Emergencia Coronavirus

Médico de Chinandega ante covid-19: “Nos tiran como carne de cañón”

"Es la peor pesadilla tratar de combatir la pandemia en estas condiciones tan difíciles, en las que la vida humana no vale nada por salvar al partido"

En el Hospital España, de Chinandega, foco de contagio de covid-19 en Nicaragua, los médicos afirman que se sienten en la “indefensión”. Un médico dio su testimonio a CONFIDENCIAL sobre cómo se enfrentan al coronavirus en este centro hospitalario y detalla: “Seguimos por nuestro amor, por nuestra vocación de servicio y amor a los pacientes y eso nos mantiene en la lucha”.

El médico con varios años de experiencia sostiene que ante situación de covid-19 en su ciudad siente “un sentimiento de impotencia, de frustración, de querer poner todas tus fuerzas, toda tu experiencia, todos tus conocimientos por mejorar la situación del hospital y atender a tus pacientes a como se debe, para poder salvarles y evitar contagiarte, pero (hay) una barrera impenetrable”.

Esta “barrera”, según el doctor, es la “actitud” de las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) de “ir en contra de toda base científica que explicaba lo que estaba por venir y de cómo se podía evitar tantos contagios y muertes”.

Este Hospital España se ha convertido en un foco de la covid-19 en Chinandega, con casi 30 miembros del personal de salud contagiado. Entre ellos hay cirujanos, ginecólogos, laboratoristas, anestesiólogos, enfermeras, médicos internos y generales, ortopedistas, paramédicos y camilleros, e incluso el director y suddirector del hospital, el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos y la persona a cargo del área de Enfermería.

En un reciente reporte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 registró 1594 casos sospechosos y unas 308 muertes relacionadas con el nuevo coronavirus. Managua, con 789 casos sospechosos, es el departamento con mayor incidencia de esa enfermedad, seguido de Masaya (194); Chinandega (119); Matagalpa (111); Granada (57); Estelí (40) y León (38), según el informe.

“Quieren que sigamos trabajando en su mundo paralelo en el que todo está normal. Es la peor pesadilla para cualquiera, tratar de combatir la pandemia bajo estas condiciones tan difíciles, en las que la vida humana no vale nada con tal de ocultar y salvar las ‘caballadas’ del partido”, lamentó el médico.

temperatura covid-19
Una enfermera con tapabocas y protector toma la temperatura. La pandemia de covid-19 sigue extendiéndose. // Foto: EFE

En Masaya: “No podemos más”

“Massiel”, doctora en el hospital Dr. Humberto Alvarado, de Masaya, lamentó el contagio de colegas y la indefensión de ellos ante la pandemia, lo que le genera dudas de continuar o salirse del sistema de salud público.

“Tenemos a varios compañeros con familiares enfermos, o ellos mismos. Estamos mal, estamos muy mal. ¿Qué vamos hacer?, No podemos más. O es la salud de nosotros y de nuestra familia, o la del resto. No podemos”, se quejó la médica.

Este hospital en Masaya ha designado una ‘área covid’ con al menos 40 camas, las cuales están copadas, según una fuente médica de la ciudad. Además, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tienen ocho camas destinadas a los pacientes con esta enfermedad, las cuales también están “ocupadas”.

Elogios oficiales, sin medidas

El mandatario Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, han enaltecido y resaltado en sus intervenciones públicas que los miembros del personal de salud libran una batalla contra la pandemia. Sin embargo, su Gobierno ha hecho poco o nada por prepararlos o protegerlos contra la covid-19; prueba de ello, es el centenar de médicos, enfermeras, auxiliares, camilleros y trabajadores de la limpieza contagiados con el nuevo coronavirus.

En su último discurso a la nación, este 18 de mayo, Ortega destacó que “al frente de esta batalla (pandemia), ese ejército de médicos y enfermeras, de trabajadores de la salud, que todos los días… están atendiendo pacientes”.

En términos similares se ha referido la primera dama: “Celebramos con admiración y respeto la heroica labor de nuestras enfermeras y enfermeros, que en la primera línea de batalla combatimos con esperanza y fe en Dios, para alcanzar más triunfos de las familias, y del pueblo nicaragüense, en estos tiempos de defensa de la vida, la salud y la fuerza”. Las palabras de Murillo fueron en ocasión del Día Internacional de las enfermeras, el pasado 12 de mayo.

Los discursos oficialistas contrastan con la realidad del personal de salud, como el caso del doctor Manuel (nombre ficticio para preservar su intimidad y seguridad), que trabaja en el hospital España, de Chinandega. “Estamos expuestos ante la indolencia, ante la falta de previsión a la que nos expusieron (las autoridades del hospital), y siguen haciéndolo al no tomar medidas (de seguridad). A los pocos que quedamos, en lugar de protegernos, nos tiran cual carne de cañón al matadero”, dijo.

Exigen protección de personal

La Asociación Médica Nicaragüense (AMN), en el país existe más de un centenar de personal de salud contagiado con la covid-19. Esa cantidad incluye a personas ya recuperadas y los que todavía padecen la enfermedad.

Ante esta situación, más de 700 médicos nicaragüenses firmaron un pronunciamiento en el que exigen al Gobierno, “la entrega de equipos de protección personal a los profesionales sanitarios que están en la primera línea de atención”.

El documento destaca que “urge proteger la vida del personal en riesgo”. Este es el segundo pronunciamiento que médicos independientes firman y publican para demandar acciones al régimen orteguista.

El contagio del personal de salud “ha mermado la capacidad de atención a la población y conducido al agotamiento temprano de dichos recursos. Muchos trabajadores se han visto forzados a abandonar su noble labor por falta de condiciones apropiadas y para no continuar exponiéndose a la infección por el virus”, según el pronunciamiento.

La declaración denunció además que “algunos médicos firmantes del pronunciamiento anterior han recibido amenazas indirectas de despido en algunas instituciones públicas y por medio de redes sociales”, por lo que demandaron “el cese de la persecución y acoso a los profesionales de la salud y ratificamos nuestro compromiso de acompañar y brindar nuestro mejor esfuerzo para preservar la salud del pueblo nicaragüense”.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend