Reporte ciudadano

Madre de Abril reclama a ONU no dejar crímenes en impunidad

Una de las madres de los jóvenes asesinados pidió a embajadores de la ONU apoyo para que se aplique justicia en Nicaragua

Josefa Meza, madre de Jonathan Morazán, uno de los jovenes asesinados por la dictadura de Daniel Ortega durante las protestas,  pidió apoyo a la comunidad internacional para que el asesinato de su hijo como el de los otros 327 manifestantes muertos no quede en la impunidad.

Meza dirigió un discurso, desde Ginebra, a los embajadores de Naciones Unidas para denunciar que su hijo, un estudiante universitario, fue asesinado “por fuerzas paraestatales manejadas por el Gobierno de Nicaragua” mientras participaba en la masiva protesta convocada el 30 de mayo de 2018.

“Desde entonces formo parte de la Asociación Madres de Abril, una organización de más de cien madres y familiares que luchamos por la verdad y la justicia para nuestros hijos y familiares”, recalcó.

Además, denunció que de los 328 casos de asesinatos, “ninguna investigación judicial ha sido iniciada”.

Rechazan amnistía

Meza relató en su discurso que el régimen de Ortega instauró la denominada Comisión de la Verdad, “que como víctimas rechazamos por el carácter partidario y parcial de los funcionarios que la conforman”.

Josefa Meza, junto a seis expresos políticos, se reunió con la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet en Suiza. Foto cortesía

“Las investigaciones que hasta ahora han presentado no demuestran con veracidad la crueldad con que asesinaron a nuestros hijos y familiares. Usaron grupos paraestatales, armas de alto calibre, francotiradores. Los cuerpos de nuestros familiares tenían señas de torturas brutales y hubo complicidad del sistema de salud y medicina legal”, denunció.

También explicó que en junio de este año “de manera unilateral” el régimen orteguista implementó una Ley de Amnistía “que está diseñada para dejar en impunidad a quienes asesinaron a nuestros hijos”.

“Como Asociación de víctimas interpusimos un recurso contra esta ley porque rechazamos cualquier intención de amnistía, nuestra lucha es por la verdad , la justicia, reparación y no repetición”, remarcó.

Por eso urgió el apoyo de la comunidad internacional “para que los asesinatos de nuestros hijos y las graves violaciones de derechos humanos que vivimos en Nicaragua no queden en la impunidad”.

Más en Reporte ciudadano

Send this to a friend