Política

Coordinador nacional de la Coalición opositora ambiguo sobre su futuro político

Montealegre en “tregua” política

"MaI haría considerarme indispensable (...), siendo que la renovación es la forma insustituible de conservar la vitalidad", afirma dirigente liberal



Eduardo Montealegre Rivas, excandidato presidencial y coordinador nacional de la opositora Coalición Nacional por la Democracia, reaccionó la tarde de este viernes a los rumores sobre su supuesto retiro de la vida política nacional, a través de una publicación en su pagina de Facebook.

“Los eventos recientes nos deben llevar a la reflexión, a revisar el camino recorrido y visualizar que será del futuro, priorizando, como siempre lo he hecho, a la familia, a la Patria y otros aspectos de índole personal como mi salud”, afirmó el dirigente liberal a quien a principios de junio un fallo judicial le arrebató la representación legal del Partido Liberal Independiente (PLI), y a finales de julio fue destituido como diputado de la Asamblea Nacional, junto con otros 15 diputados propietarios y 12 suplentes.

Montealegre no es claro sobre sí se retirara o no de la vida política, pero habla de no ser “indispensable” y de una insustituible “renovación”. Según fuentes ligadas a su movimiento político, lo claro es que el dirigente se encuentra en una “tregua”, también motivado por asuntos personales.

Sin declaraciones ni entrevistas

En su comunicación, Montealegre agrega que “por otro lado, mal haría en hacer caso omiso de las recomendaciones de mis abogados, quienes me han dicho que en vista de lo ocurrido en las últimas semanas no debo dar declaraciones ni entrevistas. Y los más importante, mal haría considerarme indispensable y retardar el proceso normal de la vida, siendo que la renovación es la forma insustituible de conservar la vitalidad”.

El movimiento político de Montealegre y sus aliados en la Coalición opositora fueron excluidos del proceso electoral a menos de cinco meses del día de la votación y menos de 72 horas después de que el grupo eligiera a su fórmula presidencial integrada por Luis Callejas y Violeta Granera.

Sin embargo, esta no es la primera vez que los Poderes del Estado, controlados por el comandante Daniel Ortega, intentan excluir del espacio político al movimiento de Montealegre. En febrero del 2008, una resolución del Consejo Supremo Electoral (CSE) le arrebató la representación legal de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), bajo la cual compitió como candidato presidencial en 2006 y se ubicó como segunda fuerza política.

Ese año, Montealegre competiría bajo esa misma casilla por la Alcaldía de Managua. A menos de nueve meses de los comicios, el dirigente optó por aceptar la oferta de alianza electoral del expresidente Arnoldo Alemán, caudillo del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que a finales de los noventa pactó con Ortega. Sin embargo, Montealegre perdió la elección en un proceso repleto de irregularidades, que según observadores nacionales favoreció de forma fraudulenta al Frente Sandinista en unos 40 de los 153 municipios del país, incluyendo la capital.

En mayo de este año, además, el hermano del líder opositor, Álvaro Montealegre Rivas, fue condenado a 22 años de cárcel por los delitos de estafa agravada, ofrecimiento fraudulento de efectos de crédito, y crimen organizado, en un proceso que la defensa considera que fue dirigido, porque no se escucharon los argumentos de Montealegre y otros acusados.

Fuera del país por los próximos diez días

Montealegre detalló que está fuera del país y espera regresar a Nicaragua en diez días. “Esta mañana viajé a los Estados Unidos para apoyar la mudanza de mi hijo en su universidad”, precisó.

“Mis intenciones y deseos desde que llegué a Nicaragua en 1991 como empresario de la banca, o cuando acepté servir al país desde el Ministerio de la Presidencia, como Canciller de la República o Ministro de Hacienda o cuando acepté el reto de servir a todos los nicaragüenses sin excepción, presentándome como candidato a la Presidencia de la República en el 2006 y a la Alcaldía de Managua en el 2008, o cuando traté genuinamente de unificar a todos los liberales, siempre lo hice con el mismo objetivo: contribuir para que los nicaragüenses alcanzaran un mejor nivel de vida y que la democracia se afianzara en nuestra querida Nicaragua”, agregó Montealegre.

El dirigente afirmó que “esos objetivos y espíritu de lucha no han cambiado”, todo “a pesar de las dificultades y obstáculos que se han presentado en el camino ya sean políticas, legales o de salud”.

Montealegre concluyó su comunicación indicando que sus palabras fueron inspirada en un poema del Héroe Nacional y Mártir de las Libertades Públicas, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, que dice: “Si en la lid el destino te derriba, si todo en tu camino es cuesta arriba, si tu sonrisa es ansia insatisfecha, si hay faena excesiva y vil cosecha, si a tu caudal se contraponen diques, date una tregua ¡Pero no claudiques!”.