Política

Luis Almagro aúpa estudio contra la reelección en Latinoamérica

“La reelección presidencial no es un derecho humano”

Almagro

Que Almagro envíe este estudio al sistema interamericano podría influir en las conversaciones que la OEA mantiene con Ortega, estima analista



“La reelección no es un derecho humano y no limita los derechos humanos de los candidatos o los votantes”. Esa es la conclusión que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sostiene después que recibió de parte de la Comisión de Venecia un estudio consultivo sobre la reelección presidencial en América Latina.

La OEA encargó a la Comisión de Venecia (un órgano consultivo del Consejo de Europa, formado por expertos independientes en el campo del derecho constitucional) este análisis jurídico “exhaustivo”, que será distribuido a los Estados Miembros “con la esperanza que se convierta en información esencial en la larga discusión sobre la reelección en las Américas”.

El estudio es publicado después de la controvertida reelección presidencial más reciente, la de Juan Orlando Hernández en Honduras. El mandatario catracho se valió de un fallo del Poder Judicial de ese país para reelegirse pese a la prohibición de la Constitución Política.

Lo de Juan Orlando Hernández no es nuevo en la región. Uno de los pioneros en recurrir a un fallo, soslayando la Constitución, fue el comandante Daniel Ortega en 2009, bajo el alegato de que la prohibición violentaba sus derechos humanos. Más recientemente, Evo Morales se sumó a la tendencia reeleccionista a través otro fallo judicial, sin importarle el referendo nacional que rechazó su pretensión continuista.

“Iniciamos este proceso por la mala y reiterada práctica regional de modificar durante mandato para buscar la reelección o la posible perpetuación en el poder. En algunos casos, peores aún, se buscó sin cambio constitucional hacerlo mediante sentencias judiciales”, describió Almagro, en una alusión que retrata a cabalidad el mecanismo empleado por el comandante Ortega, coincidieron juristas y analistas políticos consultados para este artículo.

“Este estudio encargado por Almagro desnuda la manipulación burda que muchos presidentes han hecho con los Poderes Judiciales como lo hizo Ortega. El estudio de la Comisión de Venecia le calza a Ortega”, afirmó el constitucionalista Gabriel Álvarez.

presupuesto
El secretario General de la OEA, Luis Almagro, junto a Daniel Ortega, a principios de diciembre de 2016, en Managua. Foto / Presidencia

Almagro detalló que el estudio fue realizado por un grupo diverso de expertos independientes en materia constitucional y electoral de Corea del Sur, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia y México.

“El informe contiene un análisis jurídico exhaustivo y llega a la conclusión que el derecho a la reelección no es un derecho humano en sí, sino que deriva del derecho a la participación política, y no se vulnera con la imposición de límites de mandatos”, expuso el Secretario General de la OEA a través de un video en su cuenta de Twitter.

Según Almagro, los límites contra la reelección buscan evitar la perpetuación en el poder y que la democracia no se convierta en una dictadura de facto. Esta restricción, según el informe de la Comisión de Venecia, proviene de una decisión soberana del pueblo plasmada en la parte orgánica de su Constitución y no en el capítulo de los derechos fundamentales. “Nadie puede argumentar tener derecho a postularse a una reelección después de un mandato si la Constitución establece lo contrario”, insistió Almagro.

Violeta Granera, del Frente Amplio por la Democracia (FAD) y excandidata a la vicepresidencia por la oposición, afirmó que el estudio encargado por Almagro le “cae como anillo al dedo a los demócratas, constitucionalistas  y juristas que hemos criticado la barbaridad la Corte Suprema por su fallo espurio para permitirle la reelección a Ortega en 2011”.

“Hoy tenemos un dictamen jurídico de un comité mundialmente reconocido que le quita el argumento que usó Ortega para reelegirse, dejándolo en una situación de ilegitimidad y sin soporte jurídico”, agregó Granera.

“Un paso atrás en la consolidación democrática”

Para la Comisión de Venecia, la decisión de alterar o remover los límites a los mandatos presidenciales debe estar sujeta al escrutinio público dado que tiene un “impacto significativo en el sistema político y la estabilidad del país y en la confianza sobre el sistema electoral”.

JOH
El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, al declararse ganador de las elecciones presidenciales de 2017. Confidencial | EFE

Almagro resaltó que el estudio concluyó que eliminar los límites a la reelección presidencial “es un paso atrás en la consolidación democrática”.

“El reporte de la comisión no es una opinión política, es un documento con plena validez jurídica por eso he solicitado que este documento sea distribuido a los Estados Miembros con la esperanza que se convierta en información esencial en la larga discusión sobre la reelección en las Américas”, informó Almagro.

¿Estudio influirá en diálogo Ortega Almagro?

El analista político Carlos Tünnermann cree que el hecho que Almagro envíe este estudio al sistema interamericano podría influir en las conversaciones que la OEA mantiene con el gobierno de Ortega sobre el sistema político electoral.

“Debería de influir porque Almagro sabe que Ortega se reeligió a través de esa sentencia y luego fue más allá al reformar la Constitución Política para reelegirse de forma indefinida”, dijo Tünnermann.

Sándigo
El obispo de Chontales, René Sándigo (izq) junto al obispo Silvio Báez (der) durante su encuentro con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Confidencia|Néstor Arce

Igualmente opinó Álvarez. Si Almagro aúpa este estudio contra la reelección presidencial, no debe “tener una actitud esquizoide con Nicaragua”.

“Aunque el estudio no está vinculado a la temática electoral, el memorándum de entendimiento entre Almagro y Ortega puede ser amplio y recoger las limitaciones de la reelección, que, lejos de fortalecer la democracia como se dice, no permite la alternabilidad en el poder y la competitividad”, analizó Álvarez.

Granera afirmó que si el proceso de diálogo entre OEA y el gobierno de Ortega se llega a conducir de manera seria y transparente, “por supuesto que (la reelección) deberá ser un tema”.

“Almagro debería incluirlo porque la legitimidad de Ortega ha quedado seriamente cuestionada. Sus sucesivos periodos devienen de una ilegalidad fruto de la falta de independencia del Poder Judicial y de las farsas siguientes”, dijo la dirigente del FAD.

Sin embargo, Granera no ve por ahora al Secretario General introducir el tema en las negociaciones con Ortega, ya que “ha sido muy tolerante” con el mandatario sandinista.

“Más bien lo vemos argumentando que se trata de un hecho consumado, y que habría que pensar de cara al futuro. La batalla deberemos seguirla librando los nicaragüenses con más ímpetu ahora que constatamos que la razón está de nuestro lado. El FAD tiene la prohibición de la reelección como uno de los cambios electorales importantes”, enfatizó Granera.