Emergencia Coronavirus

Siete médicos despedidos interponen “demanda de reintegro” en Juzgado Laboral

Los trabajadores de la Salud fueron asediados por oficiales de la Policía del régimen Ortega-Murillo, cuando llegaron junto a defensores de CPDH

Siete de los catorce médicos despedidos —entre el nueve y diez de junio— interpusieron formal demanda contra lo que calificaron como una medida “arbitraria e ilegal” del Ministerio de Salud (Minsa), exigiendo un “reintegro” a su ejercicio ante el Juzgado Laboral de Nejapa, en Managua.

El abogado Eugenio Membreño, experto en derecho laboral de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), acompañó a los siete médicos y les asesoró a llevar la demanda de forma individual.

Los especialistas que demandan formalmente su reintegro son: María Nela Escoto, del Hospital Antonio Lenin Fonseca; Ignacio Molina Cervantes y Martha Yadira Bendaña Morales, del Hospital Manolo Morales; Leonor Eugenia Morin Muñoz, Fernando Antonio Rojas Ulloa, Linda María Vargas Rodrígez y Nubia Fedelina Olivares Muñoz.

Marcos Carmona, director ejecutivo de la CPDH, desde las afueras de lo que queda del antiguo Complejo Judicial de Nejapa, explicó que en la demanda de cada médico se incluye una serie de violaciones de a los derechos laborales cometiendos contra los trabajadores de la Salud desde cada hospital público.

Mientras los miembros de la CPDH daban declaraciones a los medios de comunicación independientes y esperaban que los siete médicos se congregaran en las afueras del Complejo en Nejapa -para ingresar junto con Membreño- varios oficiales antidisturbios de la Policía del régimen Ortega-Murillo se formaron en los alrededores y tomaron fotografías de los médicos, defensores de derechos humanos y periodistas.

Despido ilegal

Los especialistas que se presentaron a demandar su reintegro recalcaron —antes de ingresar al Complejo— que sus despidos fueron “sin justificación alguna”.

El doctor Fernando Ulloa, anestesiólogo despedido del Hospital Bertha Calderón, reiteró que su expulsión ocurrió “sin ningún motivo, ninguna circunstancia, ninguna falta leve, grave o moderada… Fue un despido ilegal”.

Además, denunció que dentro de los hospitales no se agotaron las instancias correspondientes a los Convenios Colectivos, tal es como: llamados de atención, comisiones bipartitas o tripartitas.

El abogado de los médicos despedidos indicó —una vez interpuesta la demanda de reintegro— que los escritos fueron dirigidos contra el Estado de Nicaragua por haber despedido a los médicos de forma “arbitraria e ilegal”.

Siete médicos interponen individualmente su demanda de reintegro. Foto: Cortesía.

“El despido de los médicos violenta los derechos laborales consignados en la Constitución Política de Nicaragua, violenta la Ley de Carrera Sanitaria, la Ley de Carrera Administrativa, violenta los Convenios Colectivos y el principio de no discriminación, de modo que es un despido arbitrario y lo que los médicos están haciendo es ejercer su derecho de demandar su reintegro en las mismas condiciones que estaban hasta antes del despido”, afirmó.

A su vez, explicó que la demanda de integro laboral en Managua fue de siete de los ocho que representa, pues el caso de doctor Silvio René Guevaras fue interpuesto el pasado viernes, 26 de junio, ante el Juzgado Laboral de Granada.

Agregó que los médicos despedidos tienen en común haber firmado un pronunciamiento donde se demanda que el gremio  reciba equipos de protección y otros por apoyar a lo interno a repartir  mascarillas, guantes, trajes o protectores faciales, donados de forma independiente, a sus compañeros trabajadores de la salud.

El pasado diez de junio, en un reporte de CONFIDENCIAL, el médico Ignacio Molina —uno de los demandantes— señaló que la encargada del área de Recursos Humanos del Hospital Manolo Morales, de Managua, admitió que ella tampoco “entendía por qué”, pero le dijo que seguía “una orden de arriba”.

Además, en su carta de despido, tampoco le detallan la causa de su salida, tras trece años de servicio como oncólogo de este centro hospitalario, donde hubo otros tres médicos despedidos el nueve de junio.

El despido de la doctora Martha Bendaña, una de las primeras despedidas del Manolo Morales, también fue justificado por una supuesta “orden de arriba”, por lo que la internista sostiene que su despido fue injustificado, ya que ni en la carta de despido se le detalla ningún argumento.

Los despidos “por orden de arriba” ocurren en Nicaragua mientras la pandemia avanza rápidamente. Los datos del Ministerio de Salud refieren que hay un total de 2170 contagios y 74 muertes. Mientras tanto, el Observatorio Ciudadano de COVID-19 advierte de un acumulado de 6775 personas  sospechosas de contagio por covid-19 y 1878 fallecimientos por dicha enfermedad.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend