Nación

Reforma tributaria: duro golpe al bolsillo de los ciudadanos

“No vamos a ajustar ni para el arroz y los frijoles” afirman en mercados

“Los trabajos están escasos y las cosas más caras. No vamos a ajustar”, dice Carmenza Tercero, consumidora en un mercado de la capital



El aumento en los precios de productos esenciales de la canasta básica como el arroz ha provocado inconformidad entre distribuidores y consumidores del país. CONFIDENCIAL realizó un sondeo en los mercados de Managua y la mayoría de ciudadanos coincidieron en que el incremento de impuestos ordenados por la dictadura Ortega Murillo, no es factible en medio de una economía en decadencia, con trabajos que ofrecen bajos salarios y frente a la ola de desempleo.

César Eduardo, encargado de “Abarrotes Guadamuz”, explicó que los consumidores han reaccionado con mucha sorpresa y frustración al conocer los nuevos precios de productos como el jabón, que pasó de tener un precio de 220 a 260 córdobas la caja. Algunos se marchan comprando poco y otros simplemente resoplan y dan media vuelta sin llevarse producto alguno. Cotizar de puesto en puesto se ha convertido en la nueva forma de “ahorro” de los compradores.

Aura Margarita Valle, cuya familia está integrada por cinco personas, confió a este medio de comunicación que a raíz del incremento en los precios de los productos, ha tenido que limitar, por ejemplo, la cantidad de jabón para lavar ropa.

“Si antes usábamos un jabón, ahora lo vamos a partir en cuatro para no gastar mucho y ‘ahorrar’ porque la verdad es que todo está subiendo de precio y no ajustamos con el dinero”, afirmó Valle, quien explicó que ese dinero que se “economiza” lo usa para “ajustar” la compra para otros productos.

Judith Meza, también consumidora, expresó que el aumento en los impuestos, es una de las peores decisiones que ha tomado el Gobierno, pues la economía nacional y los salarios no podrán soportar el incremento en los productos de consumo básico para los nicaragüenses.

“No es correcto que aumenten los precios. Estamos mal en el país y elevando los costos lo que va a suceder es que nos vamos a ahogar. Ahora lo que tendremos que hacer es cotizar en otros lugares y encontrar el precio que más se adecúe con nuestro bolsillo. No podemos gastar el dinero como antes”, aseguró Meza.

La dictadura ordenó que se gravara un 15% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los alimentos que la ciudadanía compra en supermercados y mercados populares, tales como azúcar refinada, arroz 90 – 10 o de mayor calidad, chuleta de pescado, carne molida especial, chorizo, mortadela, filete, lomo y costilla de res, filete, lomo, chuletas, costilla y tocino de cerdo; filete de pollo, así como pechuga con alas y sin alas, y cualquier otro alimento procesado, sea enlatado, embotellado, envasado o empacado.

“Nosotros no ajustamos, no cubrimos algunas cosas. Tenemos que limitarnos con lo que ganamos. Esto no está en manos de nosotros pero si quisiéramos que disminuyeran los precios. Ahora me tendré que limitar en muchas cosas. Antes cubría con mil córdobas, ahora no. Ni modo, esta vez será comprar lo que alcance”, expresó Juan Pablo Rivera Zeledón.

De forma adicional, productos que antes no pagaban Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), pasarán a pagarlo, lo que se suma a la cascada de nuevos tributos (incluyendo el aumento de la cuota patronal del INSS), cuyo pago los empresarios deberán compensar aumentando el precio de los productos, o buscando formas de reducir costos.

Eduardo informó que después de solicitar nuevo pedido de productos, al menos en “Abarrotes Guadamuz”, el precio del paquete de cuatro de papel higiénico Nevax, que es el que más compran las personas, pasó de 70 a 90 córdobas. El litro de aceite sellado que se cotizaba en 40 córdobas actualmente está a 55. Para la próxima semana Eduardo afirmó que los proveedores le han dicho que el arroz, las galletas, el café y frijoles, tendrán otro precio.

Las variaciones en los precios

La entrada en vigencia de la reforma tributaria, publicada este viernes en La Gaceta, comenzó a tener impacto el sábado siguiente en la variación de precios de los productos de la canasta básica. Si bien algunas empresas no han aumentado los costos de los productos que ofrecen, es muy probable que cuando se abastezcan, empiecen a cambiar los números y por ende a impactar en el bolsillo de los consumidores.

CONFIDENCIAL pudo constatar en este recorrido en los distintos mercados que el el precio del arroz aumentó dos córdobas por libra. La libra de maíz, que antes se cotizaba en cinco ahora está a siete córdobas. El precio de la carne molida registró un aumento de diez córdobas, de igual manera, los cortes de carne de cerdo incrementaron su valor en cinco y diez córdobas.

Para Carmenza Tercero el aumento en los productos de la canasta básica es un duro golpe al bolsillo de los nicaragüenses y de continuar el alza será complicado “ajustar para el arroz y los frijoles”, pues los salarios no son suficientes y existe el gran riesgo del desempleo.

“Los trabajos están escasos y las cosas más caras. No vamos a ajustar. Los que están arriba son los que toman las decisiones y uno es el que paga las consecuencias después. El consumidor y el que vende son los más afectados”, indicó Tercero.

Darwin Rojas, encargado de la distribuidora Marta Ramírez, confirmó que otros productos que han subido de precio son el jabón de baño, cuya docena se cotizaba en 195 y ahora tiene un valor de 220 córdobas. Las toallas sanitarias, que tenía un valor de 185 ahora se encuentra a 220. El café Toro, que no gravaba impuesto, ahora pasó de 75 a 85 córdobas.

Para Rojas la población tiene pocas alternativas para disminuir el impacto del aumento en estos productos, pues reducir el incremento o incrementar los salarios no depende de la población, que de por sí es mal pagada y no tienen ni siquiera para comprar todos los productos de la canasta básica.

“Tenemos un incremento que golpea el bolsillo de las personas. Y con una canasta básica de 17 000 córdobas y un salario mínimo deficiente. El salario del obrero anda como en 7 000 córdobas. ¿Cómo come nuestras familias con eso? Es algo lamentable lo que está ocurriendo”, finalizó Rojas.