó al Gobierno de Ortega por la “asfixia económica y continuos ataques a la integridad de los periodistas y medios de comunicación”, y demandó liberar los insumos retenidos a los periódicos.

Más en Nación

Send this to a friend