Política

Nueva Eurocámara, mismas sanciones

Eurodiputados

Ramón Jáuregui y Ana Gomes, críticos de la dictadura, dejan Parlamento Europeo, pero aseguran continuidad en la crítica hacia régimen



Europa amanecerá este lunes 27 de mayo con un nuevo Parlamento Europeo, en el que ya no estarán dos de las voces más críticas al régimen orteguista: los eurodiputados Ramón Jáuregui Atondo y Ana Maria Gomes, quienes aseguraron a CONFIDENCIAL, que los nuevos europarlamentarios “continuarán” por la senda trazada por la saliente Eurocámara: exigir sanciones “personalizadas” para los funcionarios de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Unos 400 millones de ciudadanos, de los 28 países de la Unión Europea (UE), eligen entre el 23 y este 26 de mayo a los 751 representantes en el Parlamento Europeo, única institución regional elegida por votación directa. Jáuregui y Gomes no buscaron la reelección y se concentraran en actividades en sus países: España y Portugal, respectivamente.

Ambos eurodiputados formaron parte de una misión del Europarlamento que visitó Nicaragua, en enero pasado, y descartó que en el país se haya intentado un “golpe de Estado”, como argumenta el régimen para justificar los más de 325 muertos, miles de heridos, centenares de desaparecidos y presos políticos, que ha dejado la represión y persecución orteguista.

 Referente de la Eurocámara

Jáuregui, que encabezó la misión, se convirtió en un referente dentro del Parlamento Europeo sobre la crisis sociopolítica nicaragüense. En entrevistas, en sus redes sociales o en el plenario de la Eurocámara, siempre tuvo una crítica para el Gobierno sandinista, al que acusó públicamente de violar los derechos humanos de los nicaragüenses, en especial de los presos políticos.

Jauregui
El europarlamentario español, Ramón Jáuregui, encabezó la misión del Parlamento Europeo que visitó Nicaragua. Foto: Carlos Herrera

El eurodiputado, miembro del Partido Socialista Español (PSOE), es un fiel creyente de una “salida negociada” entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, aunque ha mostrado su “decepción” porque el régimen insiste en incumplir las tres condiciones previas para un diálogo positivo: liberación de los presos políticos, fin de la represión —libertades públicas— y el retorno de los organismos internacionales de defensa de los derechos humanos.

Los once eurodiputados de la misión —de los que al menos cuatro no buscaron la reelección— promovieron una dura resolución contra el régimen, en la que exigieron la aprobación de castigos “específicos e individuales” contra funcionarios orteguistas que hayan violado los derechos humanos de los nicaragüenses. El documento fue aprobado, el pasado 14 de marzo, por 322 votos a favor, 25 en contra y 39 abstenciones.

Horas más tarde de la aprobación, la eurodiputada Gomes, del Partido Socialista (PS), envió una carta a la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad de la UE, Federica Mogherini —encargada de elaborar la lista de sancionables—, en la que le sugiere castigar a la pareja dictatorial y sus hijos Laureano Facundo y Rafael Antonio Ortega Murillo, así como a altos funcionarios, diputados y alcaldes sandinistas.

“Habrá continuidad”

En una reciente entrevista con CONFIDENCIAL, vía Skype, Gomes aseguró que en el nuevo Parlamento Europeo “habrá una continuidad del tema de Nicaragua”.

Ana Gomes, eurodiputada. Foto: Cortesía

“Con nuestros socios —como es el caso de Nicaragua— es normal que pongan atención en lo qué ha hecho la anterior legislatura, y que esto sea la base de su trabajo”, comentó la socialista, quien añadió que “incluso aquellos que no volveremos, trataremos de hacer que nuestros colegas sean sensibles al legado de este mandato del Parlamento Europeo”.

“Trataremos señalarles a nuestros colegas que hay todo un trabajo por detrás, que no puede ser desvalorizado”, apuntilló.

Lo último que hizo la legislatura saliente, sobre el tema de Nicaragua, fue enviarle una carta a Mogherini, en la que le solicitan iniciar el proceso de sanciones contra los orteguistas, así como activar la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación —del que Nicaragua es firmante—, por lo que el país quedaría fuera de ese pacto, firmado en 2012, y comprometería el desembolso de unos 128 millones de córdobas.

Nart se queda

Jáuregui, en un correo electrónico, señaló a CONFIDENCIAL que era muy pronto saber quiénes encabezarán el tema nicaragüense en la nueva legislatura, aunque adelantó que “pueden dar por seguro que estará” el eurodiputado Javier Nart Peñalver, del partido Ciudadanos (Cs).

¿Quién es el eurodiputado Javier Nart que luchó en Nicaragua?

Nart fue herido en Nicaragua, en junio de 1979, cuando formaba parte del Frente Sur “Benjamín Zeledón”. El eurodiputado, parte de la comitiva de once, ha criticado duramente la posición del régimen sandinista.

“Yo me jugué la vida por la libertad en Nicaragua, y de eso me siento profundamente orgulloso. Y la libertad no significa que gobierne una bandera rojinegra”, afirmó Nart, en enero pasado, en la conferencia de prensa de los eurodiputados.