Nación

Fiscal Ana Julia Guido rechaza reunirse con las madres de los jóvenes, víctimas mortales de la matanza de Ortega

Madres exigen que asesinato de sus hijos no queden en la impunidad

Los familiares de Orlando Pérez y Franco Valdivia, abatidos el 20 de abril en Estelí, afirman que no confían en investigación de la Fiscalía



Los familiares de Orlando Pérez y Franco Valdivia, los jóvenes abatidos la noche del 20 de abril en la ciudad de Estelí, denunciaron que la Policía Nacional está tipificando sus crímenes como “homicidios” y no como “asesinatos”.

Las madres de ambos, Socorro Corrales y Francisca Machado, llegaron la mañana de este martes a la sede central de la Fiscalía General de la República para “informar de esta anormalidad en la investigación”. Esperaban que la fiscal Ana Julia Guido las recibiera, pero no sucedió.

“Cuando los cuerpos de los muchachos fueron exhumados, ella nos prometió en Medicina Legal que la buscáramos cuando necesitáramos comunicarles algo. Ella se nos puso a disposición”, dijo Corrales, profesora de primaria de un colegios público en Estelí. Sin embargo, la funcionaria no estuvo disponible.

A las madres las acompañaron las hermanas de las víctimas, Aracely Pérez y Francis Valdivia. “La policía está haciendo una calificación provisional del delito como homicidio, y en este caso es un asesinato tanto de mi hermano Franco como de Orlando”, dijo Valdivia, abogada de profesión.

La razón de Valdivia por la que los crímenes de los joven debe ser tipificada como asesinato, es que “hubo alevosía y ensañamiento. Mi hermano no tenía nada en sus manos al momento que lo mataron. Fue un blanco. Lo asesinaron de un disparo en la cabeza y a Orlando de un disparo en el pecho. Existe suficiente evidencia de cómo los asesinaron”, dijo la hermana de Franco.

El Código Penal establece que para el delito de homicidio la pena oscila entre los 6 y 14 años. Mientras que el asesinato entre 15 y 30 años.

“No les están dando información necesaria a los familiares y eso genera un clima de impunidad. El tipo de calificación de delito debe ser correcta para el acceso a la justicia”, aseguró Salvador Marenco, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Los familiares también demandaron a la fiscalía que gire oficios para ordenar a la Policía Nacional que revele los nombres de los oficiales que estaban asignados al perímetro del parque central de Estelí la noche del 20 de abril, donde fueron asesinados los dos universitarios.

Orlando y Franco cayeron en frente de la alcaldía de Estelí, cerca de los baños públicos del parque. Según los testigos, “los disparos” salieron del edificio municipal. Tanto los amigos de los jóvenes como los familiares, sostienen que en la alcaldía “habían francotiradores”.

“Queremos saber quiénes brigadas especiales, Dantos o como se llamen. Porque la policía no funciona sino existe un trabajo logístico de previo. Ellos están organizados y saben quiénes estaban en el perímetro de la alcaldía”, demandó la abogada Valdivia.

Asimismo, demandaron a la Fiscalía que la alcaldía revele los nombres de los funcionarios que estaban dentro y fuera del edificio esa noche, y quiénes estaban armados para esclarecer los crímenes. Los familiares pidieron además otro oficio para pedir a los negocios circundantes al parque central de la ciudad norteña los videos de las cámaras de seguridad.

“Si la Fiscalía tiene negativa en solicitar esa información, eso nos deja claro que no quiere apoyar. Que no quiere esclarecer totalmente los crímenes. Esa información es fundamental. No pueden decir que no saben quiénes estaban en la alcaldía. Ni la policía puede decir que no sabían. Ellos saben muy bien los nombres”, afirmó Valdivia.

Autopsia pendiente

Los resultados de la autopsia tardía, que ordenó el Ministerio Público más de diez días después de los crímenes, todavía no han sido entregados a los familiares. Aunque todavía están dentro del plazo legal de procesamiento.

Sin embargo, los familiares desde ya demandaron una copia de los resultados. La condición para aceptar la exhumación de los universitarios fue que un médico forense de confianza de los familiares estuviera en el proceso de autopsia.

“Los resultados preliminares que manejamos es que quien le dispara a mi hermano estaba en una posición privilegiada. Se pudo encontrar en lo alto. La trayectoria de la bala es de izquierda hacia derecha, ingresando por el ojo izquierda y queda alojada en la parte derecha”, detalló Valdivia. “En la alcaldía de Estelí hay unas gradas y una terraza. En los videos se ven que los disparos salen de la alcaldía de Estelí”, agregó.

La profesora Socorro Corrales vio con desanimo el hecho de que la fiscal Ana Julia Guido no los haya recibido. “Pensamos que era una persona seria”, lamentó.

El asesor legal del Cenidh insistió que deben castigarse todos los actores materiales e intelectuales de todos los crímenes sucedidos durante la protesta nacional. Según el organismo de derechos humanos, la suma confirmada de muertos llega a 46.

“Las familiares no solo tienen derecho a la reparación integral si no a conocer la verdad, y eso no se va a lograr con una Comisión de la Verdad de la Asamblea Nacional que es sumamente criticada, sino con loa judicialización de estos asesinatos”, afirmó Marenco.