Política

Está "ansioso" por iniciar sus gestiones, dijo

Nuevo embajador de Estados Unidos arriba a Nicaragua

Sullivan

El diplomático llega al país en medio de una crisis sociopolítica, tras la brutal represión oficial a las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega



El nuevo embajador de Estados Unidos para Nicaragua, Kevin Sullivan, arribó al país la tarde de este miércoles. En su breve intervención ante los medios de comunicación, dijo estar ansioso por iniciar sus gestiones.

“Un gusto de estar aquí en Nicaragua, muy ansioso de empezar mi gestión, voy a presentar credenciales esta tarde y espero poder conocer mucho de Nicaragua dentro de muy poco tiempo”, dijo Sullivan a los periodistas tras su arribo a Nicaragua.

La misma tarde, Sullivan presentó sus credenciales al Ministerio de Relaciones Exteriores. El embajador ha asegurado que espera continuar el trabajo de la Misión de los Estados Unidos en el país para promover la democracia, la prosperidad y la seguridad en Nicaragua. Además, reafirmó el compromiso de trabajar por la restauración de las instituciones democráticas, los derechos humanos y el Estado de derecho, así como en la preparación ante desastres naturales.

El embajador Kevin Sullivan al presentar sus credenciales al canciller Denis Moncada. Cortesía | Confidencial

El diplomático llega al país en momentos en que la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) responsabilizan al Gobierno por las muertes de al menos 325 muertos, más de 400 presos políticos, ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias e ilegales, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Este martes, la embajada estadounidense en Managua divulgó un vídeo de presentación del nuevo embajador ante los nicaragüenses, en el que habló de democracia y derechos humanos, mientras el país centroamericano vive su peor crisis sociopolítica en décadas. Sullivan también se mostró de acuerdo con la realización de “elecciones anticipadas, justas y con observación internacional”, como una fórmula para que Nicaragua supere la crisis por la vía pacífica.

Sullivan sustituye a la embajadora Laura Dogu, quien se despidió de Nicaragua, emplazando al gremio empresarial a sustituir el modelo de ejercicio del poder controlado entre las élites y el caudillo, por un sistema democrático en el que “el poder y las oportunidades deben compartirse con todos”.

Además, Dogu recordó que antes del 18 de abril, los empresarios abogaban por “sacrificar” algunos derechos fundamentales porque “Nicaragua no estaba en guerra, ni sufría violencia”. Al mismo tiempo, les advirtió que el modelo de las élites y el caudillo debe terminar, “eso puede sonar aterrador para algunos de ustedes, pero será la clave para construir un futuro sostenible para el país”, comentó la ahora exembajadora.

El embajador Sullivan ejercía hasta su nombramiento como Representante Permanente Adjunto de la Misión de Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos en Washington, D.C. Anteriormente, fungió como Ministro Consejero en la Embajada de los Estados Unidos en Lilongwe, Malawi.

A lo largo de su carrera en el Servicio Exterior, Sullivan sirvió en seis Misiones de los Estados Unidos en el extranjero, tanto en América Latina como en África, así como en posiciones de liderazgo de alto rango en el Departamento de Estado. Ha sido un fuerte defensor de la democracia y derechos humanos.