Nación

Se venció el tiempo para llevar a juicio o soltar al líder anticanal

Medardo Mairena cumplió 48 horas capturado ilegalmente

Medardo Mairena

Gobierno no permite a CIDH y ONU entrar a juzgados. Abogados presentarán recurso exigiendo la inmediata liberación del dirigente campesino



Medardo Mairena, coordinador del Consejo Nacional en Defensa de Nuestra Tierra, Lago y Soberanía, capturado el viernes pasado mientras intentaba abordar un avión hacia Estados Unidos, no fue presentado este domingo ante la autoridad judicial, a pesar que se suponía que hoy se haría la audiencia preliminar para cumplir con los tiempos que manda la Ley.

“Él ya tiene más de 48 horas de estar detenido sin que se le presente ante un juez, lo que vulnera sus derechos”, dijo Marcos Carmona, director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), adelantando que los abogados preparaban un recurso para presentarlo ante los tribunales.

Fue un largo día de espera para los compañeros de Mairena en la lucha contra el canal, así como para sus abogados, y los representantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que trataron de entrar al Complejo Judicial en Managua, sin lograrlo.

Dentro del Complejo, sus defensores esperaron por horas el momento de verlo para asesorarlo legalmente, y sus familiares para tratar de consolarlo, pero fue imposible porque no lo presentaron en ninguna de las dos salas de juicio a las que estaban supuesto a llevarlo.

La diputada y abogada Adilia Salinas, que apoya al equipo jurídico que defiende al líder campesino, refirió que primero le dijeron que se había habilitado la Sala 13 para realizar la audiencia preliminar, hasta donde llegó alguien vestido como policía para cuestionar los conocimientos de los abogados defensores, y poner en duda su estrategia legal.

Después de un rato, les dijeron que Mairena sería llevado a la Sala 9, por lo que abogados, familiares y periodistas se trasladaron hasta ese lugar, donde les negaron la entrada, hasta que finalmente se permitió que ingresara Julio Montenegro, abogado a cargo de la defensa del líder campesino.

Todos esperaron durante muchas horas que se realizara la audiencia, pero al final de la tarde renunciaron a su intento, al comprobar que Mairena no sería llevado al lugar, que estaba lleno de policías.

Para Azahálea Solís, colega del reo dentro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Mairena está preso “por defender los derechos del campesinado nicaragüense, por defender la soberanía de Nicaragua, por defender a todos los nicaragüenses frente a la oprobiosa concesión canalera que se le otorgó a un extranjero en el 2013”.

Como tal, Mairena “es un defensor de derechos humanos, y lo menos que tiene que hacer el Gobierno, es ponerlo en libertad el día de hoy domingo, luego de 48 horas de tenerlo preso ilegal e injustamente”.

Solís asegura que ni ella ni el resto de colegas de Mairena saben con certeza “cuáles son los cargos que se le imputan. No tenemos más detalles que lo que salió en el comunicado de la Policía Nacional, y lo que dijo el canciller Moncada en el Consejo Permanente de la OEA, pero sabemos que esto es un atropello que responde a un deseo de venganza en contra de la lucha del campesinado de Nicaragua”, aseguró.