Nación

Hermana gemela nació en el hospital de Jinotepe

Nace tercera niña en tranque de Jinotepe

La bebé es la segunda que nace en este tranque en Jinotepe. | Cortesía

Karen Isabela Vega dio a luz a una de sus gemelas en el tranque del Colegio San José, de Jinotepe. Es la tercera bebé que nace en el lugar



En el puesto médico ubicado en el tranque del Colegio San José, este miércoles nació una niña. La tercera que en menos de un mes nace en ese lugar. Poco antes de las ocho de la mañana Karen Isabel Vega, de 24 años y embarazada de gemelas, llegó al improvisado puesto médico donde ya han nacido otros dos bebés.
La joven embarazada parió en el lugar a la primera de las niñas, pero ante el alto riesgo del parto, los médicos decidieron trasladarla al Hospital Regional Santiago de Jinotepe para que diera a luz a la otra bebé.

El tranque se ubica a doce cuadras del centro hospitalario por lo que debieron correr para trasladarla. Vega y sus dos hijas están fuera de peligro. La joven originaria de San Marcos dijo estar feliz y agradecida con los jóvenes que la apoyaron.

La segunda bebé en un par de días

Recién este miércoles, Ana Julia Osorio Padilla dio a luz en el mismo lugar a la segunda bebé.

De Nandasmo hacia Jinotepe, Osorio Padilla salió por la mañana con dolores de parto. Estaba previsto que pariera el viernes, pero los dolores “se me adelantaron”, cuenta la joven de 24 años. Aunque su municipio pertenece Masaya, por los tranques y los ataques que se viven este martes en esa ciudad, decidieron mandarla a Carazo. A eso de las once y cincuenta de la mañana de este martes dio a luz a una niña.

Por la mañana, al sentir los primeros dolores la joven llamó a un taxi que tenía contratado para el viernes y junto a su hermana partieron rumbo a Jinotepe. “Pero cuando ibamos en camino, no supe ni cuántos tranques pasamos, los dolores se fueron haciendo más y más intensos”, cuenta. Por eso decidió aceptar que los jóvenes autoconvocados la llevaran al puesto médico del tranque ubicado en el Colegio San José, donde el pasado 14 de junio nació otra bebé. 

Osorio Padilla dice que el dolor ya era insoportable y confió en que estaría en buenas manos porque había leído del nacimiento de la otra niña en el mismo lugar. “Nunca pensé que yo sería la próxima y que mi niña también nacería aquí, pero ya Dios sabe lo que tiene preparado para uno”, asegura.

El taxi logró llegar hasta el Benemérito Cuerpo de Bomberos, donde la atendieron, pero de inmediato la trasladaron al puesto médico. “Recibí un trato muy amable y todos esos jóvenes me ayudaron, por lo que estoy muy agradecida”, dijo la joven que tiene un niño de seis años.

No sabe todavía el nombre

La joven originaria de Nandasmo dice que el parto fue muy rápido. “Parece que tenía prisa por nacer”, contó entre risas. Relató que el médico que la atendió era muy joven, pero se sintió igual de segura que en su primer parto.

Confiesa que llevaba días pensando el nombre de su hija, pero no se decidía. “Podría ser Libertad”, confiesa.

La bebé pesó seis libras y fue trasladada después del parto, junto a su madre, al Hospital Regional Santiago de Jinotepe. Asegura que está ansiosa por llegar a su casa y cuando crezca espera contarle la historia de cómo nació.