Economía

Mantienen acusación en su contra ¨por exposición de personas al peligro¨

Liberan a trabajadores detenidos

Protestaron en empresa textilera coreana



Los diez trabajadores que fueron detenidos por la Policía Nacional en la protesta de la empresa de textiles SAE-A Technotex, de capital coreano, fueron liberados esta mañana, tras cinco días de estar en prisión preventiva.

Así lo confirmó Sandra Ramos, directora ejecutiva del Movimiento María Elena Cuadra, quien manifestó que en este momento los obreros están en la Policía, luego llegará un forense y después serán trasladados a sus casas, desde donde enfrentarán todo el proceso.

Ramos explicó que aunque los trabajadores fueron puestos en libertad, todavía deben enfrentar el proceso, cuya audiencia inicial está programada para el ocho de julio. Los detenidos fueron acusados por delitos de exposición de personas al peligro, robo y hasta obstrucción de justicia.

Pedro Reyes, sindicalista de la CST, manifestó que esperan que la audiencia especial a los trabajadores sea el próximo martes y auguran un juicio nulo y que el caso sea archivado, pues los detenidos son inocentes de los cargos que se les imputan.

Tratados como criminales

Genaro Gaitán, también sindicalista de la CST, fue uno de los trabajadores detenidos y reveló que sufrieron maltrato de parte de las autoridades policiales, pues los patearon sin mediar palabras.

“Fuimos tratados como criminales, yo ando el ojo golpeado, creo que el oído reventado. A mí me capturaron sin ningún motivo, yo estaba trabajando y me levanté al baño, ahí el gerente general de los módulos mandó a los policías que me golpearan y atraparan”, relató Gaitán.

Gaitán agregó que aunque fueron puestos en libertad, no se logró el objetivo de reintegrar a los dos sindicalistas que fueron despedidos y tampoco sabe si cambiarán dentro de la empresa el agua contaminada.

Ramos agregó que los delitos de los que se acusa a los trabajadores son inaceptables y confía en que no se acusen a estas personas, que ni siquiera trabajan en la empresa donde se formó la protesta.

“Lo que reventó en Technotex, es lo que podría suceder en otras empresas si no se hace caso a las denuncias de los trabajadores”, manifestó Ramos.