Nación

Madres de presos políticos inician nueva huelga de hambre en Catedral de Managua

La Policía mantiene bloqueado el acceso a la catedral ante el inicio de una segunda huelga de hambre iniciada por familiares de encarcelados

Un grupo de familiares de presos políticos se declaró este 18 de noviembre en la Catedral de Managua en huelga de hambre en solidaridad con el padre Edwin Román y  con nueve madres de reos de conciencia que se mantienen en una protesta similar y se encuentran cercados por la Policía orteguista en la Iglesia San Miguel de Masaya, sin agua, sin comida, sin medicina y sin luz.

El anuncio de la nueva huelga de hambre lo hizo el doctor José Luis Borge, de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN), quien acompañó al grupo de siete madres que se declaró en huelga no solo en solidaridad por las madres cercadas por la dictadura en Masaya, sino para exigir la liberación de todos los presos políticos.

Las madres son acompañadas de varios familiares que también se han declarado en huelga de hambre. Muchos de ellos aparecieron con el rostro cubierto por miedo a represalias de la dictadura.

Catedral cercada

La Policía acordonó todas las entradas a la Catedral de Managua y no permite el ingreso de nadie. La Catedral, donde oficia el cardenal Leopoldo Brenes, está cercada como está cercada la Iglesia San Miguel en Masaya, desde el jueves pasado.

huelga de hambre Catedral
Desde que se conoció la instalación de una segunda huelga de hambre, ahora en la Catedral de Managua, la Policía mantiene bloqueado el acceso al templo. Foto cortesía de María Lilly Delgado

“Esta es una medida extrema de protesta porque se pone en riesgo la vida”, dijo el doctor Borge, al anunciar que la UMN, les dará asistencia a las madres en huelga.

“Ellas lo que exigen es la liberación de todos los presos políticos, incluyendo a los jóvenes que fueron acusados esta mañana”, dijo Borgen, médico que se ha dedicado a darle asistencia gratis a los heridos desde la rebelión de abril de 2018.

Turbas los atacan

Las madres en huelga de hambre fueron atacadas por simpatizantes del FSLN a quienes la Policía sí les permitió el ingreso. “Nos agarraron a pedradas y se fueron luego de decirnos improperios”, dijo Borge a Confidencial.

Borge dijo que la Iglesia los ha acuerpado y les ha dado protección. Entre las madres en huelga de hambre, se encuentra la de María Ruiz, la joven estudiante de la UNAN y sobreviviente del ataque a la Divina Misericordia, que organizaba piquetes en la Catedral y que fue acusada por el gobierno de delitos comunes.

María Ruiz Briceño, la última rea política

El doctor Borge dijo que él se quedará con las madres en Catedral para darles asistencia y acompañamiento. El galeno fue víctima de asedio durante todo el fin semana. Frente a su casa la Policía de la dictadura estuvo amenazándolo.

Más en Nación

Send this to a friend